-- publicidad --

Si te gusta mucho la actividad o la filosofía de una empresa pero no te consta que hayan publicado ninguna oferta de trabajo, no es necesario que esperes a que se produzcan vacantes o a que necesiten contratar personal. Puedes presentarte tú mismo a cuantas empresas quieras, indicando a sus responsables de RRHH o a sus gerentes quién eres y por qué sería buena idea que te contrataran. Esto es lo que se conoce como carta de solicitud de empleo, pero también carta de presentación o incluso carta de autocandidatura, y es aconsejable que se acompañe siempre con el currículum. A continuación, te contamos qué objetivos tiene la carta de solicitud de empleo con currículum y cómo enviarla para que se cumplan todos y cada uno de ellos.

Los objetivos y el formato de una carta de solicitud de empleo

La principal característica de una carta de solicitud de empleo con currículum es se envía de forma espontánea, sin que venga derivada por la existencia de una vacante. No sabemos si la empresa tiene algún proceso de selección en marcha, pero queremos proponernos como candidatos para comenzar a trabajar en ella, ahora o en el futuro.




Por este motivo, su redacción no resulta nada sencilla. Nos estamos postulando a un puesto de trabajo que ya está ocupado o que ni siquiera existe. Es importante, por tanto, mostrar los puntos más importantes de nuestro perfil y crear una propuesta atractiva que, aunque no sirva en la actualidad, pueda ser útil en el futuro.

En cuanto al contenido, la personalización es clave. Infórmate acerca de la empresa y sus características y escribe la carta de solicitud de empleo dando respuesta, con tu perfil, a sus necesidades. Sé simpático, muéstrate disponible para cualquier consulta o entrevista e invita a leer también tu currículum (que adjuntas) para conocerte mejor.

¡Y listo! Es posible que no te contraten ahora, pero no descartes que te llamen más adelante.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No