- 4/12/2016

¿No sabes qué aficiones escribir en tu curriculum? Aunque parezca un apartado sin demasiada importancia, lo cierto es que tus hobbies pueden demostrar pistas muy positivas a tu futuro empleador sobre tu manera de ser y de trabajar o sobre tu comportamiento. Por eso, una vez empieces a escribir el curriculum, intenta siempre incluir unas líneas en las que detalles cuáles son tus intereses y aficiones principales, aquellas que aporten información útil sobre tu capacidad para asumir las tareas del trabajo que solicitas.

Como ocurre con cualquier otro apartado de la estructura del currículum, es imprescindible que no mientas o exageres sobre tus aficiones o intereses personales, ya que los reclutadores podrían entender que eres un experto en la material y podrían preguntarte sobre ella en algún momento de la entrevista de trabajo. Asegúrate de recordar qué aficiones has escrito en el curriculum y prepara una breve explicación sobre cada una de ellas para expresarte con comodidad durante la entrevista de trabajo. Piensa también algunas razones coherentes por las que te gusta hacer esa actividad en concreto y qué te aporta tanto a nivel personal como profesional.

Aficiones en el Curriculum Vitae

De Repente || Shutterstock

8 hobbies que puedes añadir a tu curriculum

Incluir una lista de aficiones en tu currículum demostrará a tu empleador que eres una persona proactiva, con una gran variedad de intereses fuera del trabajo y con conocimientos sobre diferentes materias. No se trata de escribir lo que haces en tu tiempo libre ni de resaltar tus actividades de ocio y entretenimiento, como "salir con mis amigos", "hacer crucigramas" o "ir al cine", sino de indicar todas aquellas aficiones que te apasionen y que te aporten nuevas habilidades y conocimientos. En definitiva, hobbies que llamen la atención de tu seleccionador y que te permitan diferenciarte del resto de candidatos.

Si no sabes qué aficiones poner en tu curriculum vitae para llamar la atención de los reclutadores, no dudes en leer las sugerencias que te presentamos a continuación:

1. Leer

Si indicas en tu CV que te gusta la lectura, los encargados de la selección de personal entenderán que eres una persona tranquila, inteligente y con gran capacidad de concentración. Durante la entrevista de trabajo, es posible que te pregunten por el género literario que sueles leer e, incluso, por el escritor que más admiras. También podrían preguntarte por las horas que dedicas a leer cada día y por la cantidad de obras que lees generalmente.

¿Cómo puedes formarte en verano?

Mallmo || Shutterstock

2. Escribir

Esta es una de las aficiones que no pueden faltar en el curriculum de un periodista, un profesor o un psicólogo. Además de proyectar tu pasión por las letras, el reclutador sabrá que eres una persona competente, organizada y comprometida en el trabajo. Si te gusta escribir fuera del horario laboral, ya sea una novela o un artículo en tu blog personal, demostrarás que tienes capacidad para expresar tus ideas con claridad y que cuentas con grandes dotes para la comunicación.

3. Cocinar

Indicar en el CV que te gusta cocinar habitualmente será una buena manera de demostrar que eres detallista, paciente y creativo. Si fuera necesario, explica al reclutador qué tipo de cocina te gusta más (oriental, mediterránea, clásica, etc.) y menciona todos aquellos cursos de cocina en los que hayas participado hasta el momento.


4. Tocar un instrumento

Guitarra clásica, violín, piano... Indica algún instrumento al que le hayas dedicado como mínimo dos años de estudio. Puede resultar muy útil para postularte a un puesto de trabajo que requiera dedicación y disciplina, entre otras cualidades.

Becas para estudiar y trabajar en España

Elena Kharichkina || Shutterstock

5. La fotografía

Si estás buscando trabajo en la industria creativa, digital o de marketing, esta afición no puede faltar en tu curriculum. Este hobbie implica creatividad, paciencia, dedicación y, en algunos casos, improvisación. No vale ser un usuario activo en Instagram. Añádela únicamente si te dedicas a la fotografía profesional durante tu tiempo libre o si has realizado cursos relacionados con esta materia.

6. Practicar un deporte

La percepción del reclutador ante esta afición será diferente dependiendo de si realizas una actividad deportiva en grupo o de forma individual. Si te gusta salir a correr o asistir a clases dirigidas, demostrará que eres una persona constante, independiente y capaz de superarte a ti mismo cada día. Sin embargo, si mencionas que sueles practicar un deporte en equipo, quedarán demostrados tus dotes de liderazgo y tu capacidad para trabajar en equipo, además de ser responsable y respetuoso con las normas establecidas.

7. La pintura

Al igual que la escritura, esta afición demostrará que eres una persona paciente y con capacidad para concentrarte, principalmente.

Por qué trabajar en lo que más te gusta

g-stockstudio || Shutterstock

 

8. Bailar

Al igual que sucede con los deportes en equipo, bailar supone una actividad ideal para demostrar que eres sociable y seguro de ti mismo. También dará a entender que conoces bien la importancia del esfuerzo, la educación y la disciplina tanto dentro como fuera del trabajo.

Finalmente, te aconsejamos no incluir nunca una afiliación política o religiosa a tus aficiones, ya que se trata de datos de tu vida privada que, en ocasiones, pueden despertar rechazo y poner en juego tu candidatura. Tampoco es necesario que indiques que eres aficionado a un equipo de fútbol o que admiras a un director de cine en concreto.

Con todo, ¿ya sabes qué aficiones incluir en tu curriculum?