10 de abril de 2018

Lo primero que se nos viene a la mente cuando pensamos en el paro es la búsqueda activa de un nuevo empleo. Y es que es lógico, si nos hemos quedado sin trabajo, que ocupemos la mayor parte de nuestro tiempo en buscar uno nuevo. No obstante, aunque no debemos dejar de lado esta actividad, será muy positivo que la combinemos con otras muchas que se pueden hacer mientras estamos en paro. El objetivo de ello es complementar las técnicas de búsqueda de empleo con otras acciones que pueden ayudarnos a encontrar trabajo. Así pues, ¿qué puedes hacer si estás en el paro? Presta especial atención.

Qué hacer si buscas trabajo

Kues || Shutterstock

¿Qué hacer si estás desempleado?

Estas son las 8 cosas que puedes hacer si estás en paro, y que te ayudarán tanto a encontrar trabajo como a no rendirte en el intento:

1. Haz networking

Acudir a congresos o ferias, hacer un buen contacto a través del Networking, tener reuniones con antiguos compañeros, formar parte de diferentes grupos profesionales o sociales… Sin duda son cuestiones que pueden ayudarte a encontrar nuevas oportunidades laborales, pero también pueden estar enfocadas a otros objetivos no profesionales. La cuestión es ‘moverse’.

2. Sé activo en redes sociales

No dejes que el aburrimiento o la apatía se apoderen de ti y de tu actividad digital. Aprovecha que tienes tiempo libre para conectar con gente afín, compartir contenido interesante o incluso crear el tuyo propio, a través de un blog personal o profesional. Las redes sociales y la búsqueda de empleo van de la mano.

3. Invierte en formación

Si tienes suficientes recursos, es el momento perfecto para hacer un máster o un curso y, si no te lo puedes permitir, hay numerosas asociaciones y plataformas que ofrecen cursos online totalmente gratuitos.

4. Apúntate a actividades de voluntariado

Es algo que no cuesta dinero y puede aportarte mucho. Sentir que ayudas a los demás o que contribuyes a una causa puede hacer que te des cuenta de que, en el fondo, tienes mucha suerte. Al mismo tiempo, se produce una sensación de satisfacción y autorealización que muchas veces no se encuentra en el propio puesto de trabajo. Además, es probable que muchas empresas valoren la inclusión del voluntariado en el currículum de forma muy positiva.

5. Viaja

De nuevo, aquí los recursos disponibles jugarán un papel muy importante, aunque no tiene porque tratarse de un viaje a todo lujo al extranjero. Con una mochila y un billete de autobús puedes disfrutar de los mismos beneficios, que son la evasión, la desconexión y el enriquecimiento cultural y personal.

¿Debo poner los viajes que he realizado en mi currículum?

Olena Yakobchuk || Shutterstock

6. Practica deporte

Seguro que era uno de tus objetivos cuando tenías trabajo, pero te faltaba tiempo. ¿Por qué no aprovechar las horas libres para practicar tu deporte favorito o apuntarte al gimnasio? Tu cuerpo te lo agradecerá, y tu mente mucho más.

7. Disfruta de tus aficiones y realiza actividades creativas

Igual que el deporte, las aficiones también suelen quedar en un segundo plano cuando tenemos un trabajo que nos ocupa la mayor parte del día. Por ello, este es el momento de retomarlas, y también de dedicar unas cuantas horas a la semana a realizar actividades creativas, que activarán la mente y la imaginación.

8. Valora la opción del autoempleo

Quizá lleves tiempo dándole vueltas a una idea, pero mientras tenías trabajo parecía algo descabellado. Ahora no tienes mucho que perder y quizá sea el momento perfecto para tratar de emprender y no quedarte con la duda. Aunque el autoempleo supone un enorme esfuerzo, merece la pena intentarlo. Y no te preocupes por si no sale bien, solo tendrás que volver al inicio de la lista.

Como decíamos, lo más importante cuando se está en paro es buscar trabajo. Pero no es lo único que se puede hacer y este artículo es una muestra de ello.