-- publicidad --

Redactar un resume es complicado para cualquiera: hay que saber que incluir, que hay que dejar fuera, que resaltar y que enfatizar. Los profesionales de recursos humanos y los empleadores reciben centenares de resume para cada puesto de trabajo y de media solamente pueden dedicarle entre 10 y 30 segundos al tuyo.

Una información mal organizada, un resume mal estructurado y poco claro, puede costarte caro. Por el contrario, un buen resume puede proporcionarte la entrevista personal que necesitas para acabar de convencer a la empresa de que eres la persona idónea para el puesto.

Escritura del resume

Africa Studio || Shutterstock

En nuestra web te ofrecemos una completa información para conseguir un buen resume. Solamente hay que seguir unos sencillos consejos:

Comienza determinando claramente tu objetivo

Antes incluso de comenzar a redactar el resume. Debes tener claro en todo momento a qué tipo de trabajo quieres optar y qué habilidades requiere. Una vez tengas claro tu objetivo habrás orientado tus pasos en la búsqueda de empleo y podrás estructurar el contenido del resume de la mejor forma posible para lograr lo que deseas.

Sé claro y conciso

Es el momento de comenzar a escribir. Ten presente que el resume es tu herramienta personal de marketing, la que te tiene que servir para convencer al encargado de personal y hacerte entrar en la empresa. Por ello, no es necesario que incluyas todo en el resume. El truco consiste en ser claro y conciso, para así generar el interés suficiente para que el potencial empleador contacte contigo y concierte una entrevista.

Supera el filtro de los 6 segundos con un ejercicio muy útil que consiste en ponerse en la piel del lector del resume: si fueras tú el encargado de seleccionar al futuro personal, ¿en qué te fijarías?. Obviamente, esto es lo que debes incluir en el resume.

¿Qué quiere ver un seleccionador en el currículum?

iJeab || Shutterstock

Utiliza frases destacadas

En el cuerpo del resume, emplea frases cortas y destacadas (ya sea con viñetas, puntos, números...) en lugar de largos párrafos. Los resume están hechos para leerse rápidamente, así que utiliza frases clave destacadas sin descuidar el lenguaje de tu currículum. La información destacada ayuda al lector a ver tus mejores capacidades de un solo vistazo. De nuevo, no hace falta que te preocupes por dar detalles, ya entrarás en ellos durante la entrevista

Usa palabras y verbos de acción

Palabras como preparar, lograr, desarrollar, conseguir, presentar ayudarán a tu resume a distinguirse y resaltarse. Además, si tu resume es escaneado automáticamente, práctica cada vez más común en las empresas, es muy posible que el sistema de seguimiento de candidatos seleccione estas palabras.


Utiliza símbolos y signos

Siempre que puedas, incluye signos de monedas ($,€...), porcentajes (%) o números (#) en el cuerpo del resume. Éstos destacan fácilmente del resto de la información y son fácilmente visibles. Ser específico no significa ser largo y tedioso.

La Formación Profesional para reforzar tu currículum

Kittisophon || Shutterstock

Resalta tus fortalezas y capacidades

Destaca tus mejores habilidades y aquellas que sean más relevantes para el potencial empleador. Como hemos dichos, el seleccionador de personal emplea entre 10 y 30 segundos para analizar tu resume, así que esfuérzate en seleccionar las características que más pueden ayudarte a conseguir tu objetivo. Ordena tus habilidades personales según se adaptan más al puesto en concreto. Éstas serán el "gancho" para el lector.

Ofréceles lo que buscan

Analiza los anuncios y las ofertas de empleo disponibles en cada momento. Para cada puesto normalmente se ofrece una pequeña descripción de la empresa, así como del personal que buscan. Utiliza estas palabras clave para destacar unos u otros aspectos. De esta manera acabarás posicionando tu Curriculum Vitae.

Sé positivo

Es fundamental, tanto en el resume como en la entrevista, mostrarte optimista y positivo. Por eso, obvia cualquier punto negativo o irrelevante. Si crees que tu edad o la fechas de tus estudios te pueden perjudicar, déjalos fuera. Si hay algún trabajo o algunas tareas de las que has realizado que no te van ayudar, no las incluyas. Céntrate en las tareas que pueden contribuir a tu objetivo y deja fuera todo aquello irrelevante o perjudicial.

Trucos para poner la edad en el currículum

tommaso79 || Shutterstock

Personaliza tu resume en lugar de utilizar un formato estándar

Esto te ayudará a marcar la diferencia. Es bueno que tu resume sea claro, estructurado y limpio. Para ello es importante dejar espacios en blanco, buenos márgenes e interlineado suficiente. No conviene atosigar con información. Así se focaliza más la atención del lector, causando una buena primera impresión.

Presta atención al formato

El tipo de letra no debe ser demasiado pequeño (nunca menor de 10 puntos), ni conviene utilizar fuentes extrañas, que sean intrincadas y difíciles de leer (mejor una fuente común, pero clara y ordenada: Sans Serif, Times New Roman, Helvetica...). El resume debe ser corto, de una o dos páginas como máximo (aunque si es sólo una, mejor).

Pide consejo siempre que puedas

Normalmente es díficil ver los fallos si no se toma distancia. Un amigo, la pareja o un familiar puede ayudarte a mejorar tu resume. Pide que lo revisen, que lo corrijan o que te den sugerencias antes de mandarlo. No basta un "está bien", anímalos a que te planteen dudas, cuestiones... sus preguntas pueden ayudarte a fijarte en cosas que te habían pasado inadvertidas o descubrir los puntos que son más confusos para el lector.

El Resume

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No