- 28/06/2021

Existen algunos puestos de trabajo con mayor carga mental y es que estos pueden ser más satisfactorios al sentirte más realizado, pero pueden pasarte mayor factura. Por ello, es importante saber gestionar correctamente la carga mental de trabajo. No es un secreto que en el ámbito laboral hay dos tipos de cargas, la carga física y la carga mental en el trabajo, en este caso vamos a centrarnos en la segunda de ellas, desarrollar el concepto al que hace referencia, citar las causas más comunes y conocer cómo puedes evitarla para sentirte mejor en tu puesto de empleo.

Cómo eliminar la carga mental en el trabajo

Nestor Rizhniak || Shutterstock

¿Qué es la carga mental de trabajo?

La carga mental de trabajo es diferente al estrés laboral, se trata de un impacto en salud mental en el ámbito laboral. Definimos el significado de carga mental en el trabajo como el conjunto de requerimientos físicos y mentales a los que un trabajador se expone durante la jornada laboral que exige durante el proceso un estado de atención y un nivel alto de concentración. Por lo tanto, la definición de carga mental abarca los procesos cognitivos y el procesamiento de la información que supone un esfuerzo mental en términos de razonamiento, memoria, atención, concentración, toma de decisiones, coordinación de ideas y control emocional.

Por otro lado, es importante destacar que la carga mental de trabajo no siempre puede deberse a un exceso, más bien puede ser por defecto. Esto significa que una tarea que no requiera ningún esfuerzo mental por parte del empleado puede ser negativo. Cuando la carga mental de trabajo es excesiva puede aparecer la fatiga mental que hace referencia a la disminución de la eficiencia funcional mental y física.

Causas y factores que inciden en la carga mental en el trabajo

El problema de la carga mental en el trabajo es que no tiene visibilidad, sin embargo, esto no significa que no exista. Es esencial organizarse, tener recursos y poder solventar cualquiera de las causas que pueden provocar la carga mental en el trabajo, a continuación citamos algunas de las más destacadas:

  • Una de las causas que más puede incidir en la carga mental en el trabajo son las circunstancias personales de cada uno como por ejemplo: el nivel de aprendizaje, la experiencia, la edad, el estado de fatiga, las actitudes hacia dicha tarea o función y la personalidad.
  • La cantidad y la complejidad de información que recibes.
  • El nivel de carga mental puede ser mayor o menos en función del nivel de exigencia de la tarea y el esfuerzo que necesitas.


  • El tiempo en el que debes entregar un proyecto.
  • Trabajar bajo presión y a un ritmo frenético de actividad laboral.

Consejos para reducir la carga mental en el trabajo

Si quieres ser más eficiente en tu puesto de trabajo y evitar la carga mental de trabajo y sus consecuencias negativas puedes modificar una serie de cuestiones que pueden ayudarte a sentirte mejor en tu puesto de trabajo, presta especial atención:

  • Prioriza por encima de todo la organización de las tareas en función de las prioridades y las tareas más secundarias.
  • Aprende a delegar trabajo de forma efectiva.
  • Solicita un plan de formación adecuado a tu perfil profesional al departamento de recursos humanos.
  • Dile a tu jefe que tienes mucha carga de trabajo o poca y revisa la estrategia a la hora de ejecutar las tareas y repasar el flujo de trabajo.
  • Pregunta por una atención y un seguimiento necesario para desempeñar el trabajo.
  • Analiza y realiza un seguimiento de los tiempos de ejecución para reorganizar el tiempo de trabajo.
  • Reduce o aumenta la carga informativa en función de tus capacidades.
  • El rediseño del puesto de trabajo también puede facilitar un movimiento mental positivo.
  • Solicita colaboración de otros miembros del equipo.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No