26 de enero de 2016

Estás buscando trabajo y quieres mandar tu Curriculum Vitae a la empresa de tus sueños, pero dicha empresa no ha publicado ofertas de empleo y, por lo tanto, no busca candidatos. ¿Es correcto enviar una autocandidatura por email? ¿Cómo se redacta una carta de candidatura espontánea? A lo largo de este post descubrirás cómo presentar una autocandidatura de empleo de la forma más efectiva posible.

La carta de candidatura espontánea o autocandidatura

Algunas páginas especializadas recomiendan enviar el currículum siempre que exista una oferta de trabajo previa. Sin embargo, está demostrado que gran parte de estas ofertas no están publicadas en las páginas de búsqueda de empleo y que muchas veces debemos echar mano del Networking para descubrirlas. El envío de la candidatura espontánea, por lo tanto, no parece una estrategia tan descabellada.autocandidatura-por-email

La autocandidatura por email

Aunque la candidatura espontánea por email sea el ejemplo de autocandidatura más recurrente, los correos electrónicos pueden resultar impersonales. Dado que la empresa no busca candidatos en estos momentos, tendremos que hacer un esfuerzo extra para que nuestra autocandidatura despierte el interés de los reclutadores.

  • Accede a las ofertas de trabajo que la empresa publicó en su día y hazte una idea de las competencias que suelen buscar en los candidatos. Al hacerlo, nuestra carta de candidatura espontánea se adecuará al perfil deseado y conseguirá diferenciarse de las del resto.
  • A la hora de adjuntar el Curriculum Vitae en tu autocandidatura espontánea, saber qué escribir en un email con tu CV es un factor decisivo. Un mensaje impersonal que sirva para cualquier otra empresa da muy mala impresión.
  • El formato de Curriculum Vitae más adecuado en una candidatura espontánea por email es el PDF. No sería la primera vez que un reclutador no puede acceder al CV por tener una versión antigua de Word.

Otros modelos de autocandidatura

Aunque el email de autocandidatura sea el método más cómodo y habitual, la autocandidatura telefónica y la visita de rigor a la empresa pueden hacerte ganar puntos de cara a una posible entrevista de trabajo con el reclutador.

¿La razón? Al movilizarte demuestras un interés mucho más grande por la empresa que si te limitas a enviar currículums desde casa. Además, es un método muy bueno para averiguar el correo exacto al que tienes que enviar tu carta de candidatura espontánea o autocandidatura -en el caso de que la web de la empresa solo muestre el correo genérico de información- o incluso para conocer en persona al responsable de Recursos Humanos. No olvides que el tú a tú es, en definitiva, la mejor forma de postularse a un empleo.

La carta de autocandidatura