- 15/09/2020

Cuando un juez sentencia que el trabajador ha sido injustamente despedido por su empresa, entran en juego los llamados salarios de tramitación; es decir, los salarios que el empleado deja de cobrar desde que es despedido hasta que es readmitido en su puesto de trabajo tras declararse nulo o improcedente su despido. Cuando esto sucede, la empresa debe pagar los salarios que tendría que haber recibido el trabajador entre el momento del despido y la readmisión.

fizkes || Shutterstock

¿Cuándo se pagan los salarios de tramitación?

Aunque el pago de los salarios de tramitación siempre ha sido un trámite bastante frecuente en el mundo laboral -ya que hacía posible los acuerdos entre empresas y trabajadores- a partir de la reforma laboral de 2012 solo se tiene derecho a los pagos de tramitación en determinadas situaciones:


Cuando el despido es improcedente y la empresa readmite al trabajador

En este caso la empresa tendrá que pagar los salarios de tramitación desde la fecha del despido hasta la fecha de la readmisión del empleado.

Cuando el despido es nulo y la empresa está obligada a readmitir al trabajador

La empresa también deberá pagar los salarios de tramitación desde la fecha del despido hasta la fecha de la readmisión del empleado.

Cuando el despido es improcedente y el empleado es el representante legal de los trabajadores

En este caso el empleado tiene derecho a los salarios de tramitación tanto si acepta la readmisión en su puesto de trabajo como si finalmente opta por la indemnización por despido improcedente.

En resumidas cuentas: cuando la sentencia judicial declara improcedente un despido, la empresa tiene dos opciones: readmitir al trabajador y pagarle los salarios de tramitación o, si el empleado no quiere volver a la empresa, pagarle la indemnización por despido improcedente correspondiente.

¿Cómo se lleva a cabo la readmisión de un trabajador tras un despido?

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No