Aunque cada vez son más las empresas que apuestan por las dinámicas de grupo a la hora de entrevistar a sus futuros trabajadores, las dinámicas de grupo en la entrevista de trabajo siguen generando tensión entre los candidatos. Sin embargo, a veces basta con conocer las ventajas y desventajas de la dinámica de grupo para perder el miedo a esta práctica cada vez más extendida. Al fin y al cabo, la experimentaremos en algún momento de nuestra vida laboral.

La dinámica de grupo y sus ventajas

Una de las principales ventajas de la dinámica de grupo es que las actividades son eminentemente prácticas y los seleccionadores pueden percibir el rol de cada uno de los candidatos. Es mucho más fácil identificar a un líder o un trabajador más sumiso mediante este procedimiento que leyendo su Curriculum Vitae u hoja de vida.

La dinámica de grupo permite ver cómo se desenvuelven los candidatos en situaciones críticas y analizar el lenguaje verbal y no verbal de los participantes. Además, dado que el trabajo en equipo es la prima de toda empresa que se precie, la dinámica grupal de la entrevista de trabajo es el mejor método para valorarlo.

Las desventajas de la dinámica de grupo

Aunque conozcas casos prácticos de dinámicas de grupo en la selección de personal y puedas hacerte una idea aproximada de los tipos de dinámica de grupo que existen, hasta que no te encuentres en la entrevista no sabrás por dónde te pueden salir. Esto puede generar nervios y mermar la confianza del candidato, a pesar de que no suelan ser dinámicas grupales complicadas.

Otro de los principales inconvenientes de las dinámicas de grupo es que, si eres una persona tímida, puede que no consigas mostrar todas tus capacidades en los escasos minutos que suele durar una dinámica grupal en la entrevista de trabajo. Los nervios pueden jugarte una mala pasada.