11 de octubre de 2018

La vida profesional transcurre durante muchos años y, en la sociedad actual, sujeta a numerosos y cada vez más veloces cambios en todos los ámbitos, se ve sometida a innumerables circunstancias cambiantes, situaciones inesperadas, imprevistos y nuevos problemas que resolver. En definitiva, nos vemos sometidos constantemente a nuevos retos profesionales. ¿Pero cuáles serán los retos profesionales de 2019? ¿Cómo podremos anticiparnos a las exigencias del mercado laboral del futuro? Para empezar, afrontar un reto requiere conocer bien nuestras virtudes o habilidades y nuestras debilidades, en este caso para saber cuándo necesitaremos ayuda y colaboración.

Listado de objetivos profesionales

mangpor2004 || Shutterstock

Objetivos profesionales para 2019

Desde un punto de vista muy general, pensando en todos los sectores profesionales en su conjunto, no es difícil alcanzar un consenso sobre cuáles son los desafíos a los que nos enfrentamos en estos tiempos de tanto cambio. Podríamos destacar dos, que a su vez darán lugar a objetivos profesionales más concretos:

1. Conócete a ti mismo/a como profesional

Necesitamos reconocer cuáles son los retos profesionales que debemos afrontar de forma realista y con qué herramientas contamos para superarlos. Ser capaces de salir de tu zona de confort laboral si así lo requiere y perseverancia, esfuerzo y trabajo duro son también elementos necesarios para superar un reto.

Rawpixel.com || Shutterstock

2. Adáptate a la transformación digital

No descubrimos nada si reconocemos que el entorno profesional está sometido a nuevas exigencias respecto a los recursos humanos y a perfiles cada vez más orientados a negocios con alto componente digital.

Es lo que podríamos llamar la transformación digital, para la cual la mayoría de las empresas carecen de suficiente personal con competencias en la materia. Todos los profesionales de todos los sectores tendrán que adaptar su perfil TIC a esta nueva realidad, aunque cada sector evolucione a su manera, desde la agricultura y la ganadería, pasando por la formación, el comercio (tiendas online) y la industria, hasta los sectores puramente tecnológicos.

Esta tendencia hará que debamos adquirir nuevos conocimientos si no los tenemos ya, en ámbitos tan importantes como los idiomas, la ofimática, el manejo de los ERP, etc.

¿Cómo funciona un programa de incentivos laborales para empleados?

Nattakorn_Maneerat || Shutterstock

3. Anticípate a las nuevas necesidades del mercado laboral

Precisamente esas nuevas tecnologías basadas en lo digital, las TIC, son las que han cambiado el mundo, haciéndolo cada vez más pequeño e interconectado. Ya se puede trabajar desde cualquier parte del mundo para satisfacer necesidades en cualquier punto del mundo también.

La externalización de muchos procesos de las empresas ha sido otra consecuencia de este desarrollo tecnológico. De hecho, países como China o India se están convirtiendo en gigantes de las TIC, hasta tal punto que es posible que estos dos países lleguen a dominar la economía mundial durante el presente siglo XXI.

Muchos de los profesionales actuales deberán reinventarse porque se evolucionará hacia nuevas formas de trabajo y de relación empresa-empleado. Así, es probable que muchos más profesionales lo sean por cuenta propia, como emprendedores al servicio de sus “clientes-empresa”.

Deberemos formarnos y usar cada vez más las redes sociales profesionales, la venta online y la tecnología digital, por ejemplo. También las retribuciones flexibles se reinventan, para implicar a los profesionales en proyectos cada vez más concretos. Gran parte del trabajo se puede ya hacer desde casa, reduciendo costes y permitiendo así una mejor conciliación.

Traducción del Curriculum Vitae

Monkey Business Images || Shutterstock

4. Prepárate para los posibles cambios de la jornada laboral

El trabajo se basará cada vez más en proyectos conjuntos, con etapas de intenso trabajo y etapas de descanso, lo que dará lugar a un tipo de jornada de trabajo muy diferente. La selección de personal se enfocará cada vez más en las redes sociales, y se buscarán perfiles cada vez más especializados.

5. Especialízate y, sobre todo, mantente actualizado

La formación también cambiará, especilizándose enormemente y persiguiendo objetivos muy concretos en el ámbito profesional.

Por tanto, deberemos estar atentos a los cambios que se estén produciendo en nuestro sector o empresa, para fijarnos determinados objetivos de adaptación profesional.