-- publicidad --

La Renta Mínima de Inserción es una de las ayudas públicas que se ponen a disposición de las personas más necesitadas, que no tienen los recursos suficientes para afrontar los gastos que se consideran mínimos en el día a día. Son las personas, por lo tanto, que se encuentran en una situación de riesgo; un riesgo que desde las administraciones se pretende minimizar con este tipo de ayudas para desempleados. ¿Te gustaría conocer los requisitos para solicitar la Renta Mínima de Inserción? Entonces no dudes en seguir leyendo.

Antonio Guillem || Shutterstock

Cómo obtener la Renta Mínima de Inserción

En concreto, la Renta Mínima de Inserción se gestiona en cada comunidad autónoma de manera diferente e independiente. El proceso de obtención de esta ayuda es algo complejo, y hay que gestionarlo directamente en la localidad en la que cada uno tiene su residencia.

En primer lugar, lo que se aconseja es que quien necesite optar a esta Renta Mínima de Inserción busque la ayuda de un trabajador social. El motivo es que este tipo de profesionales son capaces de prestar un asesoramiento y un acompañamiento que son muy útiles para realizar este tipo de gestiones.

Si es tu caso, puedes dirigirte a la sección de asuntos sociales o bienestar social de tu Ayuntamiento para solicitar asistencia en este sentido. O, si lo prefieres, puedes iniciar y completar todos los trámites por tu cuenta, si conoces el procedimiento a llevar a cabo en tu comunidad autónoma.

No obstante, lo que sí es común en todas las regiones del país son los requisitos que se deben cumplir para poder solicitar y obtener la Renta Mínima de Inserción, aunque te aconsejamos consultar si existe alguna diferencia en tu comunidad autónoma:

  • Constar en el padrón de tu municipio desde hace cierto tiempo, es decir, estar empadronado con una cierta antigüedad en la misma localidad de tu comunidad autónoma.
  • Justificar debidamente la insuficiencia de recursos para hacer frente a los gastos mínimos de la vida (alimentación, ropa, agua, luz, gas, transporte...).
  • Haber agotado todas las ayudas no extraordinarias a las que se tuviera derecho. Es decir, si por ejemplo tenías pendiente la solicitud de la prestación por desempleo, primero deberás recurrir a esta ayuda ordinaria, para después pasar a las extraordinarias.


  • Aceptar y aprovechar todas y cada una de las medidas de inserción laboral y social que se pongan en marcha desde cada comunidad autónoma. Hay que tener en cuenta que, además de una ayuda económica, la Renta Mínima de Inserción incluye también una serie de recursos para facilitar la reinserción laboral de la persona en cuestión, como pueden ser cursos para desempleados y sesiones de orientación.

Documentos para pedir la Renta Mínima de Inserción

En la mayoría de las comunidades autónomas de lo que se trata para obtener la Renta Mínima de Inserción es de rellenar y enviar una serie de documentación oficial. Este envío, en la mayor parte de los casos, puede hacerse presencialmente en los servicios sociales, oficinas de Correos u oficinas de atención al ciudadano, o bien por Internet, si se cuenta con DNI electrónico o certificado digital.

Los documentos necesarios para formalizar la solicitud son los siguientes:

  • Los documentos identificativos, como el DNI o el NIE.
  • Autorización y datos identificativos también de todos los miembros de la unidad familiar.
  • Los certificados que acrediten los ingresos que se reciben en la actualidad, es decir, el certificado de las declaración de la renta más reciente y los certificados de pensiones o prestaciones sociales, si existen.
  • El modelo de solicitud debidamente rellenado.
  • Una copia del libro de familia.
  • El certificado de empadronamiento en tu localidad.

Hay que tener en cuenta, por último, que el importe de la ayuda no será en la mayoría de los casos superior al 80 % del salario mínimo interprofesional, y que podrá dejar de percibirse cuando se deje de cumplir alguno de los requisitos antes mencionados.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No