- 28/10/2019

Hay un dicho que dice 'Quien mucho abarca, poco aprieta'. Y otro que nos habla de que 'El saber no ocupa lugar'. Son dos claros ejemplos del tema que te planteamos y que, seguramente, tú mismo te habrás parado a pensar. Quizá estás ahora mismo en esa tesitura: ¿especializarte o saber de todo? ¡Vamos a debatir sobre ello!

Pros y contras de especializarse

Pressmaster || Shutterstock

¿Especialista o generalista?

El mercado laboral es cada vez más competitivo, y en el mismo salen más y más especializaciones. De una carrera, ahora se pueden escoger especializaciones, lo que hace que una persona pueda ser especialista en un tema. Pero no generalista en algo que tiene que ver con lo suyo. Esto tiene sus beneficios, pero también sus desventajas.

De hecho, si nos fijamos en un estudio publicado en la Harvard Business Review acerca de una investigación de una docente de la Tulane University y un profesor de Columbia Business School, nos encontramos con que, de los 400 estudiantes graduados en MBA entre 2008 y 2009, sacaran que especializarse en un área no equivale a tener una mejor situación.

Y es que, especializarte, así como generalizarte, puede ser algo bueno y malo que hay que tomar en cuenta, más que nada porque podría ser lo que necesitas para tener éxito.

Cuáles son las dificultades de los jóvenes para encontrar trabajo

Diego Cervo || Shutterstock

Pros y contras de especializarse en algo concreto

Hablemos primero de especializarte. Se traduciría es ser un experto en un tema concreto. Por ejemplo, si te gusta derecho, pero te enfocas más en el tema laboral, sería estudiar derecho laboral y, de ahí, centrarte en una de las cuatro vertientes, por ejemplo, Recursos Humanos.

Lo bueno de especializarte es que sabes más que nadie de ese tema concreto, lo que puede augurar que, cuando busquen a un profesional, tú lo seas y además destaques sobre los demás.

Eso implica que tu salario ha de ser mayor porque tienes conocimientos a los que otros no alcanzan.

Ahora bien, también hay un problema y es que, debido a esa especialización, la búsqueda de trabajo es mucho más dura porque no puedes presentarte a todas las ofertas de trabajo sino que tienes que buscar aquellas en las que realmente tu perfil va a encajar. Y eso, a veces, es algo negativo.

Yulia Grigoryeva || Shutterstock

Tampoco podemos obviar que especialistas hay muchos. Implica que eres sustituible, es decir, que puedes encontrarte con que no encajes en lo que buscan y pongan a otro. Para ser realmente irremplazable has de ser EL MEJOR. Y muchas veces ese conocimiento no se paga bien.

En conclusión, nos encontramos con lo siguiente:

Pros de especializarse

  • Eres experto en un tema, lo conoces a la perfección y sabes cómo se debe hacer tu trabajo.


  • Eres más productivo y eficiente porque es algo que dominas a la perfección y con lo que estás familiarizado.
  • Al ser un experto en un tema, puedes acceder a puestos de trabajo de mayor responsabilidad y remuneración.

Contras de especializarse

  • Debido a esa especialización, el mercado de trabajo está más limitado y, a veces, con los cambios, puede desaparecer esa especialización.
  • Solo conoces de un tema, lo que implica que puedes tener muy pocos conocimientos (o nulos) sobre otros temas que se relacionen con el tuyo.
  • Puedes ser prescindible. Expertos hay muchos, y eso, cuando no se es realmente bueno en lo que se hace, merma tus posibilidades de estabilidad laboral.

Cómo hago mi currículum si no tengo experiencia laboral

GaudiLab || Shutterstock

Ventajas y desventajas de saber un poco de todo

Saber de todo un poco y trabajar como persona todoterreno, según algunos, es malo. Para ellos, saber de todo es no saber de nada concretamente, porque no puedes estudiar todos los temas al máximo nivel (más que nada porque no se tiene tiempo material).

Sin embargo, cada vez son más los profesionales y empresas que buscan personas que tengan grandes conocimientos, de todo en general, aunque su trabajo se enfoque en un aspecto principal. Pero eso no quita que no puedan realizar otros trabajos.

Por ejemplo, y siguiendo el mismo caso de antes. Una persona con derecho laboral enfocado en Recursos Humanos sabrá orientarnos, por ejemplo, para un tema legal. Quizá no sepa bien cómo hacerlo, pero sí tiene las herramientas y un conocimiento que le da el haber estudiado derecho laboral, para saber dónde buscar y asesorar.

¿Es correcto incluir los hobbies en el CV?

WAYHOME studio || Shutterstock

En definitiva, ser generalista implica:

  • Poder aportar conocimiento en varios temas, no solo en uno, logrando así tener un campo de opciones más amplio.
  • Puedes buscar trabajo en más empresas o puestos disponibles sin que te tengas que centrar en uno solo. Te adaptas al mercado laboral.
  • Tienes un mayor enriquecimiento personal. No solo eso, sino que puedes permitirte, cuando te cansas de un tema, encontrar otro trabajo que sea más dinámico porque tienes conocimiento para ello.

Pero…

  • Tu conocimiento no es una especialización en todos los temas, sino que sabes de ellos, pero no a nivel experto.
  • Tus posibilidades de encontrar un puesto de trabajo de más categoría y especializado merman debido a que tú no sueles ser experto en un tema concreto.
  • Tu forma de trabajo puede no ser la más adecuada, debido a que no conoces todos los “trucos” que hay para mejorar tu productividad y eficiencia en una material como sí podrían hacer los que se especializan.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No