- 9/02/2021

Sería injusto e irreal por nuestra parte pensar que encontrar trabajo es algo que depende única y exclusivamente de nosotros como candidatos. Hay un sinfín de objetivos, prioridades y decisiones empresariales que escapan de nuestro control. Sin embargo, cuando llevamos cientos de currículums enviados y absolutamente nadie nos ha contestado (o el que lo ha hecho ha sido para descartarnos del proceso de selección es posible que nuestro currículum no esté funcionando todo lo bien que debería. Así pues, ¿cuáles son las posibles razones por las que tu currículum no funciona? Vamos a descubrirlo.

Currículum para solicitar unas prácticas profesionales

No dejas claro quién eres ni qué buscas

Pese al poco espacio disponible, tu currículum debe ser una auténtica declaración de intenciones. Asegúrate de incluir un párrafo introductorio al principio del CV -el famoso extracto del currículum- en el que te describas como profesional e indiques brevemente por qué quieres trabajar en esa empresa en concreto.

No has adaptado tu CV a la empresa

El punto anterior nos lleva irremediablemente a este: al reclutador que lea tu CV le debe quedar bien claro que tu currículum ha sido escrito por y para trabajar en su empresa. Tienes que hacerle sentir especial. ¿Cómo? Mencionando directamente a la empresa en el extracto de tu currículum e incluyendo las palabras clave utilizadas en la oferta de trabajo (nombre del puesto de trabajo, skills demandadas, puestos de trabajo anteriores que estén estricamente relacionados con el empleo que solicitas, etc.)


Sabemos que este punto puede ser un auténtico engorro para ti (sobre todo si el proceso de búsqueda de empleo ya dura unos cuantos meses y ya estás cansado/a de tantas negativas) así que selecciona las empresas que más te interesan y en las que más puedes encajar (por cumplir todos los requisitos de la oferta, por ejemplo) y personaliza tu currículum para cada una de ellas.

No te has explayado con tus últimos puestos de trabajo

Los recruiters suelen fijarse más en los últimos puestos de trabajo que has desempeñado. Por eso es tan importante que no conviertas tu CV en una enumeración interminable de puestos de trabajo. No; no es necesario que aparezcan todos tus trabajos anteriores en el CV. En su lugar céntrate en los más recientes (o en aquellos que tengan más relación con el puesto de trabajo al que aspiras) y no te limites a poner el título del puesto de trabajo que desempeñabas. Añade, además, las tareas que realizaste y los logros que conseguiste.

No has pedido feedback a un experto/a en Curriculum Vitae o a un compañero/a de sector

Aunque lo ideal sería contratar a un experto/a en desarrollo profesional que te ayude a confeccionar el currículum perfecto, ambos sabemos que no siempre es posible (especialmente cuando llevamos mucho tiempo en paro y no podemos permitirnos estos servicios). Si este es tu caso, no dudes en pedir ayuda a algún ex compañero de trabajo o compañero de sector que pueda darte su opinión sincera y constructiva sobre tu CV. A veces basta una visión/opinión externa para adquirir más perspectiva y poder abordar la reescritura de nuestro currículum de la mejor manera posible.

Tu currículum denota cierto estancamiento profesional

El problema ya no es que tu currículum presente vacíos laborales -algo normal si llevamos mucho tiempo sin trabajo- sino que tu currículum denote que no has seguido creciendo como profesional. ¿Hay vacíos laborales en tu CV porque has invertido X tiempo en levantar tu propio negocio? Aunque no hayas tenido éxito con el proyecto inclúyelo en tu currículum. ¿Que te has tirado mucho tiempo sin trabajar por causas ajenas a ti pero en su lugar has estudiado varios cursos y te has sacado varios certificados? No dudes en incluirlos. Cualquier recruiter sabrá apreciar que, aunque no hayas trabajado en X tiempo, sí te has esforzado por seguir en la rueda.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No