- 9/03/2022

Cuando estás realizando una entrevista de trabajo, existen muchas preguntas que nos quedamos bloqueados y no sabemos muy bien qué debemos responder. En este sentido, existen algunas que nos preguntan acerca de nuestro anterior puesto de trabajo o de la empresa en la que estuvimos. ¿Sabrías como dirigir el ritmo de la entrevista? Lo que digas podría determinar si te quedas con ese puesto o no. Así pues, repasemos cómo puedes hablar de tu antigua empresa en una entrevista de trabajo.

Cómo hablar de tu anterior trabajo en una entrevista laboral

No des muchas explicaciones si no te apetece

Tendemos a pensar que estamos obligados a tener que responder todo lo que nos pregunten en una entrevista de trabajo y, en cierta medida, esto no es bueno del todo. Si no te apetece seguir hablando sobre tu anterior trabajo basta con que digas que no quieres hacerlo o, simplemente, ser escueto en tus opiniones al respecto.

No obstante, podemos correr el riesgo de que sea el propio reclutador el encargo de conocer dicha información gracias a alguna investigación. Si no quieres dar muchas explicaciones porque no te trataron de la forma adecuada, bien. En cambio, si no quieres dar explicaciones porque te despidieron, te recomendamos que muestres sinceridad, tal y como hablaremos ahora.

Sinceridad ante todo

Una empresa no quiere a un trabajador trabajando con ellos si sabe de primera instancia que no le va a ser sincero. Por esta razón, entre callar y decir la verdad, preferimos decir la verdad sobre nuestro pasado. Sin embargo, hay que tener en cuenta la circunstancia anterior, porque tampoco vamos a estar comentando aquello de lo que no nos apetece hablar.




En este sentido, recomendamos que si has sido despedido por la empresa anterior lo comentes en la entrevista indicando el motivo, el por qué y qué fue lo que aprendiste. Te recomendamos hacer una pequeña reflexión sobre las causas de tu despido y qué fue lo que te va a permitir mejorar gracias a ello. Por el contrario, si abandonaste la empresa por algún motivo, también recomendamos eches un ojo a cómo podrías sacar partido a lo que aprendiste.

Foto de SHVETS production en Pexels

Prohibido hablar mal, echar la culpa o insultar

Un fallo que suele cometer los entrevistados en esta parte de la entrevista es hablar mal de la empresa en la que estuvieron. Si vas a entrar en una empresa, lo que menos quieren los reclutadores es encontrarse con personas conflictivas, y mucho menos que hablen mal de ellos cuando te vayas. Trata, como te hemos indicado, solo de indicar aquello de lo que aprendiste.

Por otro lado, ni mucho menos eches la culpa a nadie sobre los malos objetivos conseguidos, ni insultes. Puede que, posiblemente, por esto te hagan detener la entrevista ya que estás faltando el respeto a tus ex-compañeros.

No hables genial de la empresa en la que estuviste

Si tan bien estabas en la empresa en la que estuviste, ¿qué haces aquí? Está bien que comentes qué fue lo que aprendiste y qué buscas de nuevo en esta empresa. Pero tampoco te pases glorificando la empresa, porque sino no van a ver en ti el entusiasmo que tienes por pertenecer a ella. Simplemente te vas a quedar con lo bueno de tu anterior empresa y ya está.

No te adelantes a la pregunta

Si tienes que hablar sobre tu empresa para contar tu experiencia, vale. Sin embargo, no fuerces ni te adelantes a la pregunta de "cuál es tu experiencia con tu anterior empresa" porque entonces vas a quitar oportunidad al reclutador de hacer su trabajo. Y eso no gusta a nadie.

No solo es por "quitar su trabajo", sino que puedes evitar hablar del tema mientras que el reclutador no lo saque. Si no le interesa, no te lo va a preguntar. Pero si te adelantas, quizá estás robándote tiempo a ti mismo para hablar de otras cosas que sí puedan merecer la pena.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No