- 10/04/2019

Que las redes sociales han conquistado terrenos hasta ahora inimaginables no es ninguna novedad... y el sector laboral no iba a ser una excepción. ¿Estás buscando trabajo? ¿Te gustaría crear una red profesional de contactos? ¿Necesitas dar a conocer tus servicios y conseguir clientes para tu negocio? Si la respuesta a alguna de estas preguntas es afirmativa, has de saber que LinkedIn es tu gran aliado. Y es que, independientemente de cuál sea tu situación laboral (desempleado, asalariado, emprendedor, freelance, etc.) crear un perfil en LinkedIn será el primer paso para ganar esa visibilidad que tanto necesitas como profesional. Así pues, si necesitas aprender a usar LinkedIn desde cero, no te pierdas el tutorial que hemos preparado.

1. Registrarse en LinkedIn

Para iniciar sesión en LinkedIn por primera vez tendrás que entrar en www.linkedin.com e indicar tu nombre completo, la dirección de correo electrónico, tu país de origen y el código postal de la ciudad en la que resides.

Sin duda alguna, una de las cosas más positivas que tiene LinkedIn es que te ayuda a optimizar tu perfil profesional desde el minuto uno. Por esta razón, lo primero que te pregunta al insertar los datos de contacto en el formulario es tu "Cargo más reciente" (es decir, tu puesto de trabajo actual o el último que has desempeñado), la "Empresa más reciente" en la que estés o hayas trabajado y el "Sector" laboral al que perteneces.

Fíjate que, a medida que vayas completando estos campos, a la derecha te aparecerá el número de profesionales de LinkedIn que comparten los datos que has insertado. De esta manera te será mucho más fácil contactar con ellos después.

Como puedes ver, también existe la opción de "Soy estudiante", que seleccionarás si todavía no has finalizado tus estudios y por lo tanto no tienes experiencia laboral.

En cuanto incluyas estos datos, LinkedIn enviará un código numérico a tu dirección de correo electrónico, para de esta manera verificar que has dado la dirección correcta. Tras incluir el código en el recuadro y "Aceptar y confirmar" las condiciones de privacidad, podrás empezar a añadir tus primeros contactos.

2. Tarjeta de presentación en LinkedIn

La tarjeta de presentación es la sección más visible de tu perfil de LinkedIn, el rectángulo que aparece al principio de todo. Dado que esta tarjeta reúne la información más importante de tu persona (nombre completo, especialidad, sector laboral, ubicación...) merece la pena dedicar unos cuantos minutos a optimizar al máximo tu tarjeta de presentación.

Si rellenas todos los campos, no escatimas en detalles y empleas técnicas SEO para que tu perfil de LinkedIn aparezca en los primeros resultadosa los profesionales les será mucho más fácil encontrarte. Y este es el principal objetivo de LinkedIn: hacer que te encuentren.

Los campos que están marcados con un asterisco (*) tienen carácter obligatorio, mientras que los demás (puesto actual, ubicaciones en esta zona, información de contacto y extracto) son MUY recomendables si queremos optimizar al máximo nuestro perfil.

Vamos a explicar algunos de los apartados más interesantes de la tarjeta de presentación:

Foto del perfil y Foto de fondo

La foto es la parte más visible de tu tarjeta de presentación, y con ella podrás transmitir la confianza que tanto necesitas como profesional. Nuestro consejo es que apliques los mismos consejos para escoger la foto de tu currículum y huyas de las fotografías desactualizadas, de los selfies y de las típicas fotos de la orla. Si en tu foto puedes incluir algún elemento que hable de ti como profesional -como por ejemplo un estudio de pintura de fondo (si eres artista) o una cámara fotográfica en tu cuello (si eres fotógrafo)- mejor que mejor.

Titular

El titular de LinkedIn es una única frase que sirve para indicar, de forma clara y directa, aquello que puedes aportar como profesional. Para redactar este apartado tienes varias posibilidades:

  • Indicar tu especialidad profesional y el lugar donde trabajas 👉"Directora de fotografía en Picture Cinema" (en el ejemplo)
  • Indicar los diferentes puestos de trabajo que desempeñes o hayas desempeñado 👉 "Jefe de proyecto | Especialista en Marketing"
  • Describir una de tus principales funciones en el terreno profesional 👉 "Ayudo a los departamentos de Recursos Humanos a captar y retener talento"
  • Indicar tu puesto de trabajo y tu grado de especialización 👉 "Redactor de contenido especializado en medios audiovisuales"

Sector

Este apartado es un poco más general que el titular de LinkedIn, ya que en él se refleja el sector laboral al que perteneces. Recursos Humanos, Medios de comunicación, Escritura y edición, Equipos informáticos... Para seleccionar tu sector basta con hacer clic en el desplegable y escoger entre la gran cantidad de opciones que te proporciona LinkedIn. Así te será mucho más fácil hacer un buen contacto a través del networking.

Extracto

El extracto de LinkedIn es uno de los apartados más diferenciadores de nuestro perfil -y, paradójicamente, también uno de los grandes olvidados-. El extracto es una pequeña descripción en la que resumimos nuestra trayectoria profesional, mencionamos nuestras habilidades y competencias y explicamos nuestros objetivos profesionales. Merece la pena dedicar unos cuantos minutos de nuestro tiempo a redactar un buen extracto.

3. Editar tu perfil de LinkedIn (Añadir sección)

Ya has llegado al "core" de tu perfil de LinkedIn, al bloque donde te podrás explayar y explicar los detalles de tu trayectoria profesional de manera exhaustiva. Si la tarjeta de presentación es un pequeño resumen que recoge los detalles más importantes de tu trayectoria, a partir de este punto podrás añadir, quitar y personalizar los apartados propuestos por LinkedIn para explicar pormenorizadamente tu carrera académica y laboral.

Estas son todas las secciones que puedes incluir:


Trayectoria profesional y académica

🧰 Experiencia laboral

¿Sabías que el perfil de LinkedIn funciona como un auténtico currículum? En esta sección deberás indicar el cargo que has desempeñado en X empresa, con la fecha de inicio y final (a no ser, claro está, que sigas desempeñando dicho trabajo en la actualidad; en ese caso tendrás que marcar la opción "Actualmente tengo este cargo").

🎓 Educación

Según LinkedIn, al añadir tu Universidad o centro de estudios obtienes hasta 11 veces más visualizaciones de tu perfil. Por ello, no dudes en incluir tu Universidad, titulación, disciplina académica y el periodo de tiempo en el que completaste tus estudios.

📎 Licencias y certificaciones

¿Posees alguna licencia, certificación o diploma que acredite tus credenciales? Entonces no dudes en ponerlo. Puedes incluir desde una certificación oficial de Google Analytics hasta la certificación oficial del B2 en inglés de la Escuela Oficial de Idiomas. ¡Las posibilidades son inmensas!

🌍 Experiencia de voluntariado

Las actividades de voluntariado pueden tener un gran valor en tu currículum. ¿Por qué? Porque de esta manera destacas aquello que te apasiona y demuestras que te encanta contribuir a la sociedad desde organizaciones sin ánimo de lucro.

Aptitudes

Gracias a esta sección podrás indicar tus cualidades profesionales. Además, el resto de personas que pertenezcan a tu red de contactos podrán validar dichas aptitudes. Estas validaciones, que aparecerán automáticamente al lado de las aptitudes que hayas indicado, darán más confianza a la persona que lea tu perfil. Si dicha persona está buscando, por ejemplo, a un especialista en Edición de Vídeo y tú tienes validada esa misma competencia... podría contactar contigo para ofrecerte un empleo.

Logros

En ocasiones, haber publicado un estudio en alguna revista importantísima o haber recibido un merecido reconocimiento por tu labor es igual de importante que la trayectoria profesional propiamente dicha. ¿Por qué? Porque si contamos con una serie de "extras" que hablen de nosotros como profesionales -y lo hagan positivamente- ganaremos muchos más puntos, tanto en la búsqueda de empleo como en la captación de nuevos clientes.

📰 Publicaciones

¿Sabes que si incluyes los trabajos y artículos que te han publicado tendrás 7 veces más probabilidad de que te encuentren? No lo decimos nosotros; lo explican los especialistas en LinkedIn. Por ello, tanto si has publicado un estudio científico, un trabajo de divulgación o un artículo en un diario o revista especializada, no dudes en indicarlo en esta sección.

⭐ Patentes

Si lo tuyo es la innovación y has llegado a publicar alguna patente, siempre puedes demostrar tu pericia con esta sección. Suele ser una de las grandes olvidadas del perfil de LinkedIn -probablemente porque no todo el mundo puede presumir de haber publicado una patente-

👩‍💼 Cursos

Es decir, la formación complementaria que hayas recibido más allá de tus estudios oficiales. Enumera los cursos de formación y especialización que hayas cursado y sigue engrosando el apartado de trayectoria académica.

🗓 Proyectos

¿Estás realizando algún proyecto personal que demuestre tu experiencia en X campo? Es momento de indicarlo. Esta pequeña sección suele ser idónea para aquellas personas que quieran dar visibilidad a ese proyecto de índole personal en el que tanto tiempo están invirtiendo. ¿Por qué? Porque es una carta de presentación perfecta para optar a un puesto de empleo relacionado.

🏆 Reconocimientos y premios

Incluir un listado con tus habilidades no está nada mal, pero si además te han premiado o reconocido alguna de estas competencias... pues mejor que mejor. Muchos reclutadores priorizan el haber conseguido cierto número de logros profesionales antes que la gran cantidad de títulos académicos que atesores. ¡Aprovéchalo!

☑ Calificaciones de pruebas

¿Has sacado muy buenas calificaciones en tus estudios? ¿Te calificaron tu trabajo de final de carrera con una Matrícula de Honor? Sin lugar a dudas, es un hito lo suficiente importante como para ser priorizado en tu perfil de LinkedIn.

🇬🇧 Idiomas

Los idiomas son PRIMORDIALES en el mercado laboral actual. Por eso, independientemente de que estés buscando trabajo o no, debes indicar tu dominio de idiomas en LinkedIn. Abstente del típico "Nivel medio-alto de inglés" que, realmente, no aporta nada. En su lugar, indica tu nivel real: B1, B2, C1, C2, etc. De esta manera podrás demostrar que eres la persona más adecuada para un trabajo u oportunidad en el extranjero.

4. Editar URL y perfil público

Desde el mismo momento en que te abres una cuenta de LinkedIn (hayas completado tu perfil o no) LinkedIn te adjudica una URL personalizada compuesta por tu nombre y una serie de números adjudicados por tu orden de llegada a la red social. Fíjate:

Muchos usuarios dejan intacta esta URL porque piensan que no se puede modificar... ¡Pero eso no es cierto! Podrás cambiar la URL de tu perfil de LinkedIn cuando hayas cambiado la apariencia de tu perfil público. ¿Y cómo hacerlo? Pues muy sencillo:

En la parte superior derecha de tu página de inicio de LinkedIn, haz clic en el icono "Yo" (el que tiene un circulito con tu foto). Acto seguido, pulsa "Ver perfil". Te darás cuenta de que a la derecha del todo aparecen dos opciones: "Editar URL y perfil público" y "Añadir perfil en otro idioma". Pulsa la primera opción y fíjate bien en la nueva página que se te abre:

Justo en el apartado "Editar URL" (señalado en rojo) verás un pequeño lápiz para modificar la dirección web de tu perfil de LinkedIn. Haz clic en el lápiz y, ahora sí, edita la URL de tu perfil. Nuestro consejo es que dejes tu nombre completo, elimines los números y los sustituyas por tu especialidad profesional. De esta manera:

¿Por qué te aconsejamos esto? Porque lo ideal es que las URLs de cualquier web estén optimizadas para los motores de búsqueda como Google. De esta manera, cualquier recruiter que busque "fotógrafos profesionales" tanto en LinkedIn como en el buscador de Google podrá dar más fácilmente con tu perfil.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No