- 25/10/2018

Seguro que si has entrado a este post es porque estás en plena búsqueda de tu trabajo ideal. Sí, ese trabajo que te colme de propósito, sea estable y flexible, te de la oportunidad de crecer y por supuesto, los medios para realizarte. En definitiva, ese trabajo que te haga feliz. ¿Dudas de que exista un empleo de esas características? Puedo asegurarte que sí,existe; y está esperando a que lo encuentres. Así que, hoy te planteo unos pequeños trucos basados en la estrategia del Design Thinking para ayudarte a encontrar tu trabajo ideal.

La estrategia del design thinking para crecer en tu carrera profesional

Jirsak || Shutterstock

Para contextualizar un poco antes de pasar a la acción, el Design Thinking es una metodología para analizar problemas complejos y resolverlos mediante soluciones innovadoras. Su origen se fraguó con la forma en que trabajaban los diseñadores de producto. Con el paso de los años, se fue extendiendo hacia otras áreas, especialmente para empresa, gestión de equipos y desarrollo personal. El objetivo final no es otro que implementar soluciones creativas que se adapten a las necesidades y deseos de las personas implicadas. Para el caso que nos ocupa, tu objetivo sería detectar las necesidades y deseos de las empresas que pueden ofrecerte ese trabajo que tanto quieres, para ofrecerles soluciones desde tu experiencia profesional, personal y formación. ¿Todo claro? ¡Pues empezamos!

Trucos del pensamiento de diseño para encontrar tu trabajo ideal

El proceso de Design Thinking  no tiene por qué seguir un orden lineal, por lo que no te tomes esta lista como un orden lineal de etapas por las que pasar. Puedes ir adelante y hacia atrás según tus necesidades e incluso saltarte alguno de estos trucos que propongo si es algo que llevas a cabo y lo tienes implementado.

1. Adopta la actitud del diseñador

Una de las claves de implementar la estrategia del Design Thinking es adquirir esa actitud de diseñadores de producto. Esto consiste fundamentalmente en ser creativo, curioso, observador, persistente y positivo. Por otro lado y no menos importante, debemos tener en cuenta y no juzgar las ideas que nos puedan dar otras personas (así además potencias tus habilidades para trabajar en equipo) cuestionarnos constantemente lo establecido y sacar partido a los fracasos profesionales, pues son fuente de aprendizaje. Todo un reto ¿verdad?

¿Cómo llevarlo a cabo?

  • Prepara una entrevista de trabajo en la que te enfoques en las preguntas que puedes plantear a las empresas. Plantéatelo desde el punto de vista de necesidades que comentaba antes. Por ejemplo: -¿Qué estrategia empresarial llevan siguiendo en el último año?; -¿Cómo ve su proyecto empresarial en 10 años? Este tipo de cuestiones dejarán con la boca abierta a tu interlocutor. preparar Y lo más importante: te servirán de guía para enfocar tu respuesta a una solución creativa según lo que te responda utilizando Design Thinking.
  • Practica la técnica del Storytelling tanto en en tu currículum, como en tu speech a lo largo de una entrevista.
  • Revisa los casos de éxito de grandes empresas y toma nota de su proceso ¿Cómo llegó el equipo de trabajo a implementar las estrategias adecuadas para lograrlo?

 

2. Aprende a definirte como el candidato perfecto para tu trabajo ideal

Ten siempre presente que el candidato idóneo para el puesto de trabajo al que aspiras eres tú y nadie más. Por obvio que pueda parecer, muchas veces la competitividad y la presión por querer encajar en el mercado laboral nos hace perder el foco respecto a aquello que nosotros podemos aportar. Dedicar tu tiempo a cómo autoconocerte  siempre será una buena inversión. Esto es debido a que podrás descifrar con mayor precisión quién eres, qué quieres de verdad y qué no quieres en absoluto.

¿Cómo llevarlo a cabo?

  • Hazte preguntas poderosas respecto a cómo tu contexto y habilidades personales pueden enriquecer una posición en concreto. Ejemplos de estas preguntas serían: -¿Cuáles son las enseñanzas que han marcado mi vida?, -¿Qué me hace sentir frustración?, -¿Cómo resuelvo un problema esperado?¿Y uno inesperado?
  • Practica inmersión cognitiva

Profesiones del futuro en la era digital

Preechar Bowonkitwanchai || Shutterstock

3. Practica el pensamiento expansivo

Consiste en generar la mayor cantidad de ideas posible, de forma creativa y sin juicios. Así lograrás que surjan ideas imaginativas y perspectivas diferentes para dar con soluciones de impacto. Recuerda esto:

No hay ideas malas en la búsqueda del trabajo ideal. El caos es parte del proceso

En poco años, hemos podido ver el nacimiento y consolidación de gigantes empresariales como Amazon. La forma de trabajar ha cambiado y seguirá haciéndolo, me atrevería a decir, al mismo ritmo que avanza la tecnología en nuestros días: teletrabajo, horario flexible, orientación a objetivos en lugar de resultados, autoempleo...el cambio es constante y por ello, siempre viene bien pensar en otras formas (aunque a priori nos puedan resultar ridículas) de realizar las funciones típicas de ese trabajo al que aspiramos.

¿Cómo llevarlo a cabo?

  • Dedica un tiempo a la semana a realizar brainstorming encaminado a tu objetivo
  • Anota todas las ideas que se te ocurran y no descartes ninguna. Revísalas de vez en cuando y conecta esas ideas entre sí. Podrías generar otras nuevas.
  • Usa el Diagrama de Ishikawa , muy útil para analizar problemas de forma gráfica


  • Interacción constructiva: contacta con colegas de profesión y programa un meeting informal donde hablar sobre el futuro del sector, nuevas vías de ejercer las funciones que se suelen llevar a cabo...

ESB Professional || Shutterstock

4. Cuida las relaciones con los demás

La empatía es algo fundamental en la metodología del Design Thinking, ya que desarrollamos herramientas que nos enseñan a conectar con los demás. Desde que comenzamos nuestra trayectoria profesional, conocemos y nos relacionamos con muchas personas. De todas esas personas que se cruzan en nuestro camino, desconocemos cuáles serán determinantes para nuestro avance profesional. Quizás ese compañero de clase puede ser tu jefe mañana; tu profesor, un nuevo cliente; tu amigo de la infancia el futuro socio de un proyecto común...

Por tanto, cultivar las relaciones, especialmente con aquellas personas con las que más conectas, puede estar allanando el camino hacia el trabajo que deseas.

¿Cómo llevarlo a cabo?

  • Mapa de actores: refleja de forma gráfica las conexiones entre las personas más relevantes que has conocido durante tu trayectoria. ¿Conoces la situación actual de todos ellos? Quizás ha llegado el momento de retomar el contacto.
  • Recurre a las redes sociales profesionales para consolidar o reforzar tu networking

 

5. Aplica la técnica de prototipado y testea tu modelo

Muy útil para la construcción positiva. Ten en mente que lo que hoy es el trabajo ideal para ti, puede no serlo después de unos años. Con cada experiencia laboral perfeccionas nuevas habilidades que te van llevando a un mejor estadio. También te aportan un conocimiento del perfil profesional y del sector y por tanto, te ayudan a prototipar aquellas funciones específicas de cada uno. Esto te será útil para saber navegar por los diferentes perfiles a los que aspires sin caer en decepciones futuras.

También recuerda que el crecimiento profesional no es lineal; es sistémico. Los puntos no se conectan en línea recta y por eso muchas veces puedes estar creciendo laboralmente sin estar incrementando con ello tu salario. También puede ocurrir lo contrario: incrementar salario pero quedarse estancado en el ascenso profesional. Lo crucial de esta técnica es probar la experimentación. Primero debes probar nuevas secuencias de interacción con tu entorno profesional, para más tarde evaluarlas de cara a identificar mejoras, fallos y carencias. De esta forma irás perfeccionando esas ideas o prototipos hasta que se materialicen en la consecución de tu objetivo: conseguir tu trabajo ideal.

¿Cómo llevarlo a cabo?

  • Busca nuevas formas de interacción en tu vida profesional. Prueba a cambiar rutinas, metodologías de trabajo, formas en las que te enfrentas a una candidatura espontánea o una entrevista...
  • Controla el proceso de envío de tu currículum mediante una base de datos y aplica un seguimiento semanal. Mantente conectado con las empresas para hacer un seguimiento de tu candidatura
  • Realiza un guión sobre preguntas y respuestas de entrevista que tú plantearías a los responsables de las empresas que más te interesan.
  • Construye un moodboard para expresar conceptos relacionados con la posible solución que buscas y que son complejos de explicar con palabras
  • En definitiva, aplica lo que has desarrollado con las técnicas de otros apartados; así estás creando un prototipo de acciones que puedes seguir o cambiar en función de los resultados que vayas obteniendo.

¿Cómo el autoconocimiento a nivel profesional mejora la empleabilidad?

Peshkova || Shutterstock

Para concluir, ten en cuenta que el Design Thinking constituye la esencia de un proceso de aprendizaje continuo mientras buscas y creas soluciones innovadoras que harán que tus futuros reclutadores se peleen por tenerte en su plantilla. Disfruta del proceso y de todo lo que te aportará este viaje en la consecución de tu objetivo final.

 

 

 

 

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No