-- publicidad --

En España no existe ninguna ley que obligue a las mujeres trabajadoras a comunicar el embarazo en el trabajo. Precisamente por este motivo, muchas de ellas se preguntan cuándo es el mejor momento para decirlo, ya que tarde o temprano resultará evidente y, además, es conveniente que el empresario o la empresaria sepa con antelación que la empleada va a estar de baja laboral algunos meses. Esto es así porque, en la mayoría de los casos, será necesario buscar un sustituto para el tiempo que la empleada esté de baja por embarazo de riesgo o por maternidad, y supondría un inconveniente que la empresa no lo supiera con la suficiente antelación como para realizar la búsqueda en condiciones.

Además, existen muchas dudas acerca de cuál es la mejor forma de comunicar el embarazo a los superiores. ¿Por escrito? ¿En persona? ¿En un email? ¿Convocando una reunión? Resolvemos todas estas dudas, a continuación.

¿Cuándo informar en el trabajo de que estoy embarazada?

loreanto || Shutterstock

¿Cuándo informar en el trabajo de que estoy embarazada?

La principal de todas las dudas es la que tiene que ver con el momento adecuado para comunicar el embarazo a los superiores. Pues bien, en primer lugar podemos decir que, al menos, deberás dejar que pasen los tres primeros meses de embarazo. Así, te asegurarás que se pone en marcha todo el procedimiento necesario en la empresa con la suficiente garantía de que el embarazo va a seguir adelante.

Pero, por otro lado, deberás valorar si tu trabajo supone un riesgo para ti o para el bebé, o si tu embarazo es de riesgo y por lo tanto debes coger la baja desde el principio del mismo. En estos casos, lo correcto y lo adecuado es comunicar el embarazo desde el primer momento, pues lo más probable es que tengas que dejar de trabajar de inmediato.

Y, como mucho, será conveniente que avises en el trabajo de que estás embarazada al cumplirse el quinto mes. Las razones son, básicamente, dos: la primera tiene que ver con el cambio físico que experimentarás, y que hará que todos vayan enterándose de la noticia; y la segunda es en realidad una necesidad logística, pues encontrar a un sustituto para que cubra tu puesto de trabajo requerirá de bastante tiempo.


Asimismo, también existen situaciones en las que no es necesario comunicar el embarazo. Estas situaciones pueden ser los contratos temporales con fecha de finalización anterior al momento de dar a luz.

loreanto || Shutterstock

¿Cómo decirle a mi jefe/a que estoy embarazada?

Respecto a la forma de comunicarlo, lo primero que deberás preguntarte es si debes dirigirte a tu jefe directo, al gerente o al responsable de recursos humanos. La respuesta dependerá del tipo de relación que mantengas con cada uno y también de los protocolos de comunicación que existan en tu empresa. No es mala idea que preguntes a alguna compañera que haya pasado por lo mismo sobre qué es lo mejor en ese caso.

Y ¿de qué forma habrá que comunicarlo? Aunque también dependerá de cómo sea tu relación con el interlocutor en cuestión, suele ser aconsejable remitir un escrito con acuse de recibo (por ejemplo, un email) explicando tu situación y aclarando ciertos detalles: fecha más o menos aproximada en la que se producirá el parto, tipo de embarazo (si es de riesgo, si se ha recomendado reposo), y todos aquellos ajustes que sea necesario realizar en el puesto de trabajo.

Si fuera necesario, también habrá que adjuntar el informe médico en el que se recomiende el reposo o el cambio del puesto de trabajo por otro más adaptado a la nueva situación.

Carta para comunicar el embarazo en la empresa

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No