- 25/10/2018

Efectos del desempleo

Nong Mars || Shutterstock

¿Eres un o una joven en busca de tu primer empleo? ¿O quizás te has quedado en paro siendo mayor de 45? Si estás en uno de estos colectivos, es probable que hayas notado el desempleo es una realidad que sigue acechándonos incluso después de la crisis económica de hace algunos años. El desempleo, especialmente aquel que se prolonga en el tiempo, tiene unos efectos concretos para aquellos que lo padecen. Las exigencias del mercado laboral, mal que nos pese, tienden a impactar con mayor fuerza en determinados colectivos. Vencer al desánimo es crucial si nuestro objetivo es encontrar trabajo pero ¿sabías que en función de tu condición, existen diferentes mecanismos impulsadores para la búsqueda de empleo?

¿Cómo afecta el desempleo a los jóvenes?

El desempleo puede afectar a los jóvenes de diversas formas, tales como:

  • Retraso o impedimento de la emancipación
  • Disminución de la motivación para el logro
  • Desorientación respecto a la identidad social
  • Deterioro en las relaciones paterno-filiales
  • Prolongación de la formación sin un fin específico
  • Aceptación de trabajos precarios

Además, según el sindicato UGT, la juventud no puede hacer frente a los precios de la cesta de la compra por las constantes subidas del IPC, mientras que los salarios en términos reales se mantienen estancados o decaen.

A nivel psicosocial, diversos estudios han mostrado que los jóvenes que acaban sus estudios y no encuentran un empleo tienen un alto riesgo de sufrir trastornos psíquicos menores, mientras que aquellos otros que encuentran trabajo tienen una mejor salud mental, demostrándose que es la experiencia del desempleo lo que causa dicho deterioro y no una previa salud mental deficitaria la causante de no encontrar trabajo. Igualmente y, aunque la tendencia a la precariedad y flexibilidad en el mercado de trabajo puede afectar de manera negativa a todos los colectivos, suele incidir de manera más severa en los jóvenes, y sobre todo en los menos formados.

Cómo reducir un currículum en una única hoja

GaudiLab || Shutterstock

¿Cómo revertir la situación para encontrar empleo siendo joven?

Lo primero que debes tener en cuenta si eres joven, es saber como elaborar adecuadamente un currículum vitae sin experiencia para potenciar tu candidatura a diferentes empresas. También es imprescindible que empieces a conocer el mercado laboral, por lo que te recomiendo acudir a ferias de empleo siempre que puedas. Además, antes de enviar tu currículum, asegúrate de a quién debes dirigirlo según la empresa: utiliza tus conocimientos como nativo digital para averiguarlo (redes sociales, webs, directorios...) y de este modo personalizar al máximo tu candidatura.

Otra estrategia interesante es desarrollar tu marca personal desde cero. No tienes experiencia, vale, pero eso no significa que no sepas hacer cosas y tengas talento. Demuestra tus habilidades al mundo a través de las múltiples posibilidades on line que tienes a tu alcance.

En cuanto a plataformas de empleo para buscar trabajo, te recomiendo te enfoques a las que están más dirigidas hacia tu perfil, como Student Job, donde se publican ofertas de empleo para jóvenes recién graduados. Apuntarte a la bolsa de empleo de tu Universidad o centro de estudios, siempre puede ser positivo, ya que normalmente en estos lugares encontrarás ofertas específicas y relacionadas con tu sector profesional.

Por último, te recomiendo inscribirte en el sistema de Garantía Juvenil. Podrás beneficiarte de diferentes servicios gratuitos como orientación laboral, formación para el empleo y además, sustentarás atractivas ayudas y subvenciones para las empresas que contratan jóvenes beneficiarios de este sistema.

 

¿Cómo afecta el desempleo a los mayores de 45?

Las personas mayores de 45 se configuran como un colectivo con especiales dificultades de inserción en el mundo laboral. Esto no sólo se debe a la edad, sino también a un posible desfase sobre las exigencias que plantea el mercado de trabajo.

Si te encuentras en este colectivo, seguramente hayas experimentado lo siguiente:

  • Pérdida de autoestima
  • Sentimiento de inutilidad
  • Serias dificultades para encontrar un nuevo empleo
  • Sensación de derrota profesional que se expande a otras esferas, como la familiar
  • Ser perceptor de larga duración de prestaciones o subsidios que no suplen las necesidades personales o familiares mientras se encuentra trabajo.
  • Desorientación y paralización (especialmente si has ocupado el mismo puesto de trabajo durante muchos años)




Debemos tener presente que en este grupo de edad es donde se dan mayores responsabilidades familiares y en donde la pérdida de empleo, trae consigo también pérdida de relaciones sociales del trabajo, además de una desestructuración en la organización del tiempo.

Las novedades de la ayuda para parados mayores de 52 años

goodluz || Shutterstock

¿Cómo revertir la situación para encontrar empleo si tengo más de 45 años?

Aunque pueda parecer misión imposible, se puede encontrar trabajo siendo mayor de 45. Lo principal si acabas de perder tu puesto de trabajo es que reiniciarse en la búsqueda de empleo lo antes posible. Es importante conocer y estar abierto a las nuevas circunstancias del mercado laboral. Es posible que palabras como flexibilidad, movilidad geográfica, polivalencia, adaptación a los cambios, etc. figuren en gran parte de las ofertas de empleo que encuentres. Por tanto, estar abierto al cambio a realizar nuevos cursos de formación para reciclarse y mantener una actitud de ocupación deben estar presentes para ti en esta nueva etapa.

Clave en esta fase es activar tu red de contactos y aprovechar el networking: hazle saber a todo aquel que conoces que estás buscando trabajo y qué tipo de trabajo. Es muy posible que alguno de tus conocidos tenga en su mano ayudarte a conseguir el trabajo que estás buscando. Recuerda que más de la mitad de las nuevas contrataciones no son publicadas y se cubren a través de contactos directos.

También deberás ser consciente que es difícil encontrar un trabajo que iguale las condiciones al del último que has tenido. Esto viene supeditado a que elementos como la antigüedad no se tendrán en cuenta en tu nómina. Tampoco otros beneficios sociales de los que disfrutaras, al menos al principio de la relación laboral. Por tanto, te aconsejo que si es necesario, aceptes trabajos que no coincidan exactamente con tu trayectoria y paralelamente, seguir buscando trabajo. Es mucho más fácil encontrar un buen empleo desde la actividad que desde el paro.

Si te encuentras en un estado de bloqueo o paralización, te recomiendo realizar estos ejercicios de autoconocimiento para la búsqueda de empleo. Puede que te sean útiles en esta nueva etapa de tu vida profesional e incluso te hagan plantearte la opción de convertir tus conocimientos en autoempleo.

 

¿Cómo afecta el paro a las mujeres?

Aunque las diferencias entre hombres y mujeres en materia laboral son cada vez menos acusadas, el rol tradicional de la mujer todavía sigue afectando, ya que las situaciones de precariedad en el trabajo afectan más a las mujeres y la tasa de desempleo es mayor. Si a esta realidad se suma haber sido víctima de violencia de género o doméstica, la situación se torna aún más complicada.

Si como mujer te encuentras recientemente en situación de desempleo o llevas así una temporada, es probable que las características que voy a definir a continuación te resulten familiares:

  • Sensación de derrota que se expande al medio de vida familiar
  • Disputas en el entorno familiar respecto a si seguir o abandonar la búsqueda activa de empleo
  • Sentimientos de inutilidad
  • Sentimientos de hostilidad y resentimiento; conciencia y percepción de "víctima en un mundo injusto"  que conlleva a una situación de indefensión aprendida.
  • Ostracismo, aislamiento social, limitación de oportunidades de interacción...
  • Ser perceptora de ayudas o subsidios que no suplen y limitan la búsqueda de empleo.

 

Qué puedo hacer para conocerme como profesional

fizkes || Shutterstock

¿Cómo revertir la situación y encontrar empleo si soy mujer?

Al igual que para el caso de los mayores de 45, te recomiendo no hacer pausas en lo que a búsqueda de empleo se refiere. Es importante estar activa y orientada al objetivo de encontrar trabajo constantemente. Recuerda: buscar trabajo es una ocupación en sí, por lo que pauta unos horarios al día donde te dediques exclusivamente a este cometido. También es importante saber manejar adecuadamente el discurso para una entrevista de trabajo. De esta forma, estarás preparada para enfrentarte a todo tipo de preguntas en el proceso de selección que no te pillarán de sorpresa y tu speech puede marcar la diferencia y presentar una clara ventaja competitiva respecto a otros candidatos.

Investiga las ayudas y subvenciones para empresas de los colectivos que encajen en tu perfil y dirígete hacia ellas. También puede ser interesante postular a través de fundaciones creadas específicamente para facilitar la inserción profesional de determinados colectivos, como es el caso de la Fundación Adecco.

En cuanto al entrenamiento, puedes utilizar la técnica del espejo, que consiste en preguntar a amigos y familiares cómo te ven ellos y qué es lo que más destacan de ti. Hay competencias clave que se nos pasan por alto y pueden representar un factor diferencial en la andadura de conseguir empleo.

Por último, te recomiendo acercarte a una de las lanzaderas de empleo que pueda haber en tu zona. Este tipo de programas pueden proporcionarte todas las herramientas que necesitas para la búsqueda de empleo y además, son gratuitas.

 

 

Sea cual sea tu situación de partida, recuerda mantener una actitud positiva y no dejarte vencer por el desánimo. El trabajo que necesitas está ahí fuera; solo tienes que encontrarlo.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No