-- publicidad --

¿Existe el trabajo para mayores de 40? ¡Por supuesto! Sin embargo, aunque contratar a empleados mayores de 45 o 55 años tiene numerosas ventajas, no es algo que todas las empresas se animen a hacer. De hecho, este colectivo, el conformado por los trabajadores de más de 45 años, es especialmente sensible a los problemas derivados del desempleo. Se trata de una problemática importante en nuestro país, por eso se ha puesto en marcha una serie de ayudas a la contratación de trabajadores mayores de 45 y 55 años. ¡Descúbrelas!

Ayudas para contratar a mayores de 40 años

El Nariz || Shutterstock

Tipos de bonificaciones por la contratación de mayores de 40 años

Contratar a personas con esta edad suponer varias ventajas, además de la económica. En primer lugar, y como es comprensible, estos trabajadores acumulan una importante experiencia, tanto en el desarrollo de su puesto de trabajo o profesión como en la aplicación de ciertas habilidades necesarias para cualquier cargo, como por ejemplo el trabajo en equipo.

También es importante señalar que su mayoritaria estabilidad personal y profesional, así como su capacidad de adaptación al cambio, que se derivan de esa experiencia, también pueden beneficiar a la empresa. Y, por último, la mayoría de estos trabajadores suele contar con una amplia red de contactos, lo que también puede resultar ventajoso.

Aun así, en España se siguen produciendo frecuentes discriminaciones por razones de edad a la hora de contratar trabajadores, por lo que las ayudas y subvenciones que se ofrecen por la contratación por parte de las empresas de personas mayores de 45 años cobran mucha importancia. Estas son las más importantes:

1. Bonificación por contratación indefinida

Especialmente dirigida a las empresas que cuenten con menos de 50 trabajadores, para las que se entiende que siempre es más complicado contratar trabajadores que para las más grandes, encontramos la bonificación por contratar de forma indefinida a trabajadores mayores de 45 años.


Esta bonificación puede ascender de los 1.3000 euros anuales a los 1.500 euros al año si se trata de la contratación de una mujer en un sector en el que las mujeres cuenten con una baja representación en la empresa. Esta bonificación se mantendrá durante los tres primeros años del contrato de trabajo.

2. Bonificación por contratar a personas mayores de 52 años

Este caso es algo especial, ya que al contratar una empresa a una persona mayor de 52 años, que además esté percibiendo el subsidio por desempleo, de forma indefinida y a jornada completa, recibirá la misma bonificación que en el caso anterior, con el añadido de que el trabajador podrá seguir percibiendo una parte de ese subsidio.

3. Bonificación por contratar a personas mayores de 65 años

Si la empresa se decanta por contratar a personas que ya tengan acceso a la pensión de jubilación, es decir, a aquellos con 65 años de edad y 38 años y 6 meses cotizados, o 67 años de edad y 37 cotizados, recibirán entonces una bonificación del 100 % en la cuota de contingencias comunes derivada de ese contrato.

Se trata de una medida que beneficia a la empresa, a la persona que desea seguir trabajando y al Estado, que pospone el pago de la pensión de jubilación al trabajador.

4. Bonificación por contratar a mayores de 45 con discapacidad

Las personas mayores de 45 años cuentan todavía con más complicaciones para acceder al mercado de trabajo si además tienen algún tipo de discapacidad. Para compensar este hecho, se ofrecen bonificaciones de hasta 5.700 euros anuales a las empresas que contraten a personas con discapacidad mayores de 45 años y lo hagan de forma indefinida.

Esta bonificación durará, además, durante todo el contrato de trabajo, y puede llegar a ser de 6.300 euros si la discapacidad es mayor. Y, en caso de ser contratos temporales, el importe de la ayuda se situará entre los 4.100 y los 5.300 euros, en función de las particularidades de cada situación.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No