-- publicidad --

Una vez hemos superado la entrevista de trabajo, llega el momento de esperar la llamada que confirme que hemos sido seleccionados para pasar a la siguiente fase o, por el contrario, que nos han rechazado para el empleo. Esperar después de la entrevista de trabajo no significa, en este caso, que debamos quedarnos con los brazos cruzados mirando al teléfono o consultando el correo cada minuto, sino que el proceso de selección continúa después de la entrevista.

¿Debo llamar después de la entrevista de trabajo?

GaudiLab || Shutterstock

8 cosas que deberías hacer después de tu entrevista

El hecho de haber realizado una entrevista de trabajo no significa que debas quedarte en casa esperando pacientemente una llamada telefónica. Mantenerse activo/a es, sin lugar a dudas, lo mejor que puedes hacer.

Agradece la entrevista

Si hacemos un seguimiento de la entrevista, continuaremos mostrando nuestro interés por la oferta. Para ello, puedes enviar una carta de agradecimiento al reclutador o a la persona responsable de la selección. La carta o el email de agradecimiento debe contener un texto breve, cordial y neutro. Agradece el tiempo y la dedicación del entrevistador, recordando cuándo tuvo lugar la entrevista y en referencia a qué puesto vacante. Reitera el interés por el empleo y muéstrate disponible para los futuros procesos de selección que la empresa lleve a cabo. Recuerda indicar todos tus datos personales y de contacto (correo electrónico, teléfono, redes sociales, etc.).

Evalúate

Analizar tu actuación después de la entrevista de trabajo también es importante. Una autoevaluación siempre resulta positiva para reflexionar sobre nuestros puntos fuertes y débiles y tenerlos en cuenta para una segunda entrevista o para próximas entrevistas en otras empresas. Piensa en tus respuestas a las preguntas de la entrevista de trabajo e intenta mejorarlas para el futuro.

Cómo medir tu reputación en Internet

SFIO CRACHO || Shutterstock

¿Te has olvidado de contar algo fundamental?

Si no has tenido ocasión de hablar de algún aspecto que podría ser relevante para el puesto de trabajo al que aspiras o quieres completar algo, puedes enviar un email a la persona que te entrevistó o al departamento de recursos humanos. En determinados sectores enviar un portafolio o una muestra de tu trabajo previo puede ser determinante.


¿Tienes dudas?

Si es realmente importante, y solo si lo es, puedes contactar con la empresa para resolverlas a través de un email (preferentemente) o una llamada. En cualquier caso, es importante que te hagas una lista de dudas para que, en caso de que fueras seleccionado, poder plantearlas antes de aceptar el puesto

Interactúa con el empresa

Hoy en día la mayoría de las empresas tienen redes sociales y newsletters. Si no lo has hecho aún, síguelos e inscríbete para recibir sus mailings públicos. Pero ¡ojo! revisa la imagen que ofreces de ti mismo en tus redes sociales ya que seguirlos significa que ellos te pueden seguir a ti también.

Beneficios del pluriempleo

sirtravelalot || Shutterstock

Haz un seguimiento de la candidatura

Hacer un seguimiento de tu candidatura de empleo es lo mejor que puedes hacer después de la entrevista. Si después de un par de semanas no sabes nada del proceso de selección, puedes llamar a la empresa para interesarte por el proceso. Nunca llames a las pocas horas de haber realizado la entrevista ya que transmitirás sensación de desesperación. Ten en cuenta que los más probable es que haya más candidatos a lo largo de los siguientes días.

Mantén la calma

Después de la entrevista de trabajo, prepárate para la respuesta de la empresa. En general, las empresas no suelen llamar a los candidatos no seleccionados, aunque siempre existen excepciones. Incluso algunos profesionales opinan que si la empresa no se pone en contacto contigo, es bueno llamar después de la entrevista de trabajo para preguntar cómo va el proceso de selección. Aunque lo más habitual es que sean ellos los que te envíen una carta o email en el que agradecen tu tiempo en caso de no superar con éxito la entrevista de trabajo.

¡Me han llamado!

No olvides contestar rápidamente si el entrevistador se pone en contacto contigo. Agradece siempre el hecho de que te hayan entrevistado, aunque no seas el candidato elegido. Te aconsejamos que no llames a la empresa continuamente ni envíes muchos correos electrónicos, ya que con dos es suficiente. Si decides llamar, hazlo al cabo de dos o tres días y procura que tu llamada sea breve y muy educada, y destaca que eres consciente que tienen mucho trabajo, pero que te gustaría saber en qué estado está tu candidatura. Tampoco vayas a la empresa después de la entrevista de trabajo si no se te indica de forma expresa.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No