- 28/03/2018

Es la pregunta del millón: ¿en qué se fijarán para evaluar mi Curriculum Vitae? ¿En mi experiencia? ¿En mi formación? ¿En mi grado de especialidad? ¿O incluso en mi fotografía? Conocer los aspectos que los reclutadores más tienen en cuenta a la hora de valorar a los candidatos a una oferta de trabajo es fundamental para enfocar correctamente el contenido y la estructura de tu currículum. Por eso, a continuación te contamos cuáles son los aspectos a evaluar en un Curriculum Vitae por parte de los reclutadores.

Qué valoran los reclutadores de un CV

Rawpixel.com || Shutterstock

Puntos a evaluar en un Curriculum Vitae

Seguramente, lo primero en lo que se fijarán los responsables de contratación de cualquier empresa, incluso de manera inconsciente, es en el formato y aspecto del currículum que están leyendo. Esto es, valorarán su atractivo, su extensión y también si está bien redactado (sin faltas de ortografía) y si utiliza un tono profesional y acorde al sector o al puesto de trabajo en cuestión.

El siguiente punto al que muy probablemente dirigirán su atención es la educación y formación. Aquí hablamos tanto del grado de especialización (cursos, másters, postgrado...), como del prestigio de las instituciones académicas en las que se han obtenido los diferentes títulos.

Después, y en función del perfil y la edad del reclutador, se valorará una cosa u otra. Se ha podido comprobar que, si el encargado de RRHH tiene un currículum senior y acumula muchos años de experiencia, se centrará en la experiencia del candidato. En cambio, si hablamos de un perfil junior, le otorgará mucha más importancia a las habilidades blandas y duras.

¿Tengo derecho a paro?

En un entorno digital como el de hoy, también será importante para las empresas que el candidato haya desarrollado una marca personal en el currículum, e incluso que tenga un perfil multitask, siendo capaz de adaptarse a las diferentes necesidades y actividades del negocio.


Por otra parte, y en contra de lo que se puede pensar en un principio, el idioma no será un factor determinante. La excepción será, claro está, que el puesto requiera un determinado nivel de algún idioma o algunos idiomas para poder desempeñar el trabajo adecuadamente.

Otros datos que también se suelen incluir en el currículum, como son los viajes o estancias en el extranjero, las acciones de voluntariado o los intereses personales, rara vez son importantes en la evaluación del perfil profesional. Esto no quiere decir que no puedan ser datos interesantes para determinados seleccionadores de personal.

Kzenon || Shutterstock

Formas de evaluar un Curriculum Vitae

Podemos decir que existen una serie de técnicas o procedimientos que los reclutadores siguen para evaluar cada currículum que llega a sus manos.

  • En muchos casos, si la estructura del documento les resulta confusa o desordenada, ni siquiera se molestan en seguir leyendo. Si se supera este primer paso, lo siguiente puede ser buscar una serie de palabras clave en el currículum relacionadas con las necesidades del puesto o la filosofía de la empresa. Si no se encuentran, es muy probable que el currículum sea descartado.
  • Posteriormente, el reclutador puede comenzar a buscar los posibles puntos débiles del candidato: incoherencias, errores en la cronología laboral, posibles momentos de inactividad... En este sentido, muchos suelen pararse a comprobar la cantidad de tiempo que el aspirante ha estado en cada puesto de trabajo, incluso pudiendo llegar a comprobarlo.
  • Por último, también es posible que se pregunten si el paso que estás dando ofreciéndote para ese puesto de trabajo es un paso lógico en tu carrera. Si para ti supone un retroceso, es posible que crean que no lo darás todo; y si, por el contrario, supone un salto demasiado grande hacia delante, pueden pensar que no estás suficientemente preparado. La coherencia, en cualquier caso, será la garantía del éxito.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No