- 18/11/2021

Conoce las nuevas medidas en las pensiones de jubilación en 2021

Fuente || Freepik

El Ejecutivo ha aprobado ciertos cambios en las pensiones de jubilación este 2021, que entrarán en vigor el próximo 1 de enero. Concretamente, son modificaciones que afectan a los requisitos, el cálculo, la revalorización y a ciertas modalidades, como la jubilación anticipada.

Todavía no se ha anunciado cuál es la reforma completa en cuanto a las pensiones, pero hasta ahora conocemos un conjunto de medidas que serán imprescindibles a la hora de jubilarnos a partir del próximo año. Según afirma el gobierno, estas novedades tienen el objetivo de asegurar el mantenimiento del poder adquisitivo de los jubilados y dar sostenibilidad al sistema de pensiones.

Aunque, ante la incertidumbre, siempre se puede recurrir a alternativas para asegurar una buena jubilación. Es el caso de los planes de pensiones de Mapfre que proporcionan interesantes ventajas a la hora de garantizar una mayor seguridad y estabilidad en tu futuro. A continuación, ¡abordamos las novedades en la reforma de las pensiones públicas!

La Reforma de las pensiones del 2011

Hace una década, con la Ley 27/ 2011, se ponía en marcha un proceso progresivo de transformación del sistema de pensiones en nuestro país. Una de las claves de esa reforma es que sus dos pilares, el retraso de la edad de jubilación y el aumento de los años cotizados que se tendrán en cuenta para calcular la cuantía a percibir, se irían incorporando de forma gradual.

Justo este año, la Reforma de las Pensiones del 2011 cumple 10 años. Y, con ello, el calendario de implantación de cambios fija la edad mínima de jubilación en los 66 años y 3 meses para todos aquellos que no hayan cotizado al menos 37 años y 6 meses. Para los que sí alcancen ese tiempo de cotización, la jubilación se mantiene en los 65 años.


Las novedades en las pensiones

Este plan de cambios progresivos te resultará familiar, ya que se habla de él cada año desde su aprobación. Sin embargo, es probable que desconozcas el detalle de los cambios promovidos por el actual ministro de Seguridad Social, que se comenzarán a aplicar el próximo enero de 2022. Podemos destacar, de este modo, las siguientes novedades:

1. Revalorización de las pensiones

El Gobierno plantea establecer un mecanismo de revisión de la cuantía de las pensiones de forma anual que se base en el IPC (Índice de Precios al Consumidor). De esta forma, las pensiones aumentarán en la misma proporción que lo haga la inflación media de ese año. Eso sí, en caso de que ese índice sea negativo en alguna ocasión, esa bajada no repercutirá en las pensiones y se mantendrán en la cuantía de ese año.

2. Edad real de jubilación

Aunque siempre estamos hablando de la edad mínima obligatoria de jubilación, existe un desequilibrio entre el marco legal y la edad real en la que muchas personas se acogen a la jubilación. Solo hay que pensar en los innumerables casos de prejubilaciones y jubilaciones anticipadas que se dan en muchas empresas.

Pues bien, con esta reforma, se intenta acercar ambas cifras: La edad actual de jubilación ordinaria (entorno a los 66 años) y la real (a los 64,5 años). Para conseguirlo, se establecen diferentes modalidades y opciones: la jubilación anticipada, la jubilación demorada y la jubilación forzosa.

3. Fuentes de financiación de las pensiones

Con el anteproyecto aprobado en agosto de 2021, se intenta atajar el problema de la financiación de las pensiones, que hasta ahora estaba ligada principalmente a las cotizaciones. La idea es equilibrar la separación de las fuentes de financiación para garantizar la estabilidad financiera del sistema.

Para ello, se propone que los denominados gastos impropios sean asumidos directamente por el Gobierno, mediante una transferencia anual del Estado a la Seguridad Social. Ese pago cubrirá partidas como las pensiones no contributivas, las políticas de incentivos al empleo, las de apoyo a las familias o los gastos de funcionamiento.