-- publicidad --

A pesar de que en la entrevista de trabajo suele conducir la conversación el entrevistador, el candidato al puesto también debe tener cierta iniciativa, para demostrar cualidades personales que de otro modo no serían posibles a través de un simple folio de papel. Si has de presentarte a una entrevista y no tienes claro qué preguntas puedes hacer en una entrevista de trabajo, simplemente para resolver tus dudas y mostrar interés, en este artículo compartimos algunas ideas sobre ello.

12 preguntas que debes hacer TÚ en una entrevista de trabajo

En el momento de la entrevista de trabajo, cada vez es más habitual que el reclutador ceda el turno de preguntas al candidato. Lo que busca con esta iniciativa es, aparte de responder las posibles dudas del aspirante, evaluar su nivel de iniciativa, ambición y conformismo en el ámbito laboral.

Estas cualidades solo son demostrables cuando el candidato toma el control de la situación y decide dirigir la conversación "a su terreno", ya que el "No tengo ninguna pregunta" o "La verdad es que no se me ocurre qué preguntar" no son las mejores respuestas que podemos dar. Por eso, a continuación te dejamos una serie de ejemplos de preguntas que pueden ayudarte a diferenciarte del resto de candidatos.

¿Necesita que le proporcione alguna referencia personal de antiguos jefes o compañeros de trabajo?

Las referencias personales no suelen ser incluidas en el currículum. Esto es una pena, porque una buena carta de recomendación de anteriores jefes o compañeros de trabajo puede ser un recurso de lo más útil para el reclutador. Por lo tanto, si el seleccionador no te ha pedido referencias, siempre puedes indicar que las posees y preguntarle si quiere leerlas.

¿Qué posibilidades de ascenso o carrera ofrece la empresa?

Saber que hay planes de carrera y posibilidades de crecimiento profesional dentro de la compañía suele ser un factor que los trabajadores valoran enormemente. El hecho de que hagas esta pregunta denotará tu interés por crecer y evolucionar dentro de la empresa, la cual cosa está muy bien valorada en Recursos Humanos.

¿Este proceso de selección es para cubrir un puesto de nueva creación o estoy reemplazando a alguien?

Como norma general, en la misma oferta de empleo figura cuándo es un puesto de nueva creación y cuándo una sustitución (por ejemplo, por una baja de maternidad). Sin embargo, si este detalle no es indicado, te interesa preguntarlo al reclutador para ver qué posibilidades reales tienes para quedarte a largo plazo en la empresa.

¿Qué valores tiene la empresa?

Aunque tú ya habrás hecho un estudio previo sobre la empresa, nunca está de más que sea el mismo responsable de Recursos Humanos el que te explique los valores fundamentales de la compañía; es decir, cuáles son los valores que más se demandan o hasta qué punto se fomenta el crecimiento profesional del empleado.

¿Su empresa apuesta por la formación continua del trabajador?

La formación continua del trabajador es esencial para que pueda estar constantemente reciclado en su ámbito profesional. El hecho de que la compañía destine una partida a la formación interna de sus empleados es algo muy positivo para el trabajador, así que preguntarlo nunca está de más.

¿Hay revisiones salariales?

Ojo: no estamos hablando de negociar el salario en la entrevista de trabajo, pero sí de averiguar hasta qué punto tenemos oportunidades reales para evolucionar dentro de la empresa.

¿Qué es lo que más le gusta de trabajar aquí?

Nada mejor que un responsable de Recursos Humanos para que te explique el ambiente de la empresa y recalque los puntos fuertes de la misma: las relaciones entre los compañeros, la flexibilidad horaria, los incentivos salariales, las medidas de conciliación, etc.

En qué consiste una entrevista ocupacional

Antonio Guillem || Shutterstock

¿Cómo continúa el proceso de selección a partir de este momento?

Esta pregunta es muy importante, y no muchos candidatos la formulan. No se trata de preguntar si te han elegido, pero sí de saber si el proceso de selección seguirá abierto, si será el reclutador el que informe del veredicto final vía llamada telefónica o correo electrónico, o si tendrás que ser tú el que se ponga en contacto con la empresa para averiguarlo.

¿Cómo evalúan el desempeño profesional de sus trabajadores?

¿El trabajo es por objetivos? ¿Se realizan revisiones periódicas de tareas y salario? ¿Hasta qué punto puedes delegar o solicitar una reducción de la carga del trabajo? Estas son cuestiones muy importantes para el trabajador que el reclutador estará encantado de responder.


¿En qué lugar del organigrama se encuentra este puesto?

Por muy importante que sea el organigrama de una empresa -es decir, los distintos puestos de trabajo que hay y los grados de jerarquía existentes entre cada uno de ellos- lo cierto es que esta jerarquía no siempre está clara. Por ello, es importante que preguntes en qué lugar te encontrarás tú, para saber cuántas personas tendrás por encima de ti y si tendrás que supervisar a alguien.

¿Cuál es la evolución esperada de un trabajador en este puesto?

Los reclutadores sienten predilección por los empleados que muestran ambición en el proceso de selección.

¿Cuál es la actual prioridad de la empresa? ¿Existe algún reto importante al que la empresa se esté enfrentando en los últimos meses, y para el que yo podría aportar valores o cualidades?

Una cosa es saber de antemano la historia de la empresa (algo que ya habrás averiguado en tus labores de búsqueda); otra muy distinta conocer los objetivos a corto y largo plazo de la misma (algo que solo el reclutador te podrá responder). Hacer hincapié en esta cuestión denotará un enorme interés en la empresa; interés por mejorar y contribuir positivamente al crecimiento empresarial.

Preguntas prohibidas en la entrevista

fizkes || Shutterstock

¿Qué NO preguntar en una entrevista de trabajo?

¿A qué se dedica la compañía? ¿Quién es su competencia?

Hacer estas estas preguntas denota que no has hecho una investigación previa de la empresa y que probablemente hayas enviado el currículum a diestro y siniestro sin saber exactamente qué hace la compañía. Por lo tanto, si no quieres dar una malísima imagen al reclutador, es mejor que te olvides de hacer esta pregunta.

¿Cómo ha ido la entrevista? ¿Estoy contratado/a?

Si no quieres que el reclutador huela tu desesperación por ser contratado, es mejor que te ahorres esta pregunta. No deja de ser una situación incómoda para el reclutador que dirá más bien poco sobre tu profesionalidad.

* Si realmente quieres conocer la evolución del proceso de selección, es mejor que preguntes por el siguiente paso del proceso de reclutamiento.

¿En qué consiste exactamente este trabajo?

Los detalles del puesto de trabajo siempre figuran en las ofertas de empleo, por lo que no tiene ningún sentido que formules esta pregunta.

¿Suelen hacer tests de drogas en la empresa?

Esta es una pregunta cuanto menos extraña (a no ser, claro está, que suelas tomar una medicación recetada por tu médico). Si no padeces ninguna enfermedad o trastorno que requiera medicación constante, es mejor que te ahorres esta pregunta: el reclutador no podrá evitar sospechar que tienes algo que esconder.

Preguntas que no esperas en la entrevista laboral

baranq || Shutterstock

¿Cuál es la política de vacaciones?

A no ser que salga de manera espontánea en la entrevista, tratar el tema de las vacaciones o el salario no suele ser buena idea; al menos, en una primera entrevista de trabajo.

¿Puedo cobrar más de lo estipulado en la oferta?

Como ya hemos adelantado, negociar el salario en la entrevista de trabajo no suele ser buena idea. Si todavía no has sido seleccionado... ¿Cómo esperas que tenga lugar esa negociación?

* Si este tema te interesa y realmente necesitas saber más información sobre las condiciones económicas, siempre puedes preguntar por las oportunidades de crecimiento profesional en la empresa.

¿Me pueden despedir si llego tarde al trabajo?

Una pregunta innecesaria a la par que peligrosa; si ya de entrada contemplas la posibilidad de llegar tarde a tu puesto de trabajo, no esperes que el reclutador se lleve una buena impresión sobre tu profesionalidad.

¿Puedo trabajar desde casa?

El teletrabajo es una opción cada vez más recurrida por las empresas -sobre todo para poder conciliar mejor la vida laboral con la personal-. Sin embargo, no es un buen tema a tratar en la primera entrevista de trabajo, sino cuando ya formes parte de la empresa y hayas demostrado tu valía.

* Si este tema te interesa especialmente, es mejor que preguntes si existen políticas de conciliación en la oficina.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No