- 25/10/2019

La sobrecualificación puede tener aspectos positivos o negativos dependiendo de la forma en la que se plantee. Seguro que a lo largo de tu carrera profesional has dedicado mucho tiempo a formarte para mejorar y seguir avanzando en tu sector laboral. Todas estas experiencias y conocimientos son útiles y válidos y te ayudarán a desempeñar un cargo de manera exitosa. Sin embargo, es importante que aprendas a destacar aquellos puntos de tu curriculum que interesen para una oferta en concreto. Antes de empezar vamos a analizar qué implica la sobrecualificación y después veremos algunos consejos para evitar que te afecte negativamente en tu entrevista de trabajo.

Ventajas de la sobrecualificación en el trabajo

wavebreakmedia || Shutterstock

¿Qué es la sobrecualificación?

Es un término que se utiliza para definir la situación de una persona que tiene más cualificaciones de las necesarias para el puesto al que quiere acceder. Puede darse por varios motivos, principalmente es que, debido a la falta de oportunidades laborales en un sector determinado, esa persona haya optado por acceder a puestos de una categoría profesional distinta o inferior. También puede influir en el salario que se debe percibir, los candidatos con una amplia experiencia y una buena trayectoria profesional, suelen recibir un salario más alto que los que están comenzando.

Compartir el trabajo, ¿es posible?

Pressmaster || Shutterstock

¿Cuáles son los efectos negativos de la sobrecualificación?

Aunque contar con experiencia y conocimientos suele ser positivo, en determinadas ocasiones puede convertirse en una traba. Existen ocasiones en las que las empresas pueden ver esta sobrecualificación como un obstáculo por distintos motivos:

  • Piensan que el candidato abandonará el puesto en cuanto encuentre algo relacionado con su formación.
  • Les preocupa la integración en el equipo de trabajo al venir de ámbitos diferentes.
  • Quieren evitar que la persona se frustre o aburra realizando tareas y funciones que no son las que corresponden a su experiencia.




Todos estos pueden ser los motivos que pasen por la mente de tu entrevistador al conocerte. Pero puedes revertir la situación con algunas ideas que te permitan mostrar tu sobrecualificación como algo positivo y no como un hándicap para la empresa. Para ello prepara la entrevista previamente investigando sobre la empresa y pensando en todo lo que puedes aportarles a través de la formación y experiencia que has ido acumulando.

Cualidades que las empresas buscan

Dean Drobot || Shutterstock

Cómo convencer al reclutador de que tu sobrecualificación NO es un problema

Llega el momento de exponer las razones por las que eres la persona más idónea para el puesto. Y para ello...

Adapta tu candidatura

Puedes utilizar todas tus experiencias y lo que has aprendido como elementos que te ayuden a desarrollar las funciones necesarias para este puesto. No se trata de eliminar contenido si no de plantear un curriculum más funcional y dinámico.

Destaca tus competencias y habilidades personales

Se trata de elementos positivos que son independientes del puesto que desempeñes. Si sabes trabajar en equipo, tienes capacidades de análisis o de organización, destácalas, esto te ayudará a generar una buena imagen y confianza.

¿Cómo vestir en una entrevista de trabajo?

La honestidad es clave

Trata de exponer claramente los motivos que te llevan a solicitar ese puesto, pero siempre resaltando los elementos positivos. Puedes destacar que quieres probar un nuevo reto profesional o que te interesa desarrollarte en un sector diferente al que ya conoces para seguir creciendo profesionalmente.

Destaca tus puntos fuertes

No te centres solo en el puesto o en tu experiencia previa. ¿Qué tienes que te hace especial y necesario? Tu sentido de la responsabilidad, la capacidad para afrontar situaciones de estrés, etc. Trata de mostrarte como un buen profesional que sabe lo que quiere.

Es importante que te enfoques en destacar todos aquellos positivos que tendrá tu incorporación a la empresa. Recuerda que las habilidades profesionales que has ido adquiriendo a lo largo de tu carrera profesional, son un punto extra a la hora de desempeñar cualquier labor en un nuevo puesto.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No