- 3/12/2020

La paga extra de navidad siempre es bien recibida por los trabajadores que no la tienen prorrateada en las doce mensualidades, pero en este año donde gran parte de los profesionales se han visto afectados por un ERTE (ya sea total o de reducción de jornada) el cobro de la paga extraordinaria de navidad ha adoptado un cariz aún más importante. Sin embargo, ¿hasta qué punto tenemos derecho a la paga extra de navidad si estamos en un ERTE? Y, si ya hemos salido de él, ¿hasta qué punto se reducirá el importe total de la paga extraordinaria si el ERTE ha durado un par de meses?




El ERTE no genera vacaciones ni pagas extraordinarias porque el contrato de trabajo ha sido suspendido durante un determinado periodo de tiempo. Esto significa que, dependiendo del tipo de ERTE y de la duración del Expediente de Regulación Temporal de Empleo, se verá reducida la cuantía de la paga extra de navidad y se tendrán menos días de vacaciones.

Zivica Kerkez || Shutterstock

¿Cómo afecta mi ERTE al cobro de la paga extraordinaria de navidad?

Todo depende del tipo de ERTE en el que te has visto inmerso/a, en la duración del mismo y en el modo en que se devengan las pagas extraordinarias (de forma anual, semestral o prorrateadas).

Si te han hecho un ERTE por suspensión de actividad (es decir, un ERTE total)

Aquí la suspensión del contrato de trabajo fue total y por lo tanto no generaste derecho a vacaciones ni a paga extraordinaria. No obstante:

  • Si permaneciste en ERTE durante los tres meses del estado de alarma y suponiendo que recibes dos pagas extraordinarias al año (una cada seis meses) la paga extra de navidad la cobrarás íntegra. ¿Por qué? Porque ya cobraste la mitad de la paga extraordinaria de verano (la parte correspondiente a los tres meses que sí trabajaste: enero, febrero y marzo).
  • Si tu ERTE se ha prolongado al segundo semestre del año y llevas más de tres meses con el contrato suspendido, deberás restar la parte proporcional a los meses no trabajados de la paga extra.

Si te han hecho un ERTE de reducción de actividad

Con este tipo de ERTE sí tienes derecho a las dos pagas extraordinarias, pero solo a la parte proporcional de las horas que trabajaste. Así pues, si tuviste una reducción de jornada del 50%, los tres primeros meses del semestre (enero, febrero y marzo) no se verán afectados y de los otros tres (los del estado de alarma) acumularás a parte proporcional de las horas trabajadas.

¿Y si mis pagas extras están prorrateadas en doce mensualidades?

En tu caso no recibes las pagas extra de verano y navidad porque ya las tienes prorrateadas en tus 12 mensualidades. Esto quiere decir que cada mes tienes un pequeño aumento de sueldo que corresponde con las dos pagas extraordinarias que cobrarías de golpe si no las tuvieras prorrateadas.

Así pues, si tus pagas extraordinarias están prorrateadas ya habrás cobrado la parte proporcional en el sueldo que sigues cobrando de la empresa.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No