4 de Mayo de 2017

¿Alguna vez te has preguntado cómo puedes ser más productivo en el trabajo? Sea cual sea el campo profesional en el que te muevas, la organización y la efectividad son dos factores fundamentales para mejorar el rendimiento en el trabajo y dar lo mejor de uno mismo, sobre todo en aquellos casos en los que la cantidad de tareas es abrumante y el tiempo para realizarlas demasiado limitado. Y es que al igual que existen trucos para aumentar la productividad si trabajas desde casa, tanto o más ocurre con las claves para ser más eficiente en tu puesto de trabajo. ¿Empezamos?

Cómo ser productivo en el trabajo

Monkey Business Images || Shutterstock

Técnicas para ser eficiente en el trabajo

Asimismo, ese ansia por ser más productivos no solo nos preocupa a la hora de trabajar desde casa o en un puesto de trabajo tradicional; también en la vida diaria queremos conseguir hacer todo lo que tenemos en mente invirtiendo el menor tiempo posible. Por ello, si necesitas perder menos tiempo en el cumplimiento de las tareas, no te pierdas las claves para ser más eficiente en tu puesto de trabajo que te proponemos a continuación:

1. Prioriza las tareas

Uno de los mejores trucos para aprovechar cada minuto del día y ser más productivos en el trabajo o en la vida diaria es no perder el tiempo en lo que no se puede hacer. Por ello, es imprescindible “pasar página” cuanto antes y buscar alternativas para dedicar más tiempo a tareas que son más relevantes. En este sentido, prioriza aquellas que tengan más urgencia para que no se queden a medias al final del día o, incluso, sin hacer.

Pressmaster || Shutterstock

2. Organiza tu día

Lo mejor para ser productivo es, sin duda, no dejar nada a la improvisación. Por ello, hacer un planning de las tareas que debes completar cada día es una fórmula excelente para ser más eficiente en el trabajo. Anota todo lo que tengas que hacer durante el día o durante la semana y organiza tu tiempo de acuerdo a tus obligaciones.

Ten a mano una agenda en la que apuntes tus tareas para no olvidarte de ninguna y asegúrate de mantenerla actualizada en todo momento. Tampoco te olvides de preparar a primera hora del día el material que vas a necesitar durante tu jornada de trabajo (libretas, bolígrafos, folios, carpetas, etc.), así no tendrás que levantarte a buscarlo y perder más tiempo. Por ejemplo, el Bullet Journal es la herramienta definitiva para aumentar la productividad laboral. ¿Por qué no la utilizas?

3. Delega algunas tareas

El trabajo en equipo es fundamental para que una empresa pueda abarcar todo cuanto necesita hacer. Es necesario para su buen funcionamiento e, incluso, para obtener rápidos y buenos resultados. Como un único empleado no puede hacer todo solo, no tengas miedo de delegar algunas tareas a tus compañeros y repartir entre todos la faena del día.

Pressmaster || Shutterstock

4. Rodéate de los mejores

Si tu objetivo es llevar el trabajo al día y acabar los proyectos dentro de los plazos previstos, es muy importante que te rodees de gente comprometida y productiva. Así, conseguirás abordar las tareas con la responsabilidad y la eficiencia que requieren y obtendréis resultados rápidos y de altísima calidad.

5. Identifica lo que no funciona y elimínalo

Aunque suene típico, aprender de los errores también es un paso importante para ser más eficiente en el trabajo. Dedica tiempo a observar qué le resta potencial a tu día a día en el trabajo y haz todo cuanto esté a tu alcance para eliminarlo de tu rutina.

6. Descansa

El descanso es primordial para rendir al 100% cada día. Duerme entre 6 y 8 horas diarias e intenta no abusar de los aparatos electrónicos (televisión, teléfono móvil, tableta, etc.) unos 30 minutos antes de irte a dormir. Después de un duro día de trabajo, no solo tu cuerpo necesitará descansar, también tu mente. Por ello, es aconsejable que dediques unos minutos del día a hacer otro tipo de actividades, como leer un libro o a hacer deporte, para desconectar y liberar tensiones acumuladas. Tu organismo te lo agradecerá y podrás asumir tus responsabilidades al día siguiente con el cien por cien de tu energía.

Es importante conocer la diferencia entre eficacia y eficiencia para conseguir muchas más cosas con menos recursos.