- 12/11/2020

¿Te encuentras en plena búsqueda de empleo? Entonces ya te habrás enfrentado a una entrevista de trabajo por videollamada (y si todavía no lo has hecho, estará al caer). Teniendo en cuenta que muchas empresas están optando por el teletrabajo y los empresarios quieren asegurarse del debido cumplimiento de las medidas de distanciamiento social, es lógico que las entrevistas de trabajo en remoto estén ganando terreno a las presenciales de toda la vida. Por este motivo, a la hora de preparar una entrevista de trabajo por videollamada debemos prestar especial atención a un factor que hasta ahora no teníamos en cuenta: el tecnológico.

Foto de Artem Podrez en Pexels

Elige una habitación silenciosa que tenga buena iluminación

Y quien dice una habitación, dice también un rincón de la casa. Lo más importante es que el lugar escogido tenga una buena iluminación -a veces la webcam del ordenador no tiene la mejor calidad del mundo y nunca viene mal una ayuda extra en términos de iluminación- y no se cuelen ruidos molestos de la calle o los vecinos. Evidentemente este último factor nunca lo vas a poder controlar al 100%, pero cualquier precaución es poca.

Procura también que el fondo -lo que se verá detrás de ti en la vídeo entrevista- sea neutro, no esté desordenado o recargado con decoración (cuadros, pósteres, objetos...) Estas cosas podrían distraer la atención del reclutador.

Revisa tu conexión a Internet

Porque no hay nada peor que una videollamada que se quede "colgada" por contar con una mala conexión a Internet. En todas las casas suele haber un lugar al que la conexión de Internet llega de una manera más potente. Escoge este sitio para hacer la entrevista por videollamada o, si lo prefieres, conéctate directamente al cable de red para evitar sorpresas desagradables.

Si aún así la conexión de tu casa es mala siempre puedes pedir un favor a un amigo o familiar y hacer la videoentrevista en su casa. También puedes alquilar una sala en algún espacio de coworking habilitado para tal fin.


New Africa || Shutterstock

Asegúrate de que el dispositivo electrónico que utilices tenga instalada la aplicación de la vídeo entrevista

El reclutador te indicará antes de la entrevista el programa desde donde realizaréis la entrevista en remoto (Skype, Zoom, Google Hangouts, Jitsi Meet...) Y, si no te lo comunica, no tengas miedo en preguntar. Es importante que conozcas de antemano la app para instalarla en tu dispositivo y asegurarte de que funciona correctamente. Sería una completa pérdida de tiempo -para ti y para el reclutador- hacer clic en el enlace de la entrevista y comprobar que no tienes acceso al programa.

Solicita una prueba con el entrevistador

El punto anterior nos lleva irremediablemente a este. No es obligatorio, pero si te quedas más tranquilo/a puedes solicitar una prueba con tu entrevistador para cerciorarte de que, cuando llegue la fecha de la entrevista, todo funcione correctamente.

Encuadra la cámara de tu ordenador

Antes de enfrentarte a la entrevista haz pruebas con tu webcam para encontrar tu ángulo idóneo. Para ello acércate a la cámara y asegúrate de que el plano te muestre desde el pecho hasta la cabeza con espacio por encima de la misma (pero no demasiado). Al final de lo que se trata es que el reclutador te vea bien: ni muy cerca ni muy lejos. Justo como se ve en la siguiente foto:

Si no vives solo/a, avisa de que vas a realizar una entrevista

Si vives con compañeros de piso, tu pareja o tus hijos, avisa de que vas a realizar una videoentrevista a X hora para que no te molesten. Evidentemente los inconvenientes existen (no es la primera vez que el hijo/a de un candidato irrumpe por sorpresa en la habitación mientras su padre/madre hace la entrevista) y no pasa nada. Hasta puede resultar un "incidente" entrañable para el reclutador. Aún así, procura que estas cosas no sucedan; básicamente para no perder el hilo de la conversación y no ponerte nervioso/a.

Hazte una chuleta

¿Por qué no? Si te quedas más tranquilo/a puedes hacer una serie de anotaciones en tu libreta y consultarlas disimuladamente a lo largo de la vídeo entrevista (una estrategia especialmente interesante para las entrevistas de trabajo en inglés u otro idioma). Es lo bueno de que la entrevista no sea in situ.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No