- 24/11/2017

Llegar a ser un alto directivo

¿Cómo llegar a ser un alto directivo? Esta es la pregunta del millón de muchas personas que tienen claro desde su infancia que quieren ser la cabeza visible de una gran empresa a nivel nacional o internacional. Porque, desde que lanzan su primer currículum para inaugurar su carrera profesional, este es el sueño de muchos profesionales que aspiran a desempeñar con el tiempo el cargo de mayor responsabilidad en la futura empresa en la que trabajen.

Pero, ¿qué requisitos debe cumplir una persona para llegar a lo más alto del escalafón empresarial? La respuesta a esta pregunta puede ser estudiar en una universidad de prestigio, cursar un MBA y, por descontado, poseer y desarrollar las cualidades propias de un líder, como habilidades comunicativas, capacidad de motivarse a sí mismo y a los demás, talento, capacidad de trabajo en equipo, perseverancia y empatía.

A continuación, os mostramos los pasos a seguir para convertirse en un alto directivo dentro de una compañía.

Pasos a seguir para ser un alto ejecutivo

Universidad y después un MBA




Esto a día de hoy es prácticamente imprescindible para poder ser un alto ejecutivo. Sin una carrera y un posgrado universitario esta afrenta será muy difícil. Antaño muchas personas sin recursos se convirtieron en la cabeza visible de grandes empresas, pero los números dicen que a día de hoy esto es bastante más difícil de lograr. Se calcula que alrededor de un 65% de los altos ejecutivos tiene un posgrado universitario.

Hoy en día un MBA para altos ejecutivos es una condición indispensable para llegar a lo más alto de muchas empresas, ya que se encarga de formar directivos de alto nivel capaces de tomar decisiones en entornos complejos, a través de una visión integradora y un estudio en profundidad de las diferentes áreas de la empresa, y gracias al desarrollo y puesta en práctica de conocimientos, habilidades y aptitudes.

Actitud, más que aptitud

Esta es una evidencia que cada día está más demostrada entre las personas que llegan a ser ejecutivos. Porque al fin y al cabo importará más tu actitud como persona que la capacidad que tengas para resolver un problema. La empatía con los otros miembros del equipo, la honestidad, la amabilidad, cortesía, disciplina o esfuerzo son valores muy a tener en cuenta por las personas que se encargarán de promulgar tu ascenso.

Liderazgo

¿Con el liderazgo se nace o se debe adquirir? Esta es otra de las preguntas del millón. Está claro que para ser el líder de una gran multinacional tienes que ser un líder natural. Muchos lo son por su habilidad para sacar el trabajo adelante o por su carisma para tratar a los grupos y hacer que todos los sigan. Entre las cualidades que tiene que tener todo líder están: la comunicación, dar buen ejemplo, disposición de asumir la responsabilidad, reconocer el potencial, tolerar los errores o la motivación.

Dotes de comunicación, verbal y no verbal

Ser un buen comunicador es imprescindible para llegar a ser un alto ejecutivo. Muchos profesionales quizá no sean los mejores en cuestión de liderazgo o solventando problemas, pero gracias a su buena oratoria pueden cautivar a multitud de personas. Esto por lo que respecta a la verbal, pero también hay que tener en cuenta que la comunicación no verbal es igualmente importante. Al fin y al cabo, con cualquier gesto o expresión se comunica, y por ellos se te valorará.