- 21/05/2017

Con el paso de los años, la conciliación de la vida laboral y familiar ha ido cobrando cada vez más importancia. Los trabajadores valoran la flexibilidad en sus trabajos y las medidas que les ayuden a disfrutar de su vida personal y familiar, sobre todo si se tienen hijos pequeños o personas dependientes. Las empresas, al mismo tiempo, se han dado cuenta de que se trata de un beneficio que los trabajadores valoran y agradecen, lo que ayudará a que estos se sientan mejor en su trabajo y sean también más productivos. ¿Pero qué puede hacer una empresa para mejorar la conciliación laboral y familiar de los empleados? Te damos todas las claves, a continuación.

Cómo conciliar la vida laboral, familiar y personal

loreanto || Shutterstock

¿Qué son las medidas de conciliación laboral?

Las medidas de conciliación laboral son las normas o acciones que una empresa puede implantar o llevar a cabo con el objetivo de que sus trabajadores puedan conciliar ambos espacios: el personal y el profesional. Este es uno de los incentivos no monetarios que más valoran los trabajadores. Parece un beneficio unilateral, pero la realidad es que, si un trabajador tiene resueltos sus asuntos personales, podrá centrarse mucho más en su trabajo.

Así, cada empresa puede implementar una serie de estrategias de conciliación laboral en función de las necesidades específicas de sus empleados y de la propia organización de la compañía. Se trata de una serie de medidas que van más allá de los permisos o excedencias laborales que marca la ley, y por tanto su contenido y aplicación dependerá de cada caso concreto.

Dusan Petkovic || Shutterstock

Consejos para conciliar la vida laboral, familiar y personal

A continuación, te damos las claves que toda empresa que desee lograr el bienestar y la felicidad de sus empleados deberá tener en cuenta, siempre en función de los recursos disponibles y de la propia organización:


1. No convocar reuniones o formaciones fuera del horario laboral

Parece algo obvio, pero en muchas empresas se continúa organizando reuniones de trabajo fuera del horario estipulado. Además de generar malestar en los empleados, es muy probable que la reunión o la formación no resulte tan provechosa como lo sería si tuviese lugar dentro de la jornada laboral habitual.

2. Flexibilidad en la gestión del tiempo

Permitir que cada empleado pueda organizar sus horas de trabajo en función de sus necesidades personales. El resultado será siempre la misma cantidad de horas trabajadas y lo mejor será que se pacte con antelación entre empleado y jefe, por cuestiones de organización con el resto del equipo.

3. Flexibilidad en el espacio de trabajo

Por norma general cada empleado tiene un lugar específico de trabajo. No obstante, es posible que por reuniones, llamadas telefónicas o cualquier otro motivo necesite otro espacio diferente. Promover la libertad en este sentido hará que se sientan más cómodos en su día a día.

4. Acceso a información de utilidad

Se trata de que la empresa facilite al trabajador que lo necesite información o datos de interés, por ejemplo, sobre el Certificado de Discapacidad o el cuidado de personas mayores o dependientes.

5. Ayudas económicas para familiares dependientes

En algunos casos, la ayuda puede llegar a ser incluso económica. Si el trabajador puede permitirse el coste que supone que alguien cuide de sus hijos o de su familiar dependiente, podrá desempeñar su trabajo de forma mucho más tranquila.

6. Facilitar el teletrabajo

Tanto de forma programada como en casos excepcionales, el trabajo a distancia está dando excelentes resultados, tanto productivos como económicos (reducción de costes para la empresa). Y, por supuesto, es una de las mejores medidas para mejorar la conciliación de la vida laboral y la personal.

7. Facilitar el acceso y la reserva de plaza en guarderías cercanas

No tener que invertir una hora cada día en llevar y recoger a los niños de la guardería permitirá que el trabajador acuda al trabajo mucho menos estresado.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No