- 4/11/2015

Las entrevistas de trabajo son el paso previo a encontrar un buen empleo, y para muchos, un paso muy difícil de sobrellevar, puesto que los nervios nos pueden jugar malas pasadas, y no demostrar realmente lo preparados que estamos para un trabajo determinado. La entrevista de trabajo es muy importante porque es la manera que tiene la empresa de saber si somos la persona que están buscando. Existen muchos tipos de entrevista, pero para enfrentarnos a todas ellas solo necesitamos una cosa: seguridad.

Es fácil decirlo, por supuesto, pero no tanto llevarlo a la práctica, especialmente cuando esas entrevistas duran mucho tiempo, o cuando tenemos que esperar nuestro turno junto a los otros aspirantes y empezamos a pensar que pueden ser mejores que nosotros y no tendremos ninguna posibilidad. Con un buen currículum, experiencia y una carta de presentación convincente, esos miedos deberían desaparecer, pero siempre queda algo de inquietud. Y de hecho, esta se puede mitigar o agrandar dependiendo de lo que comemos.

Información nutricional por alimento


Así es, determinados alimentos pueden hacernos estar más cómodos y seguros antes de una entrevista de trabajo, mientras que otros nos provocarán mayor inseguridad. Como siempre queremos centrarnos en lo positivo, aquí te dejamos los cuatro alimentos que deberías comer antes de una entrevista de trabajo:

  • Pescado: comer pescado, como parte de los alimentos ricos en proteínas, nos proporcionará esa fuerza que necesitamos no solo física, sino también mental, para estar ágiles y seguros en nuestras respuestas de cara a la entrevista de trabajo y afrontarla con mayor motivación. Además, algunos pescados como el salmón también nos proporcionan omega 3, muy importante para mantener la mente despierta.
  • Almendras y otros frutos secos: Sin abusar, por supuesto, pero un puñado de frutos secos nos proporcionará una buena parte de la cantidad diaria recomendada de esa grasa “buena”, la que nos aporta energía y nos hace estar preparados para todo lo que venga en el día a día.
  • Espinacas: Como representante de los vegetales verdes, sanos y equilibrados, las espinacas son uno de esos alimentos que te dan energía, pero también te aportan muchos tipos de Vitamina B, que ayuda a nuestro cerebro a centrarse y nos proporciona una mejor memoria.
  • Café: Como siempre, sin abusar del mismo, una simple taza antes de una entrevista nos hará estar despiertos y alerta, preparados para responder de forma ágil a cualquier pregunta o cuestión. Es mejor no pasarse demasiado con el café, ya que puede influir en el nerviosismo con el que nos presentemos a la entrevista.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No