21 de diciembre de 2018

Seguramente el inconveniente mayor de tener que trabajar en Navidad o en Año Nuevo, o incluso en ambas fechas, sea no poder compartir esos entrañables momentos con toda la familia y con los amigos. A la mayoría esta situación le resultaría muy desagradable, e incluso muy triste. Sin embargo, si tienes que trabajar en Navidad o Año Nuevo es porque, para empezar, has encontrado trabajo (y eso hoy en día hay que saber apreciarlo) y también porque resulta imprescindible para tu centro de trabajo, para tu empresa, para sus clientes y proveedores y por tanto, para el funcionamiento en general de nuestra sociedad. ¿Pero cómo puedes sobrellevar mejor esta situación?

¿Estoy obligado a trabajar en navidad o año nuevo?

4 PM production || Shutterstock

Consejos para trabajar en vacaciones de Navidad

Ten en cuenta que en estas fechas generalmente quienes trabajan son el personal médico, el personal de las fuerzas de seguridad, los empleados del transporte público, personal de hostelería, el personal de mantenimiento de instalaciones y en general todas las áreas que tienen que ver con los servicios a la comunidad. Son, sin lugar a dudas, los trabajos más demandados en Navidad. Sin embargo, además de asumir esta reflexión, también pueden venir muy bien algunas formas de pensar y consejos para sobrellevar estos días de trabajo tan especiales:

1. Tu trabajo en estas fechas tiene una causa y un propósito

Tiene un sentido, no es un capricho del empleador, que además debe pagar más a los trabajadores. Por esta razón, debes saber afrontar esta situación con gran sentido de la responsabilidad y con una actitud positiva, pensando además que lo que haces es para el bienestar propio y el de tu familia.

2. No eres el único que está en esta situación

Ten en cuenta que no eres “el único en el mundo” que está trabajando. Muchas más personas están en tu misma situación. Tu sacrificio vale la pena, no te sientas molesto, enfadado o triste.

Por otra parte, hay muchas personas a las que estas fiestas no le gustan mucho, por los compromisos sociales y familiares, por el ambiente que se respira o porque se encuentran solos, por lo que trabajar en esas fechas puede incluso ser un alivio.

Rawpixel.com || Shutterstock

3. Alíate con tus compañeros de trabajo

Si tienes otros compañeros en el trabajo, puedes celebrar con ellos esas fiestas en la medida de lo posible. Es una buena táctica para mejorar las relaciones laborales con tus compañeros de trabajo. Si te gusta la música y puedes escucharla en el trabajo, ponte una lista de las canciones que más te gustan, así trabajar te resultará mucho más sencillo y llevadero.

4. Organiza tu jornada laboral para que te dé tiempo a todo

Tienes que procurar que, si dispones de cierto margen de flexibilidad, dependiendo de tu jornada laboral, los eventos más importantes de Navidad y de fin de año los puedas celebrar ya fuera del puesto de trabajo o haciendo una interrupción en el mismo (por ejemplo, en el caso de los taxistas).

5. Date algún capricho

Todos sabemos que la vida se compone de momentos y vivencias puntuales. Por eso, mentalmente puedes animarte prometiéndote a ti mismo algún “premio” que te procurarás después, cuando haya finalizado este tiempo de Navidad y fin de año. Por ejemplo, preparando algún viaje, pensando en tu nuevo coche o en hacer cosas diferentes con la gente que quieres.

6. Déjate empapar por el espíritu navideño

Por lo general, la Navidad también se hace notar en las empresas y en todas las instituciones. Durante estas fechas se respira un ambiente de mayor alegría, de más colaboración, de mayor compañerismo. Son fechas en las que la gente se vuelve más positiva, menos individualista. La Navidad también llega al mundo del trabajo, que se vuelve más humano y afectuoso.

Y siempre, procura disfrutar al máximo de los momentos libres. Son los que te animarán a sobrellevar mejor el trabajo.