- 30/03/2022

Tras empezar a trabajar en una empresa en la que estás a prueba te das cuenta que no es lo que esperabas, el ambiente laboral no es el adecuado o tus expectativas no se cumplen. Sin embargo, estás en periodo de pruebas y quieres abandonar el puesto de trabajo. ¿Puedes hacerlo? ¿Qué razones tienes? ¿Deberías notificarlo y cómo? Si no tienes ni idea de cómo hacerlo, déjanos que te echemos un cable y continúa leyendo para conocer toda esta información.




Aunque te vayas de la empresa en un periodo de prueba, no estás en la obligación de contar el porqué. Te vas porque quieres y ya. No obstante, muchas empresas se extrañan que sus empleados durante este periodo se vayan y te podrán pedir información para mejorar de cara a futuros candidatos.

En tu elección está dar ese tipo de datos o no a la persona que esté a cargo de Recursos Humanos de la empresa. Será un aprendizaje para ellos saber qué hacen mal, y agradecerán que les des tus motivos para poder mejorarlo. no obstante, te repetimos que no es algo a lo que estés obligado a decir.

Foto de SHVETS production en Pexels

Cuándo debes comunicar que abandonas la empresa si estás a prueba

El Estatuto de los Trabajadores recoge que, legalmente, no existe un tiempo mínimo como condición necesaria para pedir el cese de una actividad laboral cuando se esté en prueba, siempre y cuando esté así definido en el contrato del trabajador (ya que puede que rece como indefinido). Esto quiere decir que puedes irte de la empresa sin decir un tiempo mínimo.

No obstante, si bien no hace falta notificar en un tiempo mínimo, sí es bastante ético y de agradecer notificar a la empresa con tiempo sobre tu marcha de la misma, con tal de que le dé tiempo de contratar a alguien con tiempo suficiente. Si quieres que tu ida sea inmediata, 15 días estaría bien, aunque si el tiempo no te importa, mínimo avisa con 30 días. Antes de nada, por supuesto, te animamos a que revises el convenio vinculado a tu contrato por si alguna de las cláusulas indicase lo contrario.

Cómo comunicar el abandono de una empresa cuando estás en período de prueba

Te aconsejamos que sigas los siguientes pasos:

  • Comentárselo en privado a tu responsable superior, antes incluso que a cualquier compañero/a para evitar chivatazos.
  • Escribir a Recursos Humanos o a la atención de la empresa sobre tu marcha. Debes incluir tu nombre completo, DNI, fecha y un escrito donde recoja tu voluntad por abandonar la empresa.

Por último, te aconsejamos que agradezcas el trabajo que te ofrecieron y que no te ves capacitado de ejercer, incluso aunque sepas que no es así. Hazlo por educación y ética, presenta honestidad y respeto y, como te dijimos antes, hazles ver el motivo de tu ida. Valora aquello que aprendiste y despréndete de aquello que no hicieron bien y crees que perjudican tu carrera profesional.

Obligaciones y derechos tras abandonar una empresa en la que estabas en periodo de prueba

Las obligaciones de la empresa

Tiene 3 obligaciones principales:

  • Emisión de un certificado de empresa. Justifica que estás de nuevo en desempleo y por qué (baja voluntaria). Este documento tiene un plazo de 10 días desde la comunicación de la baja voluntaria y suele llegar directo al SEPE, siendo hábil para inscribirte como solicitante de empleo nuevamente.
  • Deberás haber cotizado los días del período de prueba. Estos estarán reflejados en el informe de vida laboral, de lo contrario deberás reclamar a la empresa (ya que sino no te dieron de alta y estabas como «falso trabajador») y es un derecho tuyo y una obligación suya ya que pueden multarles.
  • Tendrán que pagarte finiquito aunque con salvedades. Recibirás la parte proporcional a las pagas extraordinarias (si no se prorratean) y la paga por vacaciones generadas y no disfrutadas. Al resto no podrás acceder pues se trata de una baja voluntaria.

Tus derechos como trabajador

Por ser tú la persona que se decidió dar de baja, no tendrás derecho a paro ni a la prestación por desempleo tras no haber superado el período de prueba de la empresa. No obstante, existen algunas excepciones que te aconsejamos que revises porque sí recibirías prestación y bajo asesoramiento legal.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No