- 27/11/2019

Son muchas las situaciones a lo largo de la vida, que pueden requerir de las personas el tomarse un tiempo de cese en el trabajo. Este tiempo puede ser por la necesidad de atender a tiempo completo a un familiar, por desempeñar un cargo sindical o político, mejorar nuestra formación o centrarnos en algún proyecto personal.

Sea cual sea el caso, es importante tener claros los conceptos de permisos y excedencias, especialmente centrándonos en los no remunerados, ya que suelen ocasionar cierta confusión y cuesta distinguirlos de la excedencia laboral.

¿Te gustaría identificar las principales diferencias entre permisos no retribuidos y excedencias? ¿Tienes dudas sobre cuál te interesa más pedir según tu situación? Todas las respuestas a continuación.

Diferencias entre permisos sin sueldo y excendencias

fizkes || Shutterstock

Diferencias entre permisos y excedencias

Existen diferentes tipos de permisos y excedencias. Por ello, en ocasiones puede ser complicado en determinadas circunstancias cuál nos puede compensar pedir. En términos generales, las diferencias entre permisos y excedencias radican en torno a cuatro factores principales:

Temporalidad

Los permisos suelen ser de más corta duración (unos 15 días o 1 mes) y las excedencias pueden ir de los 4 meses a varios años según su tipología. Además, los permisos no retribuidos solo pueden disfrutarse una vez al año, o bien fraccionarlos en períodos de 6 meses.

Reserva de puesto

Por norma general y salvo que se estipule lo contrario en lo regulado en Convenio Colectivo, las excedencias NO contemplan la reserva de puesto, aunque sí una situación preferente a la reincorporación finalizada la misma. No obstante, para el caso de la Excedencia por cuidado de hijos o familiares, el Estatuto de los Trabajadores contempla la reserva del puesto durante el primer año.

Tipos de excedencia en el trabajo

Monkey Business Images || Shutterstock

Marco Legal y Regulador

El permiso no retribuido no está regulado en el Estatuto de los Trabajadores. En cambio la excedencia sí.  Esto quiere decir, que salvo que se estipule en Convenio esta circunstancia, la empresa puede regular denegar el acceso a los permisos no retribuidos.

Cotización y relación contractual

Aunque tanto en los permisos no retribuidos como en las excedencias no se percibe ningún salario, en el caso de las cotizaciones a la Seguridad Social ocurre algo distinto:

  • Los permisos no retribuidos SÍ cotizan a la Seguridad Social, aunque lo hacen según la base mínima de la categoría profesional. Con respecto a la cotización por las contingencias de accidente de trabajo y enfermedad profesional se aplicará el tope mínimo de cotización establecido. La situación del trabajador en este caso sería de"alta sin percibo de retribución".
  • Las excedencias voluntarias NO cotizan a la Seguridad Social durante el periodo de duración. Por tanto, el trabajador/a no está en situación asimilada al alta, sino de baja. La excedencia voluntaria puede pedirse por cualquier motivo, y supone la suspensión de la relación laboral. Para acogerse a ella, el trabajador tendrá que cumplir una serie de requisitos.
  • La excedencia forzosa, tampoco cotiza, aunque lo habitual es que el trabajador esté dado de alta en la Seguridad Social y cotizando en su nuevo puesto.

Respecto a la relación contractual, es importante diferenciar las excedencias de los permisos, retribuidos o no, ya que las primeras suponen una suspensión en el contrato de trabajo; algo que no ocurre en el caso de los permisos.

Condiciones para solicitar una excedencia en el trabajo

Claves sobre permisos no retribuidos y excedencias: ¿Cuál debo pedir?

Una vez conocidas las principales diferencias entre ambos, te contamos en detalle en qué consiste cada uno de ellos para tengas más claro cuál debes pedir según tu situación concreta. Recuerda que siempre puedes contactar con el departamento de recursos humanos de tu empresa o con un representante sindical que te pueda asesorar al respecto.

Detalles sobre el permiso no remunerado

Los permisos no remunerados, a diferencia de los permisos retribuidos, no se encuentran regulados en el Estatuto de los Trabajadores, como ya hemos mencionado anteriormente. De manera que este tipo de permiso se regula libremente por Convenio Colectivo o a través de las propias empresas. La regulación del permiso no retribuido por Convenio o por la empresa debe respetar siempre lo establecido en la Ley para los permisos remunerados.

Tiempo del permiso: no superior a 15 días (o 1 mes, según lo estipulado en Convenio), disfrutados de forma continuada.

Requisitos:

  • Tener una antigüedad en la empresa de al menos un año.
  • No haber disfrutado de otro permiso sin sueldo en los 12 meses anteriores.
  • Que los días no concurran con los periodos de embargo asignados por la empresa a la oficina, área o departamento de la persona solicitante.
  • Plazo solicitud: se debe preavisar a la empresa, al menos, 15 días antes de la fecha de inicio del permiso.


  • Reserva del puesto: sí, se garantiza el mismo puesto de trabajo a la vuelta del permiso.
  • Niveles profesionales: apto a todos los niveles profesionales
  • Otras cosas que debes saber: en el caso de coincidir con las vacaciones reglamentarias de trabajadoras y trabajadores de la misma oficina, área o departamento del/la solicitante, éstas prevalecerán sobre el permiso sin sueldo.

Monkey Business Images || Shutterstock

¿En qué situaciones puedo solicitar un permiso sin sueldo?

Si debes ausentarte de tu puesto de trabajo unos cuantos días por situaciones que no recojan otro tipo de permisos, esta sería la modalidad más adecuada para tí. Un caso típico puede ser el estar cursando estudios reglados que lleven a la consecución de algún tipo de académico o profesional para el que se requiera presentarse a diversos tipos de exámenes.

En general este tipo de permisos no están retribuidos aunque si el convenio sectorial en el que se encuentra inserto el trabajador establece que estén retribuidos lo estarán.

Más allá de este ejemplo paradigmático, dentro de los permisos no retribuidos pueden darse una enorme variedad de tipos, establecidos por la empresa a discreción. Estos permisos presentan diferentes características, que dependerán de la negociación entre el empresario y el trabajador.

Detalles sobre excedencias

Las excedencias siempre se toman a instancias del trabajador, el cual la puede solicitar por diferentes causas. Por ello, existen diferentes tipos de excedencia según el motivo:

  • Voluntarias: por circunstancias personales, formativas, etc.
  • Forzosas: por obligación de ejercer un cargo público o sindical.
  • Por cuidado de hijos y/o familiares de hasta 2º grado de consanguinidad o afinidad.

Tiempo del permiso: no inferior a cuatro meses ni superior a cinco años por norma general. Para el caso de la excedencia forzosa, el tiempo lo estipulará la duración del cargo que proceda. Para el cuidado de hijos o familiares se suele estipular por Convenio un máximo de 3 y 2 años respectivamente. Para los casos de excedencia voluntaria con fines formativos en el extranjero se suele pactar un máximo de 1 año, salvo pacto contrario.

Requisitos para pedir una excedencia:

  • Tener una antigüedad en la empresa de al menos un año.
  • No haber disfrutado de otra excedencia en los cuatro años anteriores desde el final de anterior excedencia.
  • Plazo solicitud: avisar a la empresa por escrito, al menos, con una antelación mínima de 30 días.
  • Plazo de concesión o denegación: la empresa tiene que aprobar o denegar la solicitud en un plazo que no podrá ser superior a 20 días desde el día de entrega de la solicitud.
  • Solicitud/preaviso de reingreso: se debe preavisar el reingreso 30 días antes del término del plazo señalado para la excedencia. Si no se preavisa se perderá el derecho a la reincoporación a su puesto de trabajo , salvo en el caso de la excedencia forzosa, en la que se estipula la reincorporación en el plazo máximo de 30 días naturales a partir del cese en la función desempeñada.
  • Reserva del puesto: no, con carácter general. Sin embargo, SÍ se reservará el puesto cuando la excedencia se produzca por el cuidado de hijos o familiares, la excedencia sea forzosa, o en determinados procesos formativos o de estancia en el extranjero cuando así lo estipule el Convenio y éstos sean superiores al mínimo de temporalidad de una excedencia (como es el caso de los agentes de viajes).
  • Niveles profesionales: apto para todos los niveles profesionales.
  • Otras cosas que debes saber: las excedencias conllevan suspensión del contrato de trabajo, por lo que no se cotiza a la Seguridad Social. No puedes trabajar para otra empresa durante el período de excedencia, pues estarías incurriendo en una concurrencia desleal. Por último,el tiempo de excedencia no computa a efectos de antigüedad.

Plazos para solicitar una excedencia voluntaria

Pressmaster || Shutterstock

¿En qué situaciones puedo solicitar una excedencia?

Para sintetizar lo recogido en el apartado anterior, si tu situación requiere de una temporalidad mayor a unos pocos días o meses, deberás pedir una excedencia:

  • Si vas a realizar funciones sindicales en ámbito geográfico provincial superior o en un cargo público.
  • Si necesitas atender a tiempo completo a un hijo o familiar y no puedes acogerte a la adaptación de la jornada para la conciliación familiar.
  • Cuando realices estudios que por su carga lectiva, consuman gran cantidad de tu tiempo o sean incompatibles con tu jornada de trabajo.
  • Si estás preparando o vas a preparar oposiciones y necesitas un "tiempo extra" para dedicarte a ello al 100%.
  • Si te gustaría aprovechar la oportunidad de hacer una estancia o formación en el extranjero de varios meses.
  • Otras situaciones particulares o personales.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No