7 de enero de 2016

Trabajar de noche es la norma de muchos de los trabajos que desempeñamos, como es el caso de los enfermeros y los vigilantes de seguridad. Sin embargo, tener unos horarios de sueño más o menos estables suele convertirse en una misión imposible, sobre todo cuando nuestro turno de noche varía de un día para otro y no podemos ceñirnos a la rutina de trabajar de noche y dormir de día. Si este es tu caso y no sabes qué puedes hacer para descansar, en este artículo encontrarás 5 trucos para dormir tus horas si trabajas en el turno de noche que te serán de gran utilidad.

Consejos para dormir si trabajas de noche

Las consecuencias de trabajar de noche pueden ser muy negativas si no descansamos lo suficiente. Problemas físicos, psicológicos, accidentes laborales… Todos ellos se acentúan cuando trabajamos de noche y no dormimos bien. No obstante, trabajar en el turno de noche no tiene por qué ser un hándicap si nos acostumbramos a ciertas rutinas.Trabajar de noche

Distribuye tus horas para dormir en el turno de noche

Dormir bien trabajando de noche es mucho más sencillo cuando dispones de un horario fijo, ya que puedes acostumbrarte a trabajar de noche y dormir de día. No obstante, supongamos que eres médico y haces guardia en el turno de noche… pero también por las mañanas dependiendo de las necesidades. ¿Qué puedes hacer para trabajar en el turno de noche y dormir tus horas?

La clave está en probar con distintos horarios hasta conseguir el más idóneo para tu turno de noche. Partiendo de la base de que debemos dormir un mínimo de seis horas diarias, siempre puedes echar mano de la siesta para distribuir tus horas de descanso de la mejor manera posible. Eso sí; procura hacerlo de tal manera que no te sientas somnoliento después.

Aprende técnicas de relajación para trabajar de noche

Las técnicas para dormir son muy recomendables a la hora de trabajar en el turno de noche, ya que nos ayudan a hacer más llevadera la transición entre trabajar y dormir. Apuesta por los ejercicios de respiración y los estiramientos y escucha música tranquila para relajarte.

Cuida de tu alimentación en el trabajo nocturno

Una dieta equilibrada es indispensable en nuestro día a día, y a la hora de dormir bien trabajando de noche no podía ser de otra manera. Aunque tus hábitos alimenticios puedan desestabilizarse con el turno de noche, es conveniente que evites las comidas rápidas y apuestes por los alimentos calientes. ¿Te entra el hambre y te apetece picar algo? La fruta, los yogures y los frutos secos serán tus máximos aliados a la hora de sobrellevar el turno nocturno de la mejor manera posible.

Limita la cafeína en el turno de noche

El consumo de estimulantes como el café y la teína suele ser la tónica general de los trabajos nocturnos. Sin embargo, es importante que sepamos que, aunque puedan espabilarnos durante la jornada laboral, son contraproducentes a la hora de dormir bien trabajando de noche. Puedes tomar algún café al inicio de la jornada, pero procura no hacerlo cuando te queden pocas horas para salir.

Practica algún deporte

Si aún no sabes cómo dormir bien, has de saber que la actividad física nos ayuda a desconectar de la jornada laboral y a dormir después de trabajar de noche. Salir a correr y/o andar a paso rápido será más que suficiente para liberar endorfinas, cansarnos y estar más relajados para dormir tras el turno nocturno. El deporte, unido a la dieta equilibrada que te proponemos más arriba, te ayudará a sobrellevar los posibles inconvenientes del turno de noche en tu día a día.

¿Eres de los que te cuesta dormir en verano? Descubre cuáles son los mejores consejos para dormir cuando hace calor y consigue descansar las horas necesarias.