- 22/05/2019

Información de un curriculum vitae para un reparador.

garagestock || Shutterstock

Se acerca el calor, y con él el uso de los aires acondicionados. Sin embargo, tras unos meses en los que no se han utilizado los aires y tampoco se han mantenido como debería, también se produce un aumento en la demanda de reparación de aire en Madrid y en otras ciudades, de modo que las empresas dedicadas a este sector se ven obligadas a reforzar su plantilla de cara al verano. Más cuando sus trabajadores se van de vacaciones, así que vamos a ver cómo redactar un currículum para trabajar reparando aires acondicionados y electrodomésticos.

Datos personales y de contacto

Esto no cambia independientemente del sector al que te dediques. Lo primero que debe aparecer en el currículum son los datos personales y de contacto: nombre y apellidos, teléfono y dirección de correo electrónico son imprescindibles. Puedes añadir otros datos como la fecha de nacimiento y el lugar de nacimiento y residencia, pero esos tres no se negocian. Asegúrate de que el teléfono y el e-mail son correctos -puedes poner el móvil y el fijo-, y utiliza un correo electrónico profesional, no el que te hiciste con 12 años y un nombre “original”.

Formación y experiencia, un punto crucial

De los datos pasamos a la formación y experiencia. Uno de los debates eternos es qué poner antes, la formación o la experiencia. Ambas opciones son válidas, aunque en este caso la experiencia suele ser más importante que la formación. Aún así, daremos prioridad al aspecto que nos interese resaltar. Si tienes una buena formación pero poca experiencia, los estudios aparecerán antes; si cuentas con una dilatada trayectoria profesional en el sector que te convierte en el candidato ideal, no lo dudes y ponla primero.


La formación debe ser específica para el puesto al que aspiras, e incluiremos primero los cursos oficiales y luego los específicos. Por ejemplo, si has hecho una FP relacionada con la reparación de electrodomésticos será lo primero que incluiremos, y luego añadiremos los cursos específicos que pueden tener un papel clave a la hora de que la empresa se fije en nosotros. Sobra decir que debe aparecer el Graduado Escolar, aunque si tienes el Bachillerato deberías incluirlo en vez del Graduado Escolar.

Igual que la formación, destacaremos la experiencia profesional relacionada con la reparación de aires acondicionados y electrodomésticos. El hecho de haber trabajado como camarero, en una tienda de ropa o repartiendo comida a domicilio no tiene demasiada relevancia para el puesto, pero si has trabajado en el sector tendrás una experiencia y unos conocimientos que te serán de gran utilidad y que interesan al empleador. No olvides incluir las prácticas que hayas hecho, también son experiencia profesional.

Información adicional en el currículum

Ya tenemos la parte más destacada del currículum preparada, ahora llega el momento de ponerle la guinda al pastel con la información adicional. En este caso en concreto, una de las cuestiones más valoradas es el carnet de conducir, ya que por norma general estos profesionales se trasladan entre domicilios o negocios reparando electrodomésticos cuando reciben un aviso. Por eso, la capacidad de trasladarse de un punto a otro es un aspecto a tener en cuenta, y un candidato con permiso de conducir siempre tiene más opciones. También puedes especificar si tienes coche propio.

Por último, vamos a mencionar los idiomas, una cuestión bastante importante en sitios turísticos, donde es fácil encontrar un cliente extranjero al que se le haya estropeado el aire acondicionado, la lavadora o cualquier otro electrodoméstico. Siempre será positivo poder atenderle en inglés o en su propio idioma, así que no pasaremos por alto este punto e incluiremos nuestro manejo de idiomas en el currículum. También es importante en lugares donde se hablan varias lenguas.