- 27/01/2020

Comenzamos la semana con la noticia de que el Ministerio de Trabajo va a convocar a patronal y sindicatos para negociar la derogación de la reforma laboral que hizo el Partido Popular en 2012. Tras la subida del Salario Mínimo Interprofesional de 900 a 950 euros mensuales, se comenta que la eliminación del despido por absentismo será una de las medidas estrellas de esta nueva reforma. A la espera de los cambios definitivos -y sabiendo que no es posible derogar una reforma laboral en su totalidad según las palabras de María Jesús Montero, Ministra de Hacienda- vamos a tratar de dar respuesta a las dudas más frecuentes de esta negociación.

[Actualizado a 27/01/2020]

Jacob Lund || Shutterstock

¿Cómo se estructurará la negociación de la reforma laboral? ¿Cuáles son las prioridades?

La negociación tendrá lugar en dos fases:



  • La primera tanda de negociación abordará de inmediato y con urgencia los aspectos más lesivos de la reforma laboral de 2012. Por ejemplo la derogación del despido por absentismo o la prioridad al convenio sectorial sobre el convenio de empresa.
  • En la segunda fase se trabajarán los aspectos más complejos de la negociación para proponer un marco legislativo diferente y adaptado a los nuevos tiempos. La limitación de la subcontratación laboral o el establecimiento de los contratos indefinidos como vía ordinaria de acceso al empleo son solo algunas de las medidas que se negociarán en la segunda tanda.

La derogación del despido por absentismo laboral, primera medida de la negociación

Aunque el PSOE no incluyó esta medida entre los aspectos lesivos de la reforma laboral de 2012 -recordemos que salió a la luz en octubre de 2019 tras una sentencia del Tribunal Constitucional- su derogación se ha convertido en la prioridad número uno de la negociación. De hecho, aunque esta nueva norma todavía no ha sido negociada con los agentes sociales pertinentes, ya ha sido redactada y trasladada a patronal y sindicatos.

El Tribunal Constitucional avaló la extinción del contrato de trabajo por causas objetivas ante faltas de asistencia justificadas pero intermitentes. Esto significa que, hasta que el Gobierno consiga derogar esta medida, la empresa podrá despedir al trabajador que falte el 20% de las jornadas hábiles de manera intermitente en 2 meses consecutivos (siempre que el total de las faltas de asistencia en los 12 meses anteriores alcance el 5% de las jornadas hábiles).

¿Se derogará la reforma laboral al completo?

Aunque el Gobierno ha afirmado que no es posible derogar al 100% una reforma laboral, la ministra Yolanda Díaz ha asegurado que con la negociación no se regresará al mercado laboral previo a la crisis, sino que se recuperarán los derechos de trabajo perdidos y se adaptará el Estatuto de los Trabajadores a la nueva realidad laboral.

¿Es posible llegar a un pacto definitivo?

Aún es pronto para poder responder a esta pregunta. La patronal y los sindicatos no son los únicos agentes que tendrán que ponerse de acuerdo con el Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos. Además del acuerdo social, el Ministerio de Trabajo necesitará la aprobación parlamentaria de la mayoría de políticos.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No