- 19/07/2018

Mantener un trabajo o esforzarte en tu formación académica ya son dos tareas muy difíciles por separado, y juntas son incluso aún más duras de sobrellevar. ¡Pero difícil no significa imposible! Si eres un trabajador que retoma sus estudios o un joven que se incorpora al trabajo, hay varias cuestiones que debes tener en cuenta a la hora de estudiar y trabajar a la vez, por el bien de tu salud física y mental.

Cómo compaginar estudios y trabajo

shirtravelalot || Shutterstock

Consejos para estudiar y trabajar al mismo tiempo

La clave para estudiar y trabajar al mismo tiempo reside en una buena organización y coordinar tu vida laboral, tu vida académica y, de forma no menos importante, tu vida social. A continuación te damos varios consejos para compaginar estudios y trabajo y no morir en el intento.

1. Calcula tus tiempos y organízate

Debes procurar no faltar ni al trabajo ni a clase, aunque a veces te sientas tentado por esta última posibilidad. Para ello, organiza tu horario: calcula el tiempo que te llevarán no solo tus estudios y carrera laboral, sino también el transporte o el tiempo de estudio fuera del aula.

Cuando sepas cuál es el tiempo del que dispones, aprovéchalo al máximo. Por ejemplo, si cada día pasas una hora en el autobús, lleva contigo tus apuntes o la grabación en audio de las clases para repasar mientras tanto.

2. Establece tus objetivos

Para poder cumplir tus objetivos, lo mejor es que seas realista. Tal vez sueñes con sacar matrícula de honor, pero debes considerar los sacrificios necesarios y tomar tus decisiones con los pies en la tierra. Por otra parte, piensa en objetivos concretos, como por ejemplo estudiar 12 temas al año.

Éstos se pueden fragmentar, a su vez, en objetivos más pequeños: estudiar un tema cada mes. Cuanto menores sean los objetivos, más fácilmente alcanzarás tus metas a corto y largo plazo.


3. Sé abierto acerca de tu situación

Una rutina tan frenética como la tuya podría verse reflejada en tu trabajo en algún momento. Por eso, lo mejor es comunicar a tu jefe y a tus compañeros que estás compaginando el trabajo con los estudios. Lo más probable es que sean comprensivos. Tal vez incluso te ofrezcan reducir o modificar tu jornada para ayudarte, ¿quién sabe?

Zivica Kerkez || Shutterstock

4. Conoce tus derechos

Nadie debería ponértelo más difícil de lo que ya es. Si estás estudiando y trabajando a la vez, tienes una serie de derechos que tu empresa debe respetar.

  • Siempre tendrás un permiso para ir a un examen.
  • Contarás con 20 horas de permiso retribuido si llevas un año en la empresa y tus estudios están relacionados con tu trabajo.
  • Te reservarán tu puesto de trabajo en caso de que estés realizando una formación relacionada con tu empleo.
  • Si en tu empresa se trabaja por turnos, tienes derecho a pedir un cambio de turno.
  • Tu jornada se podrá adaptar a tus cursos, pero en este caso también será necesario que tus estudios estén relacionados con tu profesión.

5. No dejes de lado tu vida social

A veces puedes llegar a sentir que tu vida se pasa entre tus clases y tu puesto de trabajo. En ocasiones tendrás que recordarte a ti mismo tomar un respiro de vez en cuando. Puedes seguir viendo a tus amigos y familia, aunque tengas que reducir el número de horas que pasáis juntos. Reserva un poco de tiempo para tus hobbies o, simplemente, para descansar.

  • http://blog.infoempleo.com/a/si-quieres-formarte-mientras-trabajas-estos-son-tus-derechos/
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No