- 4/05/2022

Existen situaciones que no nos gustaría ver o presenciar. Hablamos de todas aquellas que están relacionadas con el abuso de poder o autoridad y su relación con los entornos laborales. Seguro que alguna vez te ha podido ocurrir alguna de estas situaciones, pero, ¿has sabido responder con lo que deberías haber hecho en ese lugar? ¿Cómo te las ingenias para esas situaciones en las que hay abuso de autoridad? ¡Vamos a verlo!

Acoso laboral

¿De qué trata el abuso de la autoridad?

Antes que nada, debemos entender a lo que se refiere el abuso de autoridad. Dicho abuso surge cuando un dirigente o persona con cargo superior en la empresa aprovecha su cargo en detrimento de otra persona que está dependiente de esta persona. Es decir, el abuso de autoridad se da cuando un alto cargo de una empresa ejerce ciertas actividades que se aprovechan para así sacar beneficio propio o, simplemente, para jactarse de esta persona.

Los abusos de autoridad pueden representarse de diferentes formas como abuso de poder, abuso sexual o acoso laboral, entre otros, siendo los mencionados los más conocidos y los más comunes en las empresas.

¿Por qué es importante tratar los abusos de autoridad?

En primer lugar, el principal motivo es para que no existan discriminaciones en el ambiente de trabajo y nadie sea maltratado por su sexo, edad, género, raza, orientación sexual, creencias o cualquier otro factor. Cada vez son más habituales los abusos de poder o, mejor dicho, cada vez son más visibles y es primordial que se identifique a tiempo para poder denunciarlos. Ahora veremos cómo proceder.

Por otro lado, es fundamental tratar los abusos de autoridad para que exista un buen ambiente laboral y que aumente la calidad de trabajo así como el grado de felicidad de los trabajadores. Si los empresarios abusan de sus empleados, estos rendirán menos, la calidad del trabajo será pésima y estarán más descontentos.


Por último, deberás conocer que los abusos de autoridad, dependiendo del grado de abuso, podrían acabar en graves multas para la empresa, siendo aún mayores las sanciones si el trabajador llega a ser perjudicado física o mentalmente. No obstante, lo que importa no son las sanciones a la empresa sino lo perjudicado/a que puede acabar la persona por el abuso de autoridad por parte de la empresa (o del jefe/a en este caso).

¿Cómo tratar el abuso de autoridad en el trabajo?

Las pautas que vamos a dar a continuación no siguen un orden en concreto, pero sí sirven para avanzar el tratamiento del abuso de autoridad que se pueda estar ocasionando en tu trabajo llegado el caso. Recuerda que callarse las cosas no sirven de nada, ya sea algo que te afecte a ti o a otro compañero/a, por lo que debes ser consciente de tus acciones. Las recomendaciones se pueden resumir así:

  • Identifica que se está acometiendo un abuso de autoridad. Esto puede darse si se jacta un beneficio económico o propio o si existe alguna cuestión que te daña personalmente por tu forma de ser, género, raza, sexo, orientación, cualidades sociales o cualquier otra.
  • Coméntalo con el departamento de Recursos Humanos. El papel del team de Recursos Humanos es primordial en estos casos, ellos te ayudarán a mediar el caso.
  • Comenta las cuestiones e intenta intermediar. No esperes a poner fin al abusador. No aceptes bromas de este tipo e intermedia si es necesario.
  • Haz charlas de concienciación. No una al año, sino varias. Que se haga notar que no lo toleráis en la empresa.
  • Ayuda psicológica. Si necesitáis ayuda de un psicólogo, hazlo saber al departamento de RRHH. Ellos deberían encargarse de cosas tan importantes como estas si de verdad les importan sus trabajadores.
  • Pon mano dura en el trabajo. No toleres ni te saltes ninguna, si es necesario advierte a alguien y no lo dejes pasar una segunda vez: despido o denuncia.
  • Denuncia cualquier irregularidad que pueda afectarte a ti o a alguien. Muy importante: no te quedes callado ante las injusticias.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No