- 25/10/2018

Y no lo decimos nosotros: acaba de demostrarlo una empresa de Nueva Zelanda llamada Perpetual Guardian, que ha ofrecido a sus 250 trabajadores la posibilidad de trabajar una semana de cuatro días para lograr la conciliación laboral y familiar y mejorar la productividad en la oficina. Este experimento tan rompedor, supervisado desde el primer momento por la Universidad de Auckland, ha demostrado ser todo un éxito. ¿Te gustaría conocer los beneficios de trabajar cuatro días a la semana? Entonces no dudes en seguir leyendo.

Ventajas de trabajar una semana de cuatro días

Monkey Business Images || Shutterstock

¿Una jornada laboral de cuatro días a la semana?

¿Imaginas que tu jornada laboral de 40 horas semanales se transformara en una jornada laboral de cuatro días? Pues ahora es una realidad.

Muchos de nosotros hemos fantaseado alguna vez con la idea de borrar los lunes o los viernes del calendario laboral. Y lo cierto es que no nos ha faltado razón. Pensándolo fríamente, tampoco parece algo descabellado.

Los avances tecnológicos se suceden unos tras otros y nuestros puestos de trabajo están cada vez más informatizados. ¿Por qué no aprovechar las numerosas ventajas de la tecnología para tener más tiempo libre, reducir nuestros niveles de estrés y conseguir el equilibrio entre la vida laboral y profesional? Si las últimas tendencias en Inteligencia Artificial deberían facilitar nuestro trabajo... ¿Por qué tenemos tan poco tiempo extra?

Jacob Lund || Shutterstock

La empresa Perpetual Guardian, un caso de éxito

Y entonces llegaron los pioneros, aquellos que dejaron de fantasear con la idea de reducir su jornada laboral y se pusieron manos a la obra para conseguirlo.

Andrew Barnes, el empresario que está al frente de la compañía de administración jurídica Perpetual Guardian, llevaba tiempo haciéndose las mismas preguntas: ¿Cómo lograr la conciliación familiar y profesional de su plantilla? ¿Cómo mejorar los derechos de sus trabajadores sin perder un ápice de productividad? ¿Cómo aprovechar los avances tecnológicos para facilitar el trabajo diario? La respuesta a estas preguntas se materializó en el experimento realizado en Perpetual Guardian.

Barnes ofreció a sus trabajadores la posibilidad de que redujeran sus jornadas laborales a cuatro días a la semana. Aunque no todos los empleados participaron en el estudio (algunos de ellos prefirieron conservar sus jornadas de trabajo habituales) la mayor parte de la plantilla se sumó al estudio y quedó encantada con el cambio: no solo ganaron tiempo libre para sus familias, sino que vieron reducidos sus niveles de estrés hasta límites insospechados.


El estudio, que fue analizado y supervisado por investigadores de la Universidad de Auckland, fue considerado un éxito rotundo según las declaraciones recogidas en el diario The Guardian:

"Los empleados diseñaron una serie de innovaciones e iniciativas para trabajar de una manera más productiva y eficiente: desde la automatización de procesos manuales hasta la reducción o supresión del uso de Internet para tareas no relacionadas con el trabajo" (Helen Delaney, profesora de la Universidad de Auckland)

"Para nosotros es fundamental que nuestra compañía mejore la productividad a través de un flujo de trabajo eficiente. La prueba no ha arrojado ningún aspecto negativo" (Andrew Barnes, CEO de Perpetual Guardian)

¿Qué es el feedback positivo?

VGstockstudio || Shutterstock

Ventajas de trabajar una semana de cuatro días

Aunque la OITOrganización Internacional del Trabajo (organismo dependiente de la Organización de las Naciones Unidas) ya abogó en su día por trabajar solo cuatro días a la semana, quizá hacía falta un ejemplo práctico como el de Perpetual Guardian para constatar que, efectivamente, era posible. Estos son solo algunos de los beneficios del cambio:

1. Conseguir un mayor equilibrio entre la esfera personal y laboral

Independientemente de que tengas hijos, personas mayores a tu cargo o simplemente quieras disfrutar de un mayor tiempo libre para ti; con la reducción de la jornada de trabajo serás capaz de conciliar lo personal y profesional.

2. Mejor distribución del trabajo

El hecho de hacer el mismo trabajo en menos horas a la semana supone una reorganización total de las tareas: organizar reuniones de trabajo más cortas, utilizar Internet para las tareas que realmente lo requieran, menor posibilidad de perder el tiempo.

Traducción del Curriculum Vitae

Monkey Business Images || Shutterstock

3. Reducción de los niveles de estrés y ansiedad

Disponer de más tiempo libre y poder huir (al menos, un día más) de la masificación de la ciudad y de los atascos interminables reducen nuestra ansiedad laboral hasta límites insospechados.

4. Libertad de elección para el trabajador

El empleado será el que en última distancia decida si es mejor trabajar cuatro o cinco días a la semana. Suponiendo que un trabajador decida acogerse a su jornada de trabajo habitual, tendrán la oportunidad de disponer de un horario flexible para empezar o finalizar la jornada de la manera más conciliadora y cómoda posible.

5. Reducción del consumo de energía

Y, por ende, se contribuye a la conservación del medio ambiente. No solo se consumirá menos luz y energía, sino que las emisiones de carbono procedentes de los vehículos se reducirán de manera drástica.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No