-- publicidad --

Cuando una persona pierde su trabajo y se queda en paro, vaya a recibir o no una prestación por desempleo, una de las primeras cosas que debe hacer es inscribirse como demandante de empleo; es decir, inscribirse en la oficina de empleo. Este es un trámite que debe hacerse de manera presencial en nuestra oficina de empleo autonómica, que normalmente comparte sede con el SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal). Antes de acudir a tu oficina autonómica de empleo para realizar la inscripción, debes informarte acerca de si es necesario o no pedir cita previa, pues esta es una cuestión que varía de una comunidad autónoma a otra. En cualquier caso, siempre tendrás que recordar que es conveniente que acudas a tu oficina con una serie de documentos:

  • DNI (Documento Nacional de Identidad).
  • Cartilla de la Seguridad Social.
  • Títulos académicos o profesionales.


  • Permiso de conducir y cualquier otro documento útil a la hora de buscar y encontrar un empleo.

Hay que tener en cuenta, a la hora de inscribirse como demandante de empleo, que esta no es una gestión útil únicamente si se va a cobrar algún tipo de ayuda para desempleados. Todo lo contrario, estar inscritos en las oficinas de empleo nos permitirá aumentar nuestras oportunidades de encontrar trabajo, al mismo tiempo que nos dará acceso al asesoramiento de los orientadores laborales y a una variada oferta de cursos para desempleados y formaciones.

Asimismo, cuando realizamos la inscripción en los servicios públicos de empleo estamos aceptando una serie de derechos y obligaciones. En primer lugar, se entiende que la persona interesada se compromete a buscar de forma activa empleo y a aceptar aquellas ofertas que sean adecuadas a su formación y experiencia. A la vez, se tendrá que acudir de forma periódica a renovar la demanda de empleo y habrá que informar en todo momento de cualquier cambio en nuestra situación económica.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No