- 12/08/2015

En ocasiones salimos de una entrevista de trabajo con la sensación de haber contestado correctamente a todas las preguntas y de ser el futuro empleado de la compañía. Pero en ocasiones, pasan las semanas y seguimos sin saber nada acerca de los resultados. Ante esta tipo de situaciones, deberemos tener en cuenta que aunque hayamos realizado muchas entrevistas laborales cada proceso de selección será diferente dependiendo de variables como el sector de la actividad de la empresa, el tipo de puesto de trabajo y la estrategia de selección de personal de la compañía. Así pues, ¿cómo saber si te han descartado en una entrevista de trabajo? ¿Qué puedes hacer al respecto si es así?

Cómo recuperar la motivación para encontrar trabajo

Cómo averiguar si te han descartado en un proceso de selección

Que hayamos enviado nuestro currículum o realizado alguna entrevista de trabajo no siempre es garantía de que vayan a llamarnos; probablemente el proceso de selección sigue abierto, están barajando otras opciones o simplemente nos han descartado.

Lo lógico es que la empresa nos dé una explicación del estado de la candidatura para notificarnos si hemos sido seleccionados, si aún está abierto el proceso o si directamente nos han descartado. Sin embargo, cuando pasan las semanas y no tenemos noticia alguna sobre el resultado de la entrevista, lo mejor que podemos hacer es un seguimiento de nuestra candidatura de empleo y preguntar directamente por el estado de nuestra candidatura.

Para ello debes realizar un seguimiento del proceso y no abandonar a la primera de cambio si no obtenemos una respuesta inmediata. Trascurridas dos semanas sin respuesta, el hecho de llamar por teléfono o enviar un email a la empresa será un signo claro de interés por el puesto de trabajo siendo un aspecto a favor de la contratación.

Cómo acabar con un bache en el trabajo

g-stockstudio || Shutterstock

"Me han descartado de la entrevista. ¿Y ahora qué?"




Después de ponerte en contacto con la empresa te han confirmado lo que más temías: ya no formas parte del proceso de selección. A partir de ahora tienes dos opciones: lamentarte porque siempre te descartan en un proceso de selección (actitud que no te recomendamos en absoluto) o ser resiliente y pensar que el hecho de no superar una entrevista no significa que estés incapacitado para desempeñar dicho puesto de trabajo o que no tengas las habilidades necesarias para poder llevarlo a cabo.

En caso de no ser seleccionados en un puesto de trabajo será recomendable que preguntemos los motivos por los que nos han descartado para mejorar en futuras entrevistas de trabajo y reconocer los puntos menos fuertes en los que debemos mejorar.

Cómo aprender de un fracaso profesional

tomertu || Shutterstock

Cómo recuperar la motivación para seguir buscando trabajo

Es normal que, ante una negativa reiterada, nuestro cuerpo se resienta y solo tengamos pensamientos negativos. Date un par de días para estar así; tres, a lo sumo. Después tendrás que cambiar el chip, renovar tu estrategia de búsqueda de empleo y ponerte manos a la obra otra vez. Eso sí, siguiendo los siguientes consejos:

Aprende de los "fracasos"

¿Por qué lo ponemos entrecomillado? Precisamente porque no encontrar trabajo no es ningún fracaso. Al considerarlo como tal, lo único que estás haciendo es poner más presión y frustración sobre tus hombros. Vale; no encontrar trabajo puede ser una auténtica faena -sobre todo si llevamos mucho tiempo intentándolo sin éxito- pero no por ello es un fracaso.

De hecho, siempre puedes enunciarlo de la siguiente manera: ¿"Cómo puedo sacar partido a mis fracasos profesionales"? De las malas experiencias se aprende, y esta no podía ser menos. Nuestro consejo es que hagas un ejercicio de introspección pienses en qué puedes haber fallado, en qué podrías haber hecho mejor en tu búsqueda de empleo y cuáles son las cualidades que puedes mejorar (ya sea puliendo alguna de tus competencias profesionales o estudiarla desde cero a través de algún curso formativo).

Hay más vida más allá de la búsqueda de empleo

Con esto queremos decirte que no dediques las 24 horas del día a buscar trabajo. Debes salir al exterior, oxigenarte, pasar tiempo con tus seres queridos sin que ello implique hablar sobre tu mala suerte para encontrar trabajo.

Pon un horario a tu búsqueda de empleo diaria, como si de una oficina se tratase. Revisa tu currículum, envía correos electrónicos, haz llamadas telefónicas y participa en eventos de networking. En cuanto cumplas tus ocho horas diarias de búsqueda activa de empleo, apaga el portátil y continúa con tu vida.

No te regodees y haz cosas que te apasionen

¿Te gusta dibujar? ¿Ir al cine? ¿Hacer puzzles? ¿Pasear al perro? ¿Tomar un café con tus amigos/a? Hazlo a menudo. Los baches y los malos ratos son inevitables, pero en nosotros está la clave para hacerlos lo más llevaderos posible. Además, al hacer actividades que nos gustan liberamos endorfinas y el proceso es mucho más llevadero.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No