- 5/05/2022

Tener libertad de tiempo y esfuerzo es placentero, pero puede llegar a agobiarte si no sabes gestionarlo de la forma más adecuada posible. Si has sido freelance, sabes de lo que estamos hablando y quizá te interese empezar a trabajar para alguna empresa. No obstante, esto no es un proceso del todo cómodo para cualquiera. Por esta razón, te dejamos a continuación algunos consejos que pueden servirte a hacer que tu transición sea más exitosa al trabajar en una empresa tras haber sido freelance.

Contratado en una empresa

Los motivos por los que trabajar para una empresa te han hecho cambiar de idea

Tendrás tus propios motivos, aunque la verdad es que entre todos los freelancers pasa lo mismo. Es decir, que los motivos por los que se deja de ser autónomo y se comienza a trabajar para una empresa se pueden resumir en los siguientes:

  • Fuente de ingresos segura.
  • Una mayor estabilidad gracias al contrato.
  • Te asegura un trabajo seguro.
  • Evitas hacer tantas gestiones.
  • Tener tiempo libre para hacer otras actividades.
  • Poder trabajar y relacionarte en equipo.
  • Otros motivos.

Consejos para trabajar para una empresa tras haber sido freelance

Sea cual sea el motivo que tengas para pasar de freelance a ser trabajador, seguro que se te hace un mundo si no sabes sobrellevarlo de la manera más adecuada posible. Por esta razón, te contamos a continuación los mejores tips para pasar a ser trabajador.

1. Estudia el ambiente laboral de la empresa




Cada empresa es un mundo y se comporta de manera diferente a como lo hacen otras. Por esta razón, te recomendamos que investigues un poco a los valores de la empresa y a su forma de tratar a los empleados, así como la filosofía que tienen.

Hay unas que son más serias, otras que son más flexibles en cuanto a relaciones, otras que requieren de un periodo de tiempo de adaptación... Todo esto podrás encontrarlo en su web, en la descripción del puesto de trabajo o en otros lugares relacionados.

2. Ten tu propio on-boarding

Adaptarse a una empresa no es del todo fácil si has trabajado anteriormente como freelance y has gozado de la libertad que has querido. Por este motivo, muchas empresas ofrecen a sus trabajadores un proceso de on-boarding (periodo de adaptación al llegar a una empresa) en el que pueden adaptarse poco a poco.

Sin embargo, no todas las empresas lo ofrecen. Te recomendamos en este caso hacerlo por ti mismo siempre y cuando tomes las debidas consideraciones. ¿Cómo? Pues adáptate al horario poco a poco, investiga qué metodologías se usan, los proyectos que se trabajan, aprende a usar sus herramientas de gestión, etc.

3. Controla tu horario

Si la libertad ha sido reina durante tu periodo de freelance, ahora deberás limitarlo gracias a un horario.

Hazlo poco a poco, acostúmbrate a las nuevas restricciones horarias que tienes y estudia la hora que deberías dormir la noche anterior, cómo tomarte descansos, etc. Te lo repetimos: tómate tu tiempo.

4. Empieza a cuidar tu espacio de trabajo

Si teletrabajas no tendrás este problema, pero si compartes espacio con otros compañeros deberás empezar a ser más ordenado/a. La limpieza también debería ser un factor importante, ya que a nadie le gusta un espacio de trabajo donde no se cabe, huele mal o están las cosas tiradas y desordenadas.

5. Establece relaciones con tus compañeros

Por último, relaciónate con los demás compañeros de trabajo. Crea contactos, síguelos en LinkedIn y queda a tomar café con ellos en los breaks que tengáis.

En estos momentos de desconexión es cuando mejores relaciones se fomentan, por lo que te recomendamos establecer contacto con ellos siempre y cuando sea posible.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No