-- publicidad --

Se conoce como ERE de extinción a aquel Expediente de Regulación de Empleo que implica la finalización del contrato laboral de parte o todos los trabajadores de la empresa. Se conoce también como despido colectivo y es uno de los principales tipos de despido que existen. ¿Quieres conocer los derechos del trabajador en un ERE de extinción? Presta especial atención.

El despido colectivo está regulado por el artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores. Ante esta situación, el trabajador debe ser informado de forma individual mediante la carta de despido. La indemnización mínima que debe recibir es de 20 días por año trabajado, con un máximo de 12 mensualidades. Sin embargo, esta indemnización puede ser mayor si la empresa y los representantes de los trabajadores así lo acuerdan.


Si no está de acuerdo, el trabajador, de forma individual, puede impugnar el despido. Tiene un plazo de 20 días desde el despido efectivo para decidir si desea impugnar. Sin embargo, en el despido colectivo cualquier impugnación individual quedará paralizada si los representantes de los trabajadores inician una demanda colectiva.

Si la impugnación por parte de los representantes de los trabajadores tiene éxito, el procedimiento de despido colectivo iniciado por la empresa será declarado nulo, viéndose obligada a readmitir a los trabajadores, pagándoles los salarios que dejaron de percibir desde la fecha del despido hasta la de reincorporación. Pero los trabajadores también tendrán la obligación de reincorporarse a su puesto de trabajo y devolver las indemnizaciones recibidas: de no ser así, se consideraría una baja voluntaria sin derecho a prestación por desempleo.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No