- 9/01/2019

Las circunstancias han cambiado mucho durante las últimas décadas, debido sobre todo al vertiginoso desarrollo de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones. Los profesionales ya no se desenvuelven en el mercado laboral con la seguridad y la permanencia temporal de antaño, ya que el mercado es cada día más volátil y su cambio más acelerado, dando lugar a nuevos tipos de puestos de trabajo que hasta ahora no existían. Por si esto fuera poco, la mayoría de los puestos que ahora existen no lo harán en el futuro. La flexibilidad y la capacidad de adaptación al entorno y el aprendizaje de las habilidades digitales es todo lo que demanda el mercado laboral actual. Por eso, como profesional, tú también deberías asumir que has de adaptarte a los cambios de la Transformación Digital. ¿Pero cómo hacerlo?

Rawpixel.com || Shutterstock

6 consejos para sobrevivir como profesional a la Transformación Digital

Para bien o para mal, los trabajadores somos los primeros afectados ante cualquier tipo de cambio. Por ello, es de suponer que la Transformación Digital haya impactado en los Recursos Humanos y en prácticamente cualquier ámbito del mundo laboral. Así pues... ¿Qué puedes hacer tú como profesional para adaptarte a los cambios de esta revolución digital?

1. Adáptate a los nuevos perfiles profesionales

Debes tener en cuenta, sobre todo por lo que pueda afectarte, que en la actualidad se busca un nuevo perfil profesional de mentalidad más abierta y creativa, con importantes habilidades tecnológicas y con capacidad de superar los posibles fracasos, rehacerse y buscar salidas ante las dificultades y los retos.

Además, esta transformación digital está afectando a todos los sectores de la economía, aunque algunos destacan por necesitar más que los demás estos nuevos perfiles, como las entidades financieras y los sectores del automóvil, de la energía, del turismo y de las telecomunicaciones. Y actividades como el desarrollo web, la gestión de big data y el marketing digital están aumentando enormemente su demanda.

2. Conoce y fomenta tus habilidades

En este contexto, los procesos de selección se centran mucho más en la obtención de estas habilidades por parte de sus candidatos, más que en el currículum tradicional, incluso recurriendo a dinámicas de grupo relacionadas con esas competencias.


3. Piensa en qué puedes hacer tú para paliar la escasez de talento

Dado el peso que estas habilidades han adquirido en el desarrollo de una carrera profesional exitosa, lo conveniente es que te informes extensamente acerca de todas las posibilidades formativas disponibles en el mercado académico, para cubrir esta posible carencia y esforzarte permanentemente por estar al día en estas competencias, incluso utilizando la vía online, también cada día más extendida y de una gran calidad, gracias precisamente al desarrollo de las nuevas tecnologías.

4. Apuesta siempre por el reciclaje profesional

Por otra parte, esta adaptación al nuevo entorno digital puede parecer más una cuestión generacional que otra cosa, pero quizá no lo sea del todo. Los profesionales veteranos o ya con alguna experiencia se están enfrentando a esta nueva realidad que antes no existía, y eso les está obligando a adaptarse rápidamente a las nuevas circunstancias.

En ese camino, no se debe olvidar que tanto las instituciones docentes, como las empresas más interesadas y los gobiernos están ofreciendo multitud de herramientas para facilitar esta adaptación, que permite enfrentar estas situaciones. Se trata, en definitiva, de gestionar el talento multigeneracional y asumir que estos cambios no son negativos, sino realidades que pueden convertirse en oportunidades.

Jacob Lund || Shutterstock

5. Sé más asertivo y tolerante

Es necesario prepararse bien para vivir esta nueva situación, apostar por la formación continua y el reciclaje profesional, saber enfrentarse a los fracasos como etapas de desarrollo personal, tolerando mejor la frustración, aprender a utilizar la tecnología como un medio útil para la vida diaria. Y ser asertivo y tolerante, con mente abierta y receptiva a las nuevas tecnologías, sin olvidar tampoco la interacción humana, el trabajo en equipo y la convivencia respetuosa.

6. Prepárate para una auténtica revolución tecnológica

Un último detalle muy importante es que las nuevas tecnologías y actividades relacionadas con ellas tienden a poner a la persona en el centro, ya sea al empleado, al cliente o al proveedor, y eso va a dar lugar a que, aun siendo la persona el objetivo, serán las nuevas tecnologías que le rodean las que dominen la vida cotidiana.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No