- 11/12/2018

Normalmente, en los centros de trabajo pueden convivir hasta tres generaciones diferentes, pues la edad de trabajar se extiende desde los 18-23 años de edad hasta los 65-70, en función de las circunstancias de cada cual. Y cada generación, a su vez, está condicionada por la época que le ha tocado vivir, los acontecimientos históricos, las condiciones familiares, económicas y sociológicas, influyendo todo ello en su personalidad y psicología, y por tanto en su comportamiento. En sociología, las tres generaciones que hoy conviven juntas en los centros de trabajo se denominan “Baby Boomers”, “Generación X” y “Millennials”. Es complejo gestionar el talento multigeneracional en los departamentos de Recursos Humanos, porque son grupos distintos entre sí, con motivaciones diferentes y respuesta distinta a según qué tipo de incentivos y liderazgos.

Estrategias necesarias para la gestión del talento multigeneracional

fizkes || Shutterstock

Cómo gestionar el talento multigeneracional

Para conseguir que las distintas generaciones convivan de manera eficaz para los resultados de la empresa, lo primero es estudiar los detalles que caracterizan a cada una y sus perspectivas, tanto vitales como laborales.

Generación de los Baby Boomers

Empezando por los mayores, los Baby Boomers se identifican con los nacidos más o menos entre 1946 y 1964, después de la II Guerra Mundial, cuyo nombre deriva de la extraordinaria natalidad que se produjo en ese período.

Se caracterizan por trabajar muchos años o siempre en la misma empresa, por lo que psicológicamente tienden a buscar seguridad y estabilidad en su puesto. Suelen ser por ello muy fieles a la empresa, comprometidos a fondo con ella, aunque también muy competitivos.

En general, para esta generación el trabajo es muy importante, por encima de otras facetas personales, y se aferran a valores más tradicionales, luchan por aumentar la productividad en su trabajo. Les gustan los símbolos de posición social y la jerarquía, por lo que pelean por los ascensos.

Ventajas del reclutamiento colaborativo en la empresa

Generación X o generación intermedia

La generación intermedia o Generación X se identifica con los nacidos entre 1965 y 1980, tras el fin de la Guerra Fría, cuyo nombre deriva de su acceso al mercado laboral en unas circunstancias de bastante incertidumbre, también en los ámbitos económico y político.


Suelen ser personas estables e independientes y prefieren el trabajo con poca supervisión o incluso ser sus propios jefes, por lo que valoran menos la jerarquía y las tradiciones, tendiendo a ser menos competitivos que los anteriores.

Generación Millennial

Los Millennials se identifican con los nacidos entre 1981 y 1999, en una época caracterizada por un gran desarrollo económico, y tienden a ser más emprendedores y más idealistas y valoran más sus metas personales o vitales. ¿Pero qué buscan los millennials en el trabajo? La calidad de vida es su prioridad, por lo que juzgan a las generaciones anteriores como adictos al trabajo. Prefieren dar prioridad a la conciliación entre la vida laboral y personal.

Aunque se muestran bastante impacientes, son también perseverantes y más tolerantes que las generaciones anteriores, con una gran capacidad de adaptación al cambio. La tecnología es su compañera permanente.

fizkes || Shutterstock

Estrategias para mejorar la gestión del talento multigeneracional

Para enfrentar el desafío de hacer convivir estas generaciones tan distintas, se deberían adoptar estrategias para aprovechar este entorno multigeneracional:

1. El mentoring o las cotutorías

El mentoring o las cotutorías en estos entornos multigeneracionales ponen en valor la experiencia y las habilidades de los empleados más veteranos y les dan la oportunidad de enseñar y compartir con los más jóvenes, e incluso aprender de ellos alguna facetas novedosas.

2. Fomentar la conciliación de la vida personal y laboral

La conciliación laboral y familiar, sobre todo con los que son capaces de trabajar con la mínima supervisión, ayudará a fomentar el buen clima laboral y por tanto a retener el talento.

3. Interesarte por las motivaciones de tus empleados, más allá de la generación a la que pertenecen

A pesar de esta caracterización de las generaciones, no es bueno etiquetar a las personas en bloque, conviene más conocer a cada empleado individualmente para conocer sus motivaciones y habilidades y ubicarlos de manera adecuada.

4. Fomentar ambientes de colaboración

Fomentar ambientes de colaboración, promoviendo que los empleados de todas las edades opinen y se sientan comprometidos con la empresa. El trabajo en equipo y la comunicación fluida son una garantía.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No