- 14/01/2022

Te dejaron desempleado/a y, tras mucho tiempo de inactividad, vuelves al trabajo. Es normal que te desorientes los primeros días, semanas o meses, ya que hace mucho tiempo que no trabajas. Esto es algo que le pasa a muchas personas y hay que saber sobrellevarlo. ¿Sabrías cómo gestionarlo de la manera más adecuada? ¿Sabes que no a todo el mundo le sienta de la misma manera volver al trabajo después de mucho tiempo de inactividad? ¡Que el estrés no te atropelle y aquí tienes algunos consejos que te pueden servir!

💡 Comprende tu situación previa

Si estás volviendo a trabajar tras un gran periodo de inactividad, déjanos decirte, antes que nada: ¡enhorabuena!

Perder un trabajo y volver a recuperar otro tras superar ciertos momentos es complicado. Cuando nos acostumbramos a llevar una vida equilibrada entre ocio y vida laboral no nos damos cuenta, pero adoptamos una rutina que no todo el mundo sabe gestionar bien. Por ello, hoy vamos a ver qué de importante es que sepas en la situación en la que te encuentres.

Sin embargo, para que te ubiques en el presente, el primer consejo que te vamos a dar es que entiendas cuál ha sido tu situación pasada. Es decir, que sepamos las razones por las que abandonamos el trabajo anteriormente, por las que nos despidieron o por la que cesamos nuestra actividad en dicha empresa.

De esta simple pregunta entenderemos algunos motivos en los que rectificar para hacerlo bien en nuestro nuevo puesto de trabajo, así como ponerle solución a algunos de los problemas que nos surgieran (si hubiese).

Así puedes mejorar la realización de una criba curricular

Fuente || Freepik

Consejos para volver al trabajo tras mucha inactividad

Los consejos que te damos te los resumimos en la siguiente lista:


No te desactualices nunca

Ni de lo que pasa en el mercado de trabajo de tu sector, ni en los sectores vecinos ni tampoco en formación. Hay que estar siempre activos para que tengas buena actitud frente al trabajo cuando empieces a trabajar.

Cuida tu salud mental

No haber sido contratado durante mucho tiempo puede afectarte psicológicamente e incluso tener depresión, ansiedad y otros problemas emocionales. Si necesitas ir al psicólogo para controlar tus emociones o saber cómo sobrellevarlo ni lo dudes y hazlo.

Sé social

No desaparezcas de las redes sociales profesionales estés o no con trabajo. Estamos hablando de LinkedIn, la plataforma en la que puedes conectar con profesionales de tu sector y que te animamos encarecidamente a que te abras un perfil en ella.

Cuida tu autoestima

Cuando empiezas a trabajar olvidamos que nuestro autoestima puede mejorar, pero hay que saber controlar los ánimos que tenemos para no pegarnos un choque de realidad cuando no consigamos lo que queremos en un futuro o las cosas se tornen al contrario.

Cómo cambiar tu percepción de tu trabajo

fizkes || Shutterstock

Vas a tener estrés

Tanto por la situación nueva, como por periodo de adaptación como el nuevo ritmo laboral. Lo mejor es que sepas controlarlo con diferentes técnicas y que te prepares porque te puede llegar a alcanzar el estrés y este producirte ansiedad.

Participa para fomentar tu empleo

En talleres o cursos de empleabilidad que te permitan estar más seguro/a de ti mismo/a. Parece mentira, pero estas cosas suelen ayudar mucho a que la persona se sienta más cómoda de cara al futuro.

No pares de formarte ni de realizar otras actividades

No solo por desactualización como te indicamos en los consejos del principio, sino en desarrollarte profesionalmente para crearte una carrera laboral. Habilidades nuevas, técnicas por aprender y adaptaciones a nuevos recursos, todo vale.

Sé digital

Ayúdate de Internet para todo, será tu mejor aliado. Ahí podrás encontrar charlas y encuentros online con otros profesionales aunque, si la circunstancia lo permite, sal y conoce a las personas en la vida real.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No