- 2/10/2017

En la actualidad, con mucha frecuencia nos encontramos en las ofertas de trabajo de las empresas con un epígrafe, en el apartado de 'qué ofrecemos', referido a un Programa de Incentivos Laborales. Pero, como profesional o empleado que va a acceder a una empresa con esta característica, ¿conoces los pormenores sobre los programas de incentivos laborales de una empresa? A continuación, vamos a intentar explicártelos, para que te hagas una idea de cómo funcionan en general los incentivos laborales.

En muchas empresas, sus responsables consideran que el plan de incentivos es el eje sobre el que gira toda la política de gestión del talento humano y, de hecho, así debería ser, porque un programa de incentivos bien diseñado puede ser el motivo por el cual los buenos profesionales deseen fichar por la empresa y no quieran marcharse, reteniendo así el talento.

¿Cómo funciona un programa de incentivos laborales para empleados?

Nattakorn_Maneerat || Shutterstock

¿Qué es un plan de incentivos?

En realidad, se trata de generar estímulos en una persona para que aumente su motivación y su rendimiento, mediante una recompensa económica, simbólica o moral (reconocimiento, permisos, viajes, etc.).

Así, existen incentivos económicos o salariales que aplica la empresa al trabajador en forma de mayor salario, bonos, pagas extra o regalos de tipo material; e incentivos no monetarios que valoren los trabajadores, como por ejemplo los horarios flexibles, más vacaciones o reconocimientos en público.

Ventajas del plan de incentivos laborales

Las ventajas de implantar un programa de incentivos son muchas, pero pueden resumirse en una mayor motivación de los empleados, mejor evaluación del desempeño o rendimiento de cada uno de ellos, identificación de los más valiosos para los ascensos de categoría, mayores tácticas para retener el talento humano en la empresa y, seguramente, un mejor clima laboral.

Además, el coste de estos incentivos siempre se compensa con resultados o beneficios mayores para la empresa, ya que si no hay mayor rendimiento tampoco hay incentivos a abonar. Por esta razón, el plan de incentivos debe ser beneficioso para el trabajador y para la empresa, debe ser claro y entendible por todo el mundo y los objetivos a alcanzar para obtener la recompensa deben ser medibles fácilmente.

¿Qué es el feedback positivo?

VGstockstudio || Shutterstock

¿Cómo funciona un programa de incentivos laborales para empleados?

La dirección de la empresa establece las condiciones del plan de incentivos, fija la duración del plan y establece sus valores absolutos, relativos o por intervalos, tanto para las metas u objetivos como para las recompensas asociadas a ellas.


Después, es indispensable que se comunique a todos los empleados mediante correo electrónico o en una reunión presencial con todos los términos y condiciones claros. Ya iniciado el plan de incentivos, si el empleado cumple con las metas profesionales a corto y largo plazo, la empresa cumplirá con el incentivo acordado.

También debes tener en cuenta que los planes de incentivos para empleados pueden hacerse y ofrecerse al trabajador de forma individual o mediante planes colectivos.

¿Cómo elabora la empresa el plan de incentivos?

El primer paso antes de empezar a diseñar el plan es concretar con qué presupuesto económico (u otras variables no monetarias) cuenta la empresa para ello.

El paso siguiente consiste en elegir, entre los distintos tipos de plan de incentivos, el que más conviene a la empresa de que se trate, decidiendo cuáles serán de tipo económico y cuáles no.

Para dar forma al Plan, la dirección elabora (y aprueba) un documento específico para formalizar dicho Plan, que deberá incluir al menos los siguientes apartados:

  • Propósito y objetivos perseguidos.
  • Los empleados y/o departamentos incluidos en el Plan (a veces no son todos).
  • Las condiciones, metas u objetivos a cumplir para percibir los incentivos.
  • Descripción detallada de los incentivos a ofrecer.
  • Método para la evaluación de los empleados.
  • Resumen final.

Finalmente, es conveniente evaluar el resultado de dicho Plan, por si resultase conveniente adaptarlo o modificarlo.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No