- 8/09/2021

El currículum es la carta de presentación de todo aquel/aquella que busca trabajo. Desgraciadamente se trata de un arma de doble filo porque se trata de una herramienta que ha de hablar de ti mismo/a, por lo que en él recae todo el peso de la primera impresión. Piensa que un fallo de forma o de contenido puede llegar a hacerte perder la credibilidad al instante o dar una sensación al responsable de recursos humanos que no querrías.

El cv es mucho más que una especie de llave de entrada a un procese de selección, contar con un buen currículum vitae puede marcar un antes y un después, puede hacerte conseguir el trabajo de tus sueños. Es por ello que vamos a contarte qué señales indican que tu currículum tiene errores y que puedes solucionar.

Qué evitar en el currículum

¿Qué es lo que puede indicar que tienes un mal currículum?

A continuación vamos a contarte qué errores son más comunes en los currículums y suelen llamar la atención de los reclutadores. De esta manera podrás identificarlos y sabrás cómo ponerles solución.

Ortografía y gramática

Parece una tontería pero es uno de los errores más comunes en los currículums. Aunque en sí el currículum no cuente con mucho texto te sorprendería el número de erratas y faltas de ortografía y gramática que se cometen, ya sea por las prisas, por las numerosas ediciones... Lo cierto es que un error así te puede costar un descarte, puesto que el reclutador puede pensar que no prestas atención al trabajo y los detalles.


Aunque sea algo obvio, lee varias veces el documento antes de enviarlo o incluso pide a alguien que lo lea antes de mandarlo. Además, si has redactado el CV en una lengua que no es tu materna es muy importante que un nativo le de un vistazo antes de darlo por definitivo.

Exageraciones

Nunca las exageraciones y mentiras son una buena idea para el currículum, aunque escuches que todo el mundo miente, engrosar el currículum no es una buena opción. Hoy en día, en plena era digital, es muy fácil poder comprobar toda esta información con tan solo un par de llamadas o clics. Si un reclutador encuentra datos falsos te descartará en el momento puesto que genera una gran desconfianza.

Mala estructuración

Aunque pueda parecer una tontería, estructurar mal el currículum te puede salir caro. Los reclutadores tienen que revisar muchos cv durante los procesos de selección por ello es importante que no sean extensos y que la información esté estructurada de la forma correcta. Debes estructurar la información por bloques de interés para que el reclutador pueda identificar rápidamente aquello que le interesa.

Piensa que la estructura de la información también hablará sobre tu capacidad de comunicación.

Datos personales

Algunas personas incluyen en sus currículums datos como direcciones de correo, direcciones postales o incluso redes sociales. Recuerda que todo lo que incluyes en el CV habla de ti. Antes de incluir datos irrelevantes para el puesto, y personales, piensa si realmente te están haciendo un favor. ¿Seguro que quieres incluir tu perfil de Instagram? ¿Representa una buena imagen de ti y del puesto que quieres conseguir?

Falta de palabras clave

Es importante que incluyas en el currículum palabras clave relacionadas con el puesto al que te presentas, sobre todo si presentas el cv on-line. Aunque las personas, de forma inconsciente, solemos leer escaneando las palabras clave, también existen empresas que utilizan IA durante los procesos de selección de candidatos. Recuerda pensar qué palabras están relacionadas directamente con el puesto e incluirlas.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No