-- publicidad --

Has estado trabajando durante 10 meses en lo que ha sido tu primer trabajo. Todo iba bien, pero por motivos ajenos a tu trabajo la empresa ha tomado la decisión de prescindir de tus servicios, por lo que te encuentras en el paro con tan solo 10 meses cotizados. ¿Te suena esta situación? Si no te ha ocurrido a ti, es probable que conozcas a alguien al que le ocurra esto, es decir, que no haya cotizado lo suficiente para poder optar a la prestación por desempleo una vez finalizado su último contrato. Para paliar esta situación, y que las personas desempleadas cuya cotización sea insuficiente pueda optar a alguna ayuda para desempleados, se ha creado el subsidio por insuficiencia de cotización. ¿Quieres saber cómo puedes solicitarlo?

Puede parecer que este subsidio es la mejor opción en estos casos, pues la alternativa es no cobrar absolutamente nada cada mes que se esté sin trabajar. Sin embargo, es importante que tengas en cuenta que ese tiempo que has trabajado no se tendrá en cuenta una vez consumido este subsidio. Es decir, que, si accedes a él, tus meses trabajados no contarán en el futuro a la hora de cobrar la prestación por desempleo. Por lo tanto, habrá que valorar en qué situaciones es adecuado solicitar el subsidio por insuficiencia de cotización y en cuáles no.

¿Cómo se solicita el subsidio por insuficiencia de cotización?

Jeanette Dietl || Shutterstock

¿Qué necesito para pedir el subsidio por insuficiencia de cotización?

Si te decides por fin a solicitarlo, debes saber que existen una serie de requisitos que se deberán cumplir para poder acceder a esta ayuda para desempleados que hayan agotado todas las prestaciones. Esos requisitos son los siguientes:

  • No encontrarse trabajando en el momento de la solicitud.
  • Haber cotizado menos de 360 días, pues, de lo contrario, podría solicitar la prestación por desempleo, la prestación contributiva.
  • Si se tienen cargas familiares o personas a cargo, haber cotizado por lo menos 3 meses.
  • Si no se tienen cargas familiares ni personas a cargo, haber cotizado por lo menos 6 meses.
  • Darse de alta como demandante de empleo, para lo cual habrá que inscribirse en la oficina de empleo correspondiente. Es lo que se conoce como estar 'apuntar en el paro'.
  • Firmar el compromiso de actividad, es decir, efectuar de manera constante en el tiempo una búsqueda activa de empleo.
  • No disponer de rentas superiores al 75 % del SMI (Salario Mínimo Interprofesional). Hay que tener en cuenta que el SMI se sitúa en el año 2018 en los 551,93 euros, y que esas rentas a las que se refiere este requisito pueden proceder de rendimientos diferentes al trabajo.
  • No contar con los requisitos que se deben cumplir para acceder al subsidio por desempleo para personas mayores de 55 años.



¿Cómo se solicita el subsidio por insuficiencia de cotización?

La respuesta es bien simple: puede solicitarse en las propias oficinas del SEPE, o bien hacerlo de forma telemática, a través de la Sede Electrónica. Explicamos brevemente en qué consiste cada procedimiento.

Solicitud del subsidio en las oficinas

Habrá que:

  1. No dejar que transcurran más de 15 días desde que te quedaste sin trabajo.
  2. Pedir cita previa en tu oficina más cercana.
  3. Acudir a la cita con la siguiente documentación: el modelo de solicitud cumplimentado, tu DNI, el Certificado de Empresa, documento bancario con el número de cuenta y el libro de familia.

Solicitud del subsidio por Internet

En este caso hay que:

  1. Asegurarse de que se cuenta con DNI electrónico o certificado digital.
  2. Acceder a la Sede Electrónica del SEPE.
  3. Acceder al apartado correspondiente y comenzar los trámites.

Durante el proceso, muy intuitivo, serás guiado en todo momento a través de los diferentes pasos que se deben dar para solicitar de forma oficial el subsidio por insuficiencia de cotización.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No