- 4/01/2019

Que te llamen para una segunda entrevista de trabajo es, sin lugar a dudas, una muy buena señal. Si hay algo más importante que hacerlo bien en la primera entrevista de trabajo es hacerlo de forma excelente en la segunda, pues será en ese momento en el que de verdad estés más cerca de conseguir el trabajo que tanto te gusta. Para lograrlo, te damos a continuación una serie de consejos que te resultarán de gran utilidad a la hora de afrontar una segunda entrevista de trabajo. ¿Preparado/a?

Lucky Business || Shutterstock

¿En qué consiste la segunda fase de la entrevista de trabajo?

Muchos procesos de selección incluyen la celebración de varias entrevistas personales. Dos son los motivos principales para que esto ocurra:

  • La empresa ha decidido implementar un sistema de filtrado que incluye una preselección de los candidatos más idóneos tras una primera entrevista de trabajo. La segunda entrevista sirve en este caso para conocer otros datos de interés que no se obtuvieron en la primera reunión, con el objetivo de realizar una criba curricular aún más concreta de manera posterior.
  • La empresa ha dispuesto que, en primer lugar, sean los responsables de recursos humanos o uno de los directivos o jefes del equipo los responsables de entrevistar al candidato. En la segunda entrevista lo más habitual es que quien la realice sea el gerente de la compañía, que será el que finalmente dé el visto bueno al candidato escogido.

racorn || Shutterstock

Cómo actuar en una segunda entrevista de trabajo

Aunque tu comportamiento y tu actitud durante la segunda entrevista de trabajo dependerán en cierto modo de quién sea la persona encargada de llevar a cabo el encuentro, hay algunos consejos que se podrán aplicar en todos los casos. Toma nota:

1. Prepárate para demostrar tus aptitudes

Lo más habitual es que en una segunda entrevista de trabajo te pidan que demuestres los conocimientos que has reflejado en tu currículum. Así que los más recomendable es que repases el manejo de los programas informáticos más relevantes de cara a tu posible puesto de trabajo y que repases tu dominio del idioma si lo necesitas.

2. Prepárate para responder a preguntas difíciles

En esta segunda fase de entrevista es probable que te planteen preguntas más difíciles o comprometidas como el sueldo que esperas cobrar, tu disponibilidad para realizar horas extras o qué tipo de compromiso quieres afrontar con la empresa. Es importante que te informes del salario medio que ofrece la empresa y de las condiciones en el sector.


3. Prepara tu documentación

En una eventual contratación, para ciertos sectores necesitarás entregar documentación que acredita tus títulos y tu formación, así que antes de acudir a tu segunda entrevista asegúrate de si has de llevarlo y prepara todo lo que pudieran pedirte.

4. No dejes de mostrar interés

Por el hecho de haber superado la primera entrevista, el reclutador no debería percibir en ti un exceso de confianza o cierta dejadez por tu parte. Muéstrate igual de ilusionado y con las mismas ganas de formar parte de la empresa.

5. Infórmate correctamente

Si en la primera entrevista tenías excusa para no conocer algún aspecto de la empresa, no es así en este caso. Has tenido tiempo de hacer un estudio previo de la empresa, y mostrar ese interés hacia la organización será muy positivo.

6. Prepárate para afrontar dinámicas o entrevistas en grupo

Es probable que suceda, así que no descartes ir bien preparado para afrontar este tipo de entrevista. No existe un modo de preparar teóricamente una dinámica de grupo, pero sí es importante que no te pille por sorpresa.

gpointstudio || Shutterstock

7. Despeja todas tus dudas

Prepárate preguntas más concretas que no hicieras en la primera entrevista ya que tú también necesitas valorar el puesto de trabajo al que aspiras ¿qué tipo de contrato te ofrecen? ¿de qué duración? ¿cuál es el horario habitual de trabajo? ¿cuál es la remuneración? En este caso no se percibirá de forma negativa, sino más bien todo lo contrario.

tsyhun || Shutterstock

8. Mantén las distancias

En el supuesto de que quien te realice la entrevista se la misma persona que en la primera ocasión, un error que debes intentar evitar es mostrarte demasiado informal con ella. Puede ser que te cayera bien y que os riérais en el primer encuentro, pero el segundo debe ser también formal.

Es cierto que superar una primera fase amplía las posibilidades de ser contratado. Es posible que seas el único/a que han seleccionado para la segunda fase y solo quieran cerciorarse de que han elegido correctamente, así que saca todo tu potencial como en la primera entrevista ya que la empresa aún está a tiempo de seleccionar a otro candidato.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No