5 de diciembre de 2018

El storytelling consiste en contar historias y es una de las habilidades más antiguas desarrolladas por el ser humano. Sin embargo, utilizar la técnica del storytelling en disciplinas modernas como el marketing o en la redacción de un Currículum Vitae sí es mucho más reciente. La gran fuerza del storytelling es la de conectar emocionalmente a través de una historia, con cuyos personajes y situaciones el oyente o lector puede empatizar y sentirse identificado. ¿Pero cómo aplicar esta técnica en el lenguaje de tu currículum? ¿No tienes claro cómo usar la técnica del Storytelling en tu currículum? Entonces no dudes en seguir leyendo.

ESB Professional || Shutterstock

Claves para utilizar el storytelling en tu CV

Los reclutadores leen cientos de currículums al día y dedican sólo unos pocos segundos a cada uno, a no ser que algo les llame la atención y les lleva a pararse en ellos. La técnica del storytelling en tu currículum puede ser el gancho que necesitas para que el seleccionador se fije en tu CV y lo elija como definitivo.

Para desarrollar la técnica del storytelling en tu CV debes tener en cuenta:

1. La audiencia a la que te diriges

Antes de empezar a contar tu historia, trata de ponerte en el lugar del seleccionador y de la empresa que ofrece el trabajo. Intenta hacer un estudio previo de la empresa en la que quieres trabajar pues esta información te será muy útil para acertar con la forma de aplicar el storytelling a tu CV.

Lista de habilidades blandas en el CV

2. El reto que debe superar el protagonista

Todo cuento o historia que se precie se basa en una estructura de introducción, nudo y desenlace. En la introducción se presentan a los personajes y el reto que deberán afrontar, en el nudo se desarrolla el conflicto y en el desenlace se resuelve. Pues bien, en tu CV debes identificar cuál es el problema, qué reto hay que superar: con la oferta de empleo ¿qué carencias quiere cubrir la empresa? ¿Qué es lo que buscan? La empresa tiene una necesidad y tú puedes ser un instrumento vital para solucionarlo.

3. La presentación

Puedes empezar con “¿Quién soy?” Esta es la presentación de personajes del storytelling y te toca hablar de tus aficiones y formación. Por ejemplo, puedes decir “Me encanta charlar con los amigos de cualquier tema. Mi mentalidad es abierta y siempre intento entender todos los puntos de vista…” y, con ello, ya estás transmitiendo de forma narrativa unos valores que te serán útiles para la candidatura a la que optas.

4. El desarrollo o nudo

En esta parte de la historia te tocará hablar de tu experiencia y formación pero, si se trata de contar una historia sobre ti ¿por qué no dejar que sean otros que te conozcan bien quienes la cuenten? Un ejemplo de currículum ganador con storytelling ganador es el del joven creativo David Heredia, que dejó a sus abuelos hablar sobre su experiencia y formación en un formato de vídeo CV interactivo. La naturalidad de sus abuelos y la confianza que transmiten convirtió a este CV en un insólito ganador.

5. El desenlace

Para acabar tu historia debes contar por qué quieres optar al puesto de trabajo. Utiliza vídeos, infografías en tu currículum, bocadillos como los que se utilizan en el cómic… pero lo más importante es que proporciones el adecuado broche de oro a tu historia y que hagas uso de palabras clave que te ayudarán a lograr tal propósito.

Puesto que el storytelling aplicado al CV es una aproximación innovadora que se basa en la capacidad de mostrar emociones, es una gran idea que, una vez que tengas tu historia, la pruebes con familiares y amigos antes de enviarla a las empresas. ¡Si a ellos les gusta tu historia será el banco de pruebas perfecto que necesitabas para saber que funciona!